Destacados
Diccionari de butxaca
Genterola
Es un insulto grupal, que quiere mostrar el rotundo desprecio hacia un colectivo
Al Capone y sus amigachos, un ejemplo clásico de genterola
La versión alcoyana del clásico castellano gentuza es una palabra muy sonora, que despierta en el oyente resonancias italianas. Hay que subrayar un dato importante: cuando un alcoyano habla de genterola está utilizando un insulto grupal, un calificativo con el que quiere mostrar su rotundo desprecio a un determinado colectivo con el que es conveniente […]
Diccionari de butxaca
Garibaldino
Un curioso sustantivo alcoyano que relaciona la gamba común con los soldados voluntarios que lucharon por la unidad de Italia
Dícese de los soldados voluntarios que lucharon en las tres guerras por la  independencia y unidad de Italia al mando de Giuseppe Garibaldi (Niza, 1807-Caprera, 1882) En Alcoy además es la denominación oficial que reciben las gambas con gabardina, tapa muy popular en el estado español, tanto como la corrupción o la sequía. La pregunta […]
Diccionari de butxaca
Tapó de bassa
Metáfora cruel que usamos los alcoyanos para describir a los hombres bajitos
Mickey Rooney no levantaba un palmo del suelo y es un clásico de Hollywood
Metáfora inusualmente cruel y despectiva que usamos los alcoyanos para describir a hombres bajitos pero con una constitución física muy robusta. La comparación no es gratuita: el tapón de una balsa (de riego o de una piscina municipal) es un elemento de gran solidez cuya principal función en esta vida es evitar que se escape […]
Diccionari de butxaca
Collonera
Diccionari de butxaca
Enxancamallat/ada
Diccionari de butxaca
Racuela
Diccionari de butxaca
Celebro
Qué quiere decirnos alguien cuando nos dice celebro. ¿Se alegra de vernos o nos informa de que tiene sustancia gris en perfectas condiciones?

El lambdacismo (que no tiene nada que ver con Alfredo Landa) es un fenómeno fonológico que se produce al confundir los fonemas líquidos [r] y [l] y que está muy extendido en el español caribeño. Ejemplo: Cierra la puelta mi amol, Quieres hacel el favol de callalte pol favol, etc.

No queda claro – al menos yo no lo tengo claro – qué circunstancias provocaron que dicho fenómeno lingüístico diera el salto trasatlántico, si fue porque lo trajeron los bisabuelos que participaron en la guerra de Cuba o por el creciente intercambio de fonemas líquidos y otro tipo de fluidos entre caribeños y alcoyanos. En cualquier caso, el hecho incuestionable es que lambdacismo en un momento dado aterrizó en Alcoy y habitó entre nosotros. Lo cual dice mucho del carácter abierto y hospitalario de la ciudad pero, como contrapartida, provoca no pocas confusiones entre sus hablantes.

Tomemos un ejemplo al azar: el verbo celebro (de celebrar) en concreto la primera persona del singular -en valenciano celebre- muy utilizado por los más viejos del lugar para mostrar o sentir agrado por alguien, añadámosle el lambdacismo que, estos mismos ancianos, aplican a la palabra cerebro (en castellano) o cervell (en valencià) y ya tenemos la confusión servida.

Qué querrá decirnos el señor Antulio cuando nos cruzamos con él en el puente del Viaducto nos tiende una mano y nos dice celebro o celebre. ¿Se alegra de vernos? ¿Nos invita a un acto formal que va a celebrar con las solemnidades que este requiere? ¿Nos informa que, como casi todos los mamíferos, tiene encerrado en la cavidad craneal un órgano que forma parte central de su sistema nervioso y que, aparentemente, se encuentra en perfectas condiciones? O acaso ¿nos piropea calificándonos de personas sobresalientes?

La cosa se complica si el señor Antulio se viene arriba y nos habla de celebro electrònic (¿Una felicitación en formato digital?), de celebro gris (¿La celebración de un acto festivo pero poco festivo?), de rentar el celebro (¿Poner al baño maría la página del diccionario donde aparece la acepción ‘celebrar’?), de fuga de celebros (¿De un grupo de personas que participan en una celebración huyendo despavoridos?) Y cuando se refiere a uno a qui se li ha secat el celebro ¿se referirá a alguien que ha perdido su capacidad de celebrar?

RECOMENDACION. Para evitar toda esta serie de incómodos malentendidos se recomienda el uso del verbo celebrar para todas aquellas situaciones que tengan que ver con alegría y fiesta y del sustantivo cerebro o cervell cuando se refieran a la materia gris alojada en la cabeza.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario