Destacados
Diccionari de butxaca
Pelilo
Pelilo es una de las muchas palabras que los alcoyanos usan para referirse al órgano masculino que sirve para miccionar y, ocasionalmente, para copular
Pelilo dentro de una pelila haciendo el pixorrot
Aparte de ser una marca de pulseras, collares y complementos Pelilo Diseños con sede en el Puerto de Cartagena (para que luego digan que los murcianos no son raros), pelilo es una de las muchas palabras que los alcoyanos usan para referirse al órgano masculino por antonomasia, tales como: pardal, boniato, níspero, fava, botifarra o […]
Diccionari de butxaca
Maldecap
Palabra creada con la fusión de otras tres para definir a aquellas personas con una habilidad innata para generar malestar en su entorno
He aquí una curiosa creación lingüística, cuyo origen surge de la fusión de tres palabras distintas en una sola. En Alcoy tener mal de cap es (como en todos los lugares de habla valenciana) sufrir un problema sanitario más o menos doloroso, que afecta al área craneal y que viene provocado por algún tipo de […]
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención
Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.
Diccionari de butxaca
Enviscà
Diccionari de butxaca
Sofar
Diccionari de butxaca
Arropar
Diccionari de butxaca
Bossar /arrojar
Cada vez que vomita, un alcoyano se ha de enfrentar con este peliagudo dilema semántico

Cada vez que a un alcoyano se le presenta un grave problema digestivo y se ve obligado a echar la pota, se enfrenta al mismo dilema semántico: no sabe si bossar o arrojar. Los dos verbos sirven aquí para definir la acción de expulsar por la boca de forma violenta cosas asquerosas procedentes del estómago y de otros rincones más ocultos del cuerpo humano. En el resto del mundo, la gente lo tiene más fácil: vomitan y punto pelota.

Habría que hacer un profundo trabajo de campo para averiguar los matices que separan el uso de estas dos expresiones verbales. Aunque la lingüística no es una ciencia exacta, a base de observación, este diccionario ha podido averiguar que la fórmula arrojar se utiliza en un tono más bondadoso y empático con el arrojante. Las madres acuden a la consulta del médico y le plantean situaciones como ésta: “el niño se comió de cena doce coquetes fregides con espinacas y se bebió entera una botella de fanta de naranja de litro y se ha tirado toda la noche arrojando…el pobret”. También es un término que se utilizaba mucho hace unos años en los viajes; cuando no existían las autovías, en los coches familiares se escuchaban frases del estilo “Manolo, para cuando lleguemos al final del puerto de Salem, que la abuela y los niños están a punto de arrojar”.

El concepto bossar tiene una evidente carga negativa, ya que su uso supone que la víctima del malestar estomacal es el principal culpable de su penosa situación. No es extraño encontrar en Alcoy a pacientes esposas que se quejan públicamente de su marido en términos claramente descalificativos “el sinvergüenza, se tiró toda la noche bossando en el wáter después de irse de cena de empresa con los amigotes…y yo ahí, toda cabreada dándole al mocho para quitar la ampastrà”. El verbo bossar tiene una profunda carga despectiva y se usa en un claro tono de condena “la otra noche, cuando se habían acabado les entraetes, vi a Fulanito bossando en un portal de la calle Santa Rita, siempre te dije que era un bala perdida”.

Hay que subrayar un dato importante: tanto bossar como arrojar son verbos que se utilizan cuando la expulsión violenta de materiales se hace a través de la boca. Cuando el orificio de salida es otro, los términos gramaticales son mucho más guarros. Ustedes ya me entienden.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario