Destacados
Diccionari de butxaca
Refetot
Palabra que usan los alcoyanos para evitar llamar gordos a los gordos
Hoss Cartwright era un hombre refetot, que no pudo evitar que se le conociera popularmente como el Gordo de Bonanza
Cuando los alcoyanos nos encontramos con una persona obesa y no queremos utilizar el calificativo ofensivo de gordo, utilizamos una palabra que supone una de las obras cumbre de nuestra capacidad para crear eufemismos: refetot o refetota, según el sexo del sujeto en cuestión.
Diccionari de butxaca
Flitar
¿Qué quiere decir un alcoyano cuando dice ‘fes el favor de flitar el menjador amb el flitaor?
Se conoce como flitar a la acción de lanzar flit, fli o flis con un flitaor; siendo el flit un aceite venenoso inventado por el químico Franklin C. Nelson que desde 1923 se utilizó para matar de manera doméstica moscas y mosquitos, pero también todo lo que se movía, incluyendo los alveolos pulmonares de los […]
Diccionari de butxaca
Donar pena
Lejos de estar relacionadas con la tristeza, estas dos palabras son en Alcoy un extraño sinónimo de molestia
Escuchándonos hablar, cualquier observador foráneo llegará a la errónea conclusión de que los alcoyanos somos una gente con una irrefrenable tendencia a la tristeza y con una enfermiza capacidad para ver el lado más negro de la vida. Esta confusión procede del abuso de la construcción gramatical “donar pena”;
Diccionari de butxaca
Arreglaets
Diccionari de butxaca
Peixot
Diccionari de butxaca
El metabolisme
Diccionari de butxaca
Amargor
Es un concepto climatológico que se usa para referirse a un frío extremo y especialmente molesto
Jack Nicholson se enteró de lo que era la amargor durante el rodaje de "El resplandor"

La capacidad de los alcoyanos para traspapelar significados de palabras es infinita. El término amargor se utiliza en el lenguaje normal para describir un sabor o un estado de ánimo depresivo; en Alcoy, no: en esta extraña ciudad la amargor es un concepto climatológico que se usa para referirse a un frío extremo y especialmente molesto.

“No hace frío, hace amargor”. Esta frase críptica se puede escuchar de boca de muchos alcoyanos cuando el invierno aprieta; en esos momentos terribles en los que cruzar un puente de San Jorge es un deporte de riesgo, que puede acabar en neumonía. La amargor (así, en femenino) es un concepto que va mucho más allá de la mera bajada de temperaturas. Cuando un alcoyano dice que hace amargor tiene que acompañar la afirmación con el mismo gesto de dolor que tenían los soldados de Napoleón cuando se retiraban de Rusia. Cuando hace amargor las madres alcoyanas envuelven a sus hijos con toneladas de anoraks, bufandas, guantes y gorros de lana. Todo es poco para afrontar  esta pesadilla de la meteorología.

Hay que señalar que los meteorólogos locales no han logrado ponerse de acuerdo en su definición del concepto amargor. La versión que cuenta con más partidarios señala que la amargor es una combinación de temperaturas inferiores a los 3 grados y de vientos de componente norte. Otros sectores de la ciencia meteorológica afirman simplemente que la amargor no existe, señalando que es solamente un término gramatical equivalente a la expresión castellana de hace un frío del carajo.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario