Destacados
Diccionari de butxaca
Pelilo
Pelilo es una de las muchas palabras que los alcoyanos usan para referirse al órgano masculino que sirve para miccionar y, ocasionalmente, para copular
Pelilo dentro de una pelila haciendo el pixorrot
Aparte de ser una marca de pulseras, collares y complementos Pelilo Diseños con sede en el Puerto de Cartagena (para que luego digan que los murcianos no son raros), pelilo es una de las muchas palabras que los alcoyanos usan para referirse al órgano masculino por antonomasia, tales como: pardal, boniato, níspero, fava, botifarra o […]
Diccionari de butxaca
Maldecap
Palabra creada con la fusión de otras tres para definir a aquellas personas con una habilidad innata para generar malestar en su entorno
He aquí una curiosa creación lingüística, cuyo origen surge de la fusión de tres palabras distintas en una sola. En Alcoy tener mal de cap es (como en todos los lugares de habla valenciana) sufrir un problema sanitario más o menos doloroso, que afecta al área craneal y que viene provocado por algún tipo de […]
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención
Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.
Diccionari de butxaca
Enviscà
Diccionari de butxaca
Sofar
Diccionari de butxaca
Arropar
Diccionari de butxaca
El increible idioma menguante
El uso abusivo del diminutivo es una característica de tanto arraigo en la ciudad de Alcoy como el café licor o las fiestas de moros y cristianos 

Una de las características más comunes del idioma alcoyano junto con el uso abusivo de las palabras somordo, pixorro y airuset y la conversión de la a en e a final de palabra es, sin duda, el uso abusivo del diminutivo en cualquier circunstancia, hora del día o época del año.

Veamos un ejemplo de conversación tomada al azar entre dos alcoyanos/as: L’altre dia Remigiet baixant per Sant Nicolauet es va trobar amb eixe gordet que sempre va una miqueta bufaet, el que viu amb la xineta que s’entén amb un negret que sempre va carregat de penjollets que si un dia bufa un poc d’airuset li agarrarà un ataquet. 10 diminutivos en 48 palabras. Un 20,83%. Una exageración     

Y es que en Alcoy nadie se muere de un infarto agudo, se muere d’un ataquet. No hay personas obesas, aunque pesen más de doscientos kilos, son gordets o, como mucho, estan una mica grossets. Las personas que tienen una cara más difícil que una gárgola no son feas, son lletgetes. Si alguien está como una cuba rozando el coma etílico no está borracho, está una miqueta bufaet. Y si el Día de San Jorge te regalan ‘Guerra y paz’ no te habrán regalado un libraco sino un llibret.

Esta bonita y antigua costumbre de tanto arraigo en la ciudad como el café licor, los moros y cristianos o las peladillas, tiene, por el contrario, grandes inconvenientes para los visitantes que pueden ir desde el simple desconcierto (ens hem menjat dos bajoquetes farcides que dins tenien un quilo d’arròs i mig de magre) hasta la muerte por hipotermia (es va quedar sec en el Menejador perquè li van dir que feia una mica d’airuset i bufaven ràfegues de vent de més de 120 km/h).

Dicho esto cabe preguntarse ¿A qué se debe el uso abusivo del diminutivo en la ciudad de los puentes? ¿Es algo estructural? ¿Se trata de una costumbre adquirida? ¿Es un capricho? Y sobretodo ¿Cuándo solicitará el Ayuntamiento la Declaración de Bien Inmaterial de Interés Cultural para los afijos derivativos del Serpis? Los etimólogos estructurales de la Real Academia de la Lengua Alcoyana han intentado dar respuesta a estas preguntas mediante las siguientes teorías:

Teoría del turismo es un gran invento.  Esta teoría postulada por Neferet Moltó en su tesis doctoral ‘El origen del turismo en la Costa Blanca’ (1978) apunta que el inicio del uso del diminutivo en la ciudad de Alcoy se produjo el año 1954 con la llegada de los primeros turistas extranjeros que acudían a visitar el paraje la Font Roja. Su uso, según la investigadora, estaría relacionado con la cortesía lingüística, porque resultaba más adecuado, y profiláctico, preguntar a los visitantes: ‘volen un poquet de sangueta amb ceba?’ que ‘volen una platà de sangre i sebolla?’

Teoría del puntet agre. Esta teoría, debida al dotor en lingüística caústica Eutropio Galbis, apunta a que el origen del diminutivo estaría relacionado con las gentes del puntet y su uso tendría que ver con la ironía tras la cual se ocultan la envida y la falsa modestia característicos de esta clase social. ¿Has vist el cotxet que s’han comprat els veïns? (Un Mercedes).  ¿Has vist el viatget que vol fer la teua germaneta? (Alcoi – Kuala Lumpur – Bora Bora – Alcoi).

Teoría del terme municipal. Esta teoría que se remonta a finales del siglo XIX fue postulada en una pausa para el almuerzo por la bambunera y conocida pensadora anarquista Licinia Matarredora, que dijo que el uso del diminutivo en Alcoy era una cosa tan antigua como las deposiciones neandertales del Chorro de Salt. Y eran debidas a que como el término municipal era tan reducido, los alcoyanos para no ocupar demasiado espacio conceptual hablan siempre en diminutivo. Pero que cuando cayeran las fronteras y el mundo fuera libre, los alcoyanos volverían a hablar como personas normales.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario