Destacados
Diccionari de butxaca
¡Què ganes tinc de que et radien!
Esta perífrasis creativa y cruel, como pocas, es una de las frases más bestias que pueden pronunciarse en el idioma alcoyano
¿Qué quiere decir una mujer octogenaria a su marido nonagenario cuando tras cincuenta años de matrimonio y de mala vida en común le espeta con rabia: ¡Què ganes tinc de que et radien!? ¿Le manifiesta su deseo de que se propague desde su sillón al infinito (una especie de multiplícate por cero) cual onda sonora […]
Diccionari de butxaca
La potra
Estar potrós es sinónimo de encontrarse mal o de estar incómodo en una determinada situación social
Jáck Lemmon se consolido como prototipo del potrós insoportable en "La extraña pareja"
En castellano académico la potra es una palabra que se usa para referirse a un golpe inesperado de buena suerte. En alcoyano coloquial, por el contrario, este vocablo tiene una carga negativa y se puede traducir como molestia, malestar o desazón.
Diccionari de butxaca
Sopaberena
Los lingüistas se han dividido en dos bandos irreconciliables: los que creen que es una merienda tardía y los que defienden que es una cena madrugadora
En estos tiempos en los que está tan de moda hablar de la cocina de fusión, vale la pena destacar esta aportación alcoyana a la gastronomía universal. La sopaberena es la fusión de dos comidas en una sola: la merienda y la cena.
Diccionari de butxaca
Ampomar
Diccionari de butxaca
Bochinche
Diccionari de butxaca
Mostruori
Diccionari de butxaca
Fer el xempla
Fer el xempla es una manera de hacer el tonto que, dependiendo de su intensidad, se sitúa entre el capoll y el pixorro
Un comensal 'fent el xempla' versión leatherface

Fer el xempla (no confundir com for exemple que es inglés y significa otra cosa) es una expresión alcoyana que, con toda probabilidad, deriva de la catalana fer el ximple (pronunciado ximpla) y que además significa lo mismo: hacer tonterías con el propósito de provocar risa.

Aunque, a diferencia del catalán, el alcoyano para el hecho de hacer, o decir, gilipolleces recoge una serie de expresiones de distinta gradación tan variada como las que los inuit utilizan para describir la nieve. Así, por citar algunas, está: fer/estar bacora (forma leve) el figa (moderada) el tindre poc trellat (aguda) el fer/ser capoll (grave) o el fer/ser pixorro (grave con carácter incapacitante).

Fer el xempla és, pues, una manera de hacer el tonto que por su intensidad se situaría entre el capoll y el pixorro aunque su carácter temporal rebajaría el nivel de gravedad. Y es que, a diferencia de las anteriores, el xempla tiene un carácter transitorio que se limita a bodas, comuniones, bautizos y celebraciones en general y cuyas principales manifestaciones son: ponerse una servilleta en la cabeza (ya sea en su variedad albañil, ya en su variedad doña Rogelia o la más reciente de Leatherface), meterse gambas o cualquier otro tipo de alimento por las fosas nasales simulando que son mocos o estirarse los calzoncillos hasta que la tira elástica de la cintura llegue a la altura del mentón.

NOTA HISTÓRICA DE INTERÉS. Parece ser que la tradición de estirarse los calzoncillos se remonta al año 1150 cuando durante el banquete de la boda de Ramón Berenguer IV con Petronila, hija del rey de Aragón, uno de los caballeros, cuyo nombre no ha trascendido, tiró accidentalmente de sus paños menores hacia el mentón con tan mala fortuna que  se enredaron con la cota de malla y está le secciono el escroto provocando, a la vez que su muerte por desangramiento, la hilaridad de todos cuantos asistían al enlace.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:
COMENTARIOS

  1. Sant Dunguero says:

    Mira tú que llamarse Petronila…, y qué poca sustancia de padres. Les deberían acasar a bascolladas. Va y le ponen nombre de compañía pretolífera, no? Madre de Dios!!!

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario