Destacados
Diccionari de butxaca
¡La Puri…!
Interjección de origen misterioso, que expresa sorpresa o admiración
Dos chicas del Puntet a punto de pronunciar un ¡La Puri..¡ monumental tras ver el ver vestido de Carolina Herrera que se ha comprado una amiga
Estamos ante una de las más singulares interjecciones alcoyanas. Se trata de una exclamación de sorpresa y de admiración, cuyo origen no acaba de estar claro. Hay especialistas que consideran que esta construcción es un apaño con el que se intentan esconder las referencias blasfemas al dogma católico de la Purísima Concepción. Otros estudiosos hablan […]
Diccionari de butxaca
Desbotifarrar
En Alcoy las cosas no se aplastan, ni se despachurran, ni se destrozan, ni se descomponen, ni estallan, revientan o explosionan. Se desbotifarran
Edificio desbotifarrado tras un violento terremoto
Desbotifarrar es un verbo de uso muy extendido en el territorio alcoyano, especialmente en su forma reflexiva desbotifarrarse, que deriva de la palabra catalana esbotifarrar que, a su vez, deriva de butifarra (tripa de cerdo rellena de carne y tocino y condimentada con especias) y que, por extensión, designa todo aquel envase o envoltorio cuya ‘tripa’ incapaz de […]
Diccionari de butxaca
Anxorlarse
Un verbo alcoyano con carga positiva y negativa, que se puede traducir por embobarse, distraerse o quedarse extasiado
Las fans de los Beatles se quedaban anxorlaetes cada vez que aparecían los chicos de Liverpool
Verbo de múltiples significados, cuyo origen es difícil de establecer. Hay quien atribuye la palabra a la existencia de un legendario personaje llamado Xorla, conocido por sus escasas luces y por su tendencia al ensimismamiento. Literalmente, una xorla es una de las denominaciones menos usadas de un pescado más conocido como palometa; aunque dadas las […]
Diccionari de butxaca
Chaufer
Diccionari de butxaca
Batidor
Diccionari de butxaca
Birlo
Diccionari de butxaca
Averiguarse
Cómo poner patas arriba el significado real de un verbo

Un marido alcoyano espera nervioso a su mujer y mira de forma insistente el reloj. Faltan pocos minutos para una cita fuera de casa y la buena señora se toma el asunto con calma. Mosqueado por la espera y por el presumible retraso, nuestro protagonista insta a su santa a darse prisa, mientras ésta le responde  con un  “tranquil, Jordi, que estic acabant d’averiguar-me”.

Nos hallamos ante un ejemplo prototípico de la capacidad que tenemos los alcoyanos para poner patas arriba el lenguaje. En nuestra ciudad los funcionarios del Cuerpo Superior de Policía abren diligencias para averiguar quién ha sido el autor de un robo; mientras, las amas de casa “averiguan” un arroz  de circunstancias con cuatro trozos de carne y un puñado de alcachofas que les quedaban en la nevera.

Si Xavi Castillo elevó a categoría de arte el significado del concepto inquisitivo de la palabra averiguar con su espectáculo “Veriueu-ho”; los alcoyanos de más edad siguen dándole un uso absolutamente atípico al verbo y generando la confusión de aquellas personas que desconocen las peculiaridades de nuestro extraño slang. En Alcoy la gente coge la escoba y la bayeta para averiguar la casa, las señoras de postín se averiguan el cabello antes de ir a misa de doce y hasta los chonis del tuning le pegan una averiguaeta a sus yundais con aspiradora y abrillantador antes de irse de traca a cualquier discoteca de la costa.

En esta extraña comunidad perdida entre montañas, una mujer “mal averiguà” o un hombre “mal averiguat” son sinónimos de pobreza rampante, de dejadez en el vestir y hasta de falta de higiene personal.  Antes de salir a la calle, los alcoyanos estamos obligados a averiguarnos correctamente, a aplicarnos un minucioso proceso de acicalamiento, que nada tiene que ver con aquellas preguntas clásicas que decían ¿quién soy?, ¿de dónde vengo? y ¿a dónde voy?.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario