Destacados
A fondo
Ressonàncies tètriques (II)
Segon lliurament d'aquest acurat estudi sobre els elements macabres i luctuosos que envolten Alcoi, les seves tradicions i la seua història
Llorens Ferri (1977): Inquisidors irritat, oli sobre tauler 29’5 x 29’5 cm. Fragment
Qüestions prèvies Si a Ressonàncies tètriques (I de IV) vam tractar La cançoneta dels cochillets i els personatges de les Mananes hui continuarem amb Còlera letal reivindicativa alcoiana. Més avant, a les restants Ressonàncies tètriques tractarem les categories estètiques al voltant de la mort i ens aproximarem a l’estètica alcoiana. També, ens posarem tragicòmics amb […]
A fondo
Ressonàncies tètriques (I)
Un acurat estudi sobre els elements macabres i luctuosos que envolten Alcoi, les seves tradicions i la seua història
Llorens Ferri (1966), Velles I, oli sobre paper 40 x 30 cm (Premi VI Saló de Tardor d’Alcoi) Fragment
On no hi ha sang, no hi ha botifarres” (1), Alcoi. Qüestions prèvies  Ja no corren els anys setanta ni huitanta del segle XX. Ara s’aproximen els anys vint del segle XXI. Tampoc no tenim memòria directa ni de finals del XIX ni de la guerra ni de la postguerra a penes. Ara tenim la […]
A fondo
El olor de la indefensión
Viktor Frankl discursa que, donde todo es indefensión, también queda espacio para la propia decisión
Te despiertas entre gritos, ahogado entre la gente, con los pies entumecidos y la piel de las manos completamente resquebrajada. Estás sangrando, no sabes por dónde; apenas reconoces el dolor, sólo tienes la oportunidad de identificar algunas manchas de ese pegajoso líquido rojo dispersas a lo largo y ancho de la fragmentada tela que pretende […]
A fondo
Hablemos de diseño
Olvidemos por un momento lo que sabemos de él, exploremos otras alternativas, dejando de lado la famosa frase, 'es de diseño', para justificar y generalizar acerca de esta disciplina

Al escuchar la palabra diseño sentimos cierto recelo, nos asusta, pensamos que se trata de algo que no entendemos, con un precio muy por encima de su valor real y destinado a un ámbito elitista. Esto es sólo una parte del diseño, exploremos otros horizontes.

Partamos desde el principio, el diseño está hecho por personas y para las personas, así de sencillo resulta empezar a hablar de esto. Sin embargo, no resulta tan sencillo plantear unas bases con las que diseñar de forma responsable.

Hace ya casi dos décadas del “Manifest de Barcelona” – Enzo Mari (1999). Donde se expresaba la necesidad de que el diseño volviera a sus orígenes utópicos, de la implicación de las personas y la ética del diseño, equiparándolo al Juramento Hipocrático, donde se jura un contenido ético y orientativo a la hora de ejercer la medicina.

La educación supone un pilar fundamental para el diseño, no se trata de fabricar personas creativas, que dibujen, realicen y luego vendan. Esta formación, aparte de ofrecer unas herramientas para concebir resultados, debe enseñar unos valores con los que proyectar. El diseño y la educación, tanto de profesionales y usuarios deberían tender lazos, que exista un acercamiento para hacer buen diseño.

Con la premisa de que se debe diseñar a favor de la cultura, intentar y conseguir reflejar en esta el valor social que todo proyecto debe tener. Al final el diseño es un reflejo del mundo, forma parte de él, y se debe ser conscientes del mensaje que transmite.

Se puede llegar a considerar que el diseño sufre patologías, en algunos casos, no se prioriza a la entidad humana, se queda en un segundo plano. No se puede permitir, el diseño sirve de forma universal a toda la población, da igual su poder adquisitivo o su condición. Parece una auténtica locura que exista un sinfín de profesionales proyectando para un porcentaje muy reducido del planeta.

El papel del diseñador debe ser la de intermediario entre el usuario y el producto, no se trata de trabajar para el destinatario, se trata de trabajar junto al usuario, conseguir que deje de ser un consumidor pasivo y hacerle participe en el proceso de creación. Dándole pie a que no sólo adquiera diseño, por el contrario, que lo sienta como propio y desarrolle un vínculo emocional con el resultado. Dejemos de lado el individualismo, de que el diseñador sea una especie de estrella de rock, apostemos por un diseño colectivo, participativo que difumine las fronteras, grupos de trabajo para solucionar problemas.

Lo expresado anteriormente son unos valores, un punto de vista desde donde abordar el diseño y su relación con el ser humano. Esta perspectiva, entiende unas bases a la hora de diseñar, apoyándose en el compromiso y la dedicación, con el objetivo de intentar dejar un mundo mejor al que hemos encontrado.

Quitémonos la venda de los ojos, el diseño es un campo muy amplio, lleno de oportunidades y con profesionales dispuestos a hacer proyectos éticos, universales y al alcance de todas las personas.

Bibliografía_

  • Cuando todos diseñan, Ezio Manzini, 2015, ISBN: 978-8494481703
  • Manifiesto de Barcelona, Enzo Mari, 1999
¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario