Destacados
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención
Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.
Diccionari de butxaca
Sofar
El sofar alcoyano es un cómodo asiento con brazos y denominación de origen
La palabra sofar es una palabra de uso extendido en la ciudad de Alcoy que designa el asiento cómodo para dos o más personas, con respaldo y brazo que, en ocasiones, puede convertirse en cama. Vaya, lo que en todo el mundo se conoce como sofá.
Diccionari de butxaca
Arropar
Verbo muy utilizado en Alcoy donde, debido a su pasado textil, todo se arropa y todo el mundo se siente arropado
Como todo el mundo sabe, o puede que no, las palabras no tienen significados universales. El significado de una palabra en un lugar puede ser distinto al de otra parte. Por ejemplo chapa en Nicaragua significa pendiente y en Ecuador policía. Cacho en la mayor parte de países castellanohablantes es una porción de algo pero […]
Diccionari de butxaca
Guapet
Diccionari de butxaca
Perxonà
Diccionari de butxaca
Canyaret
Diccionari de butxaca
Enviscà
El concepto sirve para describir un desastre especialmente pringoso y maloliente
Jugadores de fútbol americano disfrutando de una enviscà deportiva

He aquí otra de esas magníficas metáforas alcoyanas, cuyo uso sirve para enriquecer el lenguaje con todo tipo de matices. Enviscà (pronúnciese con a de Anriqueta) es una palabra que sirve para describir un desastre que afecta a una o a varias personas; es una empastrà especialmente pringosa y maloliente.

El origen de este vocablo hay que situarlo en una atávica modalidad cinegética, que practicaban nuestros abuelos. Enviscar consistía básicamente en untar con un pegamento pastoso unas ramitas estratégicamente colocadas en una fuente de la sierra, para capturar vivos los pajaritos que se quedaban pegados a ellas. Con el tiempo, estos crueles safaris ornitológicos fueron ilegalizados y la palabra acabó usándose únicamente en el sentido figurado.

Enviscà, en Alcoy, es sinónimo de suciedad y de desorden. La debacle que presenta una casa a la mañana siguiente de acoger una fiesta salvaje, la alcoyanísima viscosidad que afecta a la calle de San Nicolás tras una noche de entraetes o el aspecto habitual de un piso masculino de estudiantes, son situaciones que resumen perfectamente el concepto. La enviscà es el pringue elevado a la enésima potencia; salir de ese estado vergonzante exige un importante esfuerzo de limpieza, así como el uso de productos químicos potentes: desde lejía perfumada hasta salfumán, si las cosas han llegado a territorios especialmente graves.

La enviscà alcanza toda su potencia metafórica cuando se aplica al mundo de la economía y de la política. La historia de Alcoy está llena de grandes enviscaes. En el Olimpo local de los negocios figuran con letras de oro emblemáticos empresarios o eximios promotores inmobiliarios, que suspendieron pagos, cerraron sus chiringuitos y se dieron a la fuga dejando un masivo rastro de deudas y de convecinos enviscats.

En la política pasa algo parecido, proyectos como el parking de la Rosaleda o el bulevar de la explanación ferrocarril son un perfecto ejemplo de enviscà urbanística. Son obras pegajosas, de las que resulta muy difícil desprenderse, ya que exigen un interminable rosario de gestiones judiciales y de trámites administrativos. La sensación es la misma que siente una persona que acaba de pisar una mierda de perro en la calle.

También se puede usar este término como sinónimo de corrupción. Por los tribunales pasan todas las semanas dirigentes autonómicos y nacionales del PP enviscats en algún escándalo de comisiones ilegales. Aunque en este caso conviene puntualizar que lo que enviscaba a estos sujetos no era la suciedad ni ningún pringue asqueroso, sino cantidades suculentas de flamantes billetes de 500 euros metidos en maletines.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario