Destacados
Diccionari de butxaca
Maldecap
Palabra creada con la fusión de otras tres para definir a aquellas personas con una habilidad innata para generar malestar en su entorno
He aquí una curiosa creación lingüística, cuyo origen surge de la fusión de tres palabras distintas en una sola. En Alcoy tener mal de cap es (como en todos los lugares de habla valenciana) sufrir un problema sanitario más o menos doloroso, que afecta al área craneal y que viene provocado por algún tipo de […]
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención
Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.
Diccionari de butxaca
Enviscà
El concepto sirve para describir un desastre especialmente pringoso y maloliente
Jugadores de fútbol americano disfrutando de una enviscà deportiva
He aquí otra de esas magníficas metáforas alcoyanas, cuyo uso sirve para enriquecer el lenguaje con todo tipo de matices. Enviscà (pronúnciese con a de Anriqueta) es una palabra que sirve para describir un desastre que afecta a una o a varias personas; es una empastrà especialmente pringosa y maloliente.
Diccionari de butxaca
Sofar
Diccionari de butxaca
Arropar
Diccionari de butxaca
Guapet
Diccionari de butxaca
Canyaret
Situación dolorosa o molesta, que se prolonga en el tiempo
El comandante Fidel Castro en medio de un canyaret cubano

Aunque oficialmente significa escándalo o disputa a gritos, en Alcoy se utiliza el término canyaret para referirse a situaciones dolorosas o molestas que se prolongan en el tiempo. Si al salir de casa, su vecino le propina un fuerte golpe en la cabeza con una cachiporra estaría usted ante la clásica agresión con objeto contundente; si este energúmeno intenta descalabrarlo sistemáticamente todas las mañanas: no lo dude, está sufriendo usted un canyaret y debe poner el caso en conocimiento de las fuerzas del orden.

Recurriendo a las ricas metáforas religiosas, enfrentarse a un canyaret se parece mucho a padecer un Vía Crucis o a pasar las de Caín. En los tres casos, nos encontramos ante una persona que se enfrenta a múltiples sufrimientos, que se reiteran en el tiempo y que siempre van a peor. Como todas las cosas malas de esta vida, el canyaret se sabe cuándo empieza pero nunca cuándo termina. Hay dos formas de enfrentarse a la desgracia de un canyaret: las personas más estoicas lo aguantan con resignación y esperan a que pase; los más activos se sublevan e intentan por todos sus medios frenar esta espiral tan dramática.

El concepto canyaret es muy amplio y cubre prácticamente todas las facetas del alma humana. Alcoy es una ciudad tradicionalmente bien provista de este tipo de enredos molestos e interminables. Tenemos canyarets urbanísticos de gran tonelaje, como el parking de la Rosaleda o el proyecto de polígono de la Canal. Hay canyarets festeros, como el lío de la Trilogía en fin de semana, que llevan décadas llenando páginas de periódicos, tertulias de bar y juntas de filà. Nuestro casco histórico es un canyaret en sí mismo; un pozo sin fondo en el que a lo largo del último medio siglo se han sucedido los desastres uno detrás de otro y en el que apenas pasa nada bueno. Viajar hasta València en la línea Alcoy-Xàtiva es un ejemplo paradigmático de canyaret ferroviario. Y hasta actos tan cotidianos como andar por la calle de San Nicolás se convierten en un canyaret cada vez que llueve y el mármol mayestático de las aceras se transforma en una pista de patinaje.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario