Destacados
Diccionari de butxaca
Genterola
Es un insulto grupal, que quiere mostrar el rotundo desprecio hacia un colectivo
Al Capone y sus amigachos, un ejemplo clásico de genterola
La versión alcoyana del clásico castellano gentuza es una palabra muy sonora, que despierta en el oyente resonancias italianas. Hay que subrayar un dato importante: cuando un alcoyano habla de genterola está utilizando un insulto grupal, un calificativo con el que quiere mostrar su rotundo desprecio a un determinado colectivo con el que es conveniente […]
Diccionari de butxaca
Garibaldino
Un curioso sustantivo alcoyano que relaciona la gamba común con los soldados voluntarios que lucharon por la unidad de Italia
Dícese de los soldados voluntarios que lucharon en las tres guerras por la  independencia y unidad de Italia al mando de Giuseppe Garibaldi (Niza, 1807-Caprera, 1882) En Alcoy además es la denominación oficial que reciben las gambas con gabardina, tapa muy popular en el estado español, tanto como la corrupción o la sequía. La pregunta […]
Diccionari de butxaca
Tapó de bassa
Metáfora cruel que usamos los alcoyanos para describir a los hombres bajitos
Mickey Rooney no levantaba un palmo del suelo y es un clásico de Hollywood
Metáfora inusualmente cruel y despectiva que usamos los alcoyanos para describir a hombres bajitos pero con una constitución física muy robusta. La comparación no es gratuita: el tapón de una balsa (de riego o de una piscina municipal) es un elemento de gran solidez cuya principal función en esta vida es evitar que se escape […]
Diccionari de butxaca
Collonera
Diccionari de butxaca
Enxancamallat/ada
Diccionari de butxaca
Racuela
Diccionari de butxaca
Aspolsó
El aspolsó es una reacción verbal violenta ante una pregunta inoportuna

A mitad de camino entre la bronca y el exabrupto, el aspolsó es una reacción verbal violenta ante una pregunta o una afirmación inoportuna. El insigne actor Fernando Fernán Gómez dictó un clase magistral del arte del aspolsó el día que mandó a la mierda a grito pelado (ante la presencia de las cámaras de la televisión) a una periodista empeñada en plantearle un asunto que a él no le apetecía.

Una persona aspolsá es un tipo con mal carácter y con una lengua viperina, capaz de responder las preguntas más inocentes con frases agresivas cargadas de mala leche. El aspolsat es un personaje con pocos amigos, ya que sus desmesuradas agresiones verbales resultan muy difíciles de soportar y estar a su lado resulta un auténtico suplicio. El aspolsat siempre está cabreado y siempre encuentra algún motivo para quejarse de algo. Sus víctimas son todas las personas que hay a su alrededor por motivos de trabajo o familia; unos santos, que han de hacer grandes esfuerzos para reprimir las ganas de mandarlo a tomar por el culo o de pegarle dos bofetadas.

Hay que señalar, no obstante, que el aspolsó administrado en pequeñas dosis puede ser una práctica altamente saludable. Expertos en psiquiatría alcoyana recomiendan su uso en caso de encontrarse con alguien especialmente pesado o molesto. Un aspolsó a tiempo nos puede evitar muchos males en el futuro.

Aunque hay disparidad de opiniones, los especialistas señalan que la palabra en cuestión puede proceder del término aspolsaor, un olvidado artículo del hogar que se utilizaba para quitar el polvo en la casa. Era una especie de látigo de nueve colas, formado por un mango de madera y por una serie de tiras de cuero, y su uso era muy sencillo: había que golpear los muebles con saña asesina hasta que de ellos desapareciera la última mota de suciedad. El aspolsaor es hoy pura arqueología industrial, ya que en los años setenta del pasado siglo sucumbió ante un artefacto mucho más pacífico: la aspiradora.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario