Destacados
Diccionari de butxaca
Maldecap
Palabra creada con la fusión de otras tres para definir a aquellas personas con una habilidad innata para generar malestar en su entorno
He aquí una curiosa creación lingüística, cuyo origen surge de la fusión de tres palabras distintas en una sola. En Alcoy tener mal de cap es (como en todos los lugares de habla valenciana) sufrir un problema sanitario más o menos doloroso, que afecta al área craneal y que viene provocado por algún tipo de […]
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención
Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.
Diccionari de butxaca
Enviscà
El concepto sirve para describir un desastre especialmente pringoso y maloliente
Jugadores de fútbol americano disfrutando de una enviscà deportiva
He aquí otra de esas magníficas metáforas alcoyanas, cuyo uso sirve para enriquecer el lenguaje con todo tipo de matices. Enviscà (pronúnciese con a de Anriqueta) es una palabra que sirve para describir un desastre que afecta a una o a varias personas; es una empastrà especialmente pringosa y maloliente.
Diccionari de butxaca
Sofar
Diccionari de butxaca
Arropar
Diccionari de butxaca
Guapet
Diccionari de butxaca
Eh… home¡
La expresión la usan señoras y señores mayores para dirigirse a cualquier persona adulta de sexo masculino

Estamos ante una de las mejores interjecciones alcoyanas. La expresión “Eh… home¡” es muy utilizada por señoras y señores mayores para dirigirse a cualquier persona adulta de sexo masculino (si es menor de 30 años se sustituye por el término xicon) y hacerle una petición o alguna pregunta. Los habitantes de esta ciudad somos poco amantes del protocolo y utilizamos en contadísimas ocasiones el término señor.

Hay que subrayar una característica importante de esta expresión: el “Eh..home¡” va seguido habitualmente de una pregunta. Las señoras mayores lo usan mucho en el autobús “Eh…home¡, ¿me puede parar en la parada del Reconquista?”. También se emplea para resolver una duda callejera “Eh…home¡. ¿Sabe si este domingo abre el Mercadona de El Camí?”. Otras de las facetas de esta construcción gramatical resulta muy útil para protestar o para hacer imprecaciones del tipo “Eh…home¡, no se me cuele que yo había llegado antes” o “Eh…home¡, tenga cuidado con el paraguas, que me va a sacar uno ojo”.

Por alguna misteriosa razón, no existe versión femenina de esta expresión. En el caso de que la destinataria de nuestras preguntas o de nuestras quejas sea una mujer, utilizamos el término señora o xicona, dependiendo de la edad. Es una inequívoca señal de respeto; en Alcoy, nunca se oirá a nadie diciendo “Eh..dona¡”.

Finalmente, hay que señalar que el uso indiscriminado de esta fórmula gramatical puede generar importantes problemas y situaciones de gran tensión social. Uno no puede dirigirse al alcalde, a un ministro o al Arzobispo de Valencia con un coloquial “Eh..home¡”. Aunque todos ellos son personas humanas y el tratamiento no supondría ninguna falsedad, en estos casos conviene curarse en salud y utilizar el clásico señor o el más diplomático “oiga usted”.

 

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario