Destacados
Diccionari de butxaca
Maldecap
Palabra creada con la fusión de otras tres para definir a aquellas personas con una habilidad innata para generar malestar en su entorno
He aquí una curiosa creación lingüística, cuyo origen surge de la fusión de tres palabras distintas en una sola. En Alcoy tener mal de cap es (como en todos los lugares de habla valenciana) sufrir un problema sanitario más o menos doloroso, que afecta al área craneal y que viene provocado por algún tipo de […]
Diccionari de butxaca
Enviscà
El concepto sirve para describir un desastre especialmente pringoso y maloliente
Jugadores de fútbol americano disfrutando de una enviscà deportiva
He aquí otra de esas magníficas metáforas alcoyanas, cuyo uso sirve para enriquecer el lenguaje con todo tipo de matices. Enviscà (pronúnciese con a de Anriqueta) es una palabra que sirve para describir un desastre que afecta a una o a varias personas; es una empastrà especialmente pringosa y maloliente.
Diccionari de butxaca
Sofar
El sofar alcoyano es un cómodo asiento con brazos y denominación de origen
La palabra sofar es una palabra de uso extendido en la ciudad de Alcoy que designa el asiento cómodo para dos o más personas, con respaldo y brazo que, en ocasiones, puede convertirse en cama. Vaya, lo que en todo el mundo se conoce como sofá.
Diccionari de butxaca
Arropar
Diccionari de butxaca
Guapet
Diccionari de butxaca
Perxonà
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención

Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.

Expresiones como: “dónes més quefer que un porc solt” que aparte de queja también es una manifestación del carácter inquieto y perspicaz de estos animales; “dónes la Ceca, la Meca i la Vall de Gallinera”, que aunque en principio pueda parecer una frase absurda contiene referencias a nuestro pasado árabe de gran valor histórico; o “dónes per la regateta” que es una manera elegante de decir “dónes més pel cul que una jaqueta llarga”, en referencia a las chaquetas de doble abertura que a poco que se mueva el portador golpean sus nalgas.

Pero entre todas ellas hay una que destaca por su antigüedad y arraigo popular: “dónes més quefer que una onça de cucs”. Una frase que de entrada parece la comparación más adecuada para la hiperactividad infantil ya que con solo mencionarla aparece en nuestra mente la imagen de un saco lleno de gusanos moviéndose sin parar. Pero ¿es realmente así?

Analicémosla detenidamente. Empecemos por onça. ¿Cuánto pesa una onça? Pues, una onça,  según el Diccionari Català-Valencià Balear, equivale a la doceava parte de una libra. O sea, que si una libra son 400 gr la doceava parte vendrían a ser 33,33 gr, gramo arriba gramo abajo.

Y ahora despejemos la siguiente incógnita de la ecuación. ¿Cuánto pesa un cuc, un gusano? Pues si dejamos aparte la excepcionalidad del gusano cordón de bota que mide 55 metros y que debe pesar algún kilo que otro; un gusano común adulto, como el gusano de seda, suele pesar 5 gr. por lo que en una onça cabrían, aproximadamente, entre seis y siete gusanos.

CONCLUSIÓN. Por inquietos que sean els cucs en cuestión, coincidiremos en que media docena de gusanos no dan para crear esa imagen de agitación y nerviosismo que históricamente han intentado las abuelas introducir en el inconsciente colectivo de sus nietos.  Ni aunque los anélidos tuvieran el baile de San Vito. Se trata pues de una exageración. Pero… ¿con qué fin? ¿Es por la propia naturaleza desmesurada de les iaies? o ¿Exacerban las cualidades motoras de sus nietos como un grito de auxilio con el que remover las conciencias de sus hijos naturales o políticos para que les retiren los nietos?

Solo el cielo lo sabe.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario