Destacados
Diccionari de butxaca
Asmaiat
Palabra emblemática del conocido fenómeno verbal alcoyano conocido como aseismo, que consiste incluir el prefijo ‘as’ delante de todo lo que se menea, lingüísticamente hablando
Conocida es de sobra la singularidad del idioma alcoyano denominada asismo o aseismo que consiste en incluir el prefijo ‘as’ delante de todo lo que se menea ya sea verbo (asperar, asmorçar, astimar) sustantivo (asperit, asperança) adjetivo (asplendorós, aspectacular) o adverbio de modo (aspai) pero cabe preguntarse: ¿Es ésta inclusión gratuita? ¿Se trata de pura farfolla […]
Diccionari de butxaca
Tamboriná
La palabra define ruidos muy fuertes, que por su contundencia provocan la alarma general
En alcoyano coloquial, una explosión atómica sería una enorme tamboriná
La tamboriná nos sirve a los alcoyanos para definir sonidos muy fuertes e inesperados, que por su estruendosa contundencia provocan la alarma general. Cuando los habitantes de esta ciudad escuchamos una tamboriná en la calle, salimos inmediatamente al balcón para ver qué ha pasado. La palabra hunde sus raíces semánticas en el vocablo tambor y […]
Diccionari de butxaca
Gallonet
En los valles del Serpis gallonet es el diminutivo del sustantivo galló, en catalán, gajo, en castellano, que se refiere a cada una de las partes en que está dividido el interior de algunos frutos
Aunque al oyente foráneo el sustantivo gallonet le pueda sonar a gallo eviscerado y sin cabeza (bien se refiera al ave doméstica del orden de las galliformes bien al pez marino del orden de los acantopterigios) o a la tienda de repuestos Gallonet Automotive, si el oyente reside en Medellín, Colombia o alrededores. E incluso […]
Diccionari de butxaca
La bacora
Diccionari de butxaca
Pellorfes i corfolls
Diccionari de butxaca
Senyo/sinyo
Diccionari de butxaca
Gamell
Uno de los principales enigmas lingüísticos del siglo XXI, es por qué en Alcoy se sustituye la 'c' por la 'g' en la denominación de este simpático animal.

‘Gamell’ es la manera que muchos alcoyanos tienen de denominar al mamífero cuadrúpedo de cuello largo, cabeza proporcionalmente pequeña y dos gibas en el dorso que en castellano se denomina camello y en catalán y lenguas afines (valenciano, mallorquín, lapao, ibero, etc.) camell. No confundir con la persona que vende drogas tóxicas al por menor.

Esta cuestión se ha mantenido como uno de los principales enigmas lingüísticos del siglo XXI llevando de cabeza a numerosos investigadores ¿Por qué en Alcoy a diferencia del resto del territorio catalano-parlante se sustituye la ‘c’ por la ‘g’ en la denominación de esa entrañable presencia que anima la noche de Reyes Magos? (La Cabalgata si nos referimos al animal y el resto de la velada si no referimos al otro). Los especialistas en el tema apuntan a tres teorías.

a) Teoría del linaje. Según esta teoría la causa estaría en Pere Gamell, miembro del linaje Gamell con casas en Girona y Barcelona que habría acompañado a Jaume I en la Conquista de Valencia y que, posteriormente, habría sido recompensado por el rey Conquistador con territorios en la huerta de Alcoy como agradecimiento a sus servicios en el suministro y menudeo de pócimas, bebedizos espirituosos y hongos alucinógenos a las tropas cristianas. El hecho que el tal Pere tuviera un prominente joroba, como señalan las crónicas, explicaría la traslación del vocablo de la persona al animal.

b) Teoría etimológica. Aventura que el equivoco se debe al alto indice de población de origen judío entre los habitantes de Alcoy. Puesto que la palabra camello proviene del hebreo ‘gamal’ los alcoyanos se limitarían a preservar la tradición en la denominación del vocablo que, al fin y al cabo, es lo que mejor se les da.

c) Teoría del hecho diferencial. Aprovechando que en la ciudad Gaspar es representado como el rey negro, al contrario que en el resto del orbe conocido, esta teoría postula que para reforzar este hecho diferencial en algún momento, a comienzos de siglo XX, al camello de Gaspar se le habría empezado a llamar gamell (por la G de Gaspar). Posteriormente la cosa se habria ido liando y al final, cuando ya nadie supo si el negro era Baltasar, Gaspar o Melchor, o si alguno de los tres era de origen vietnamita, todo el mundo empezó a llamar a los animales como le vino en gana, con el desafortunado resultado que todos conocemos.

RECOMENDACIÓN: Para evitar problemas en lugar de ‘camell’ o ‘gamell’ utilice dromedario.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:
COMENTARIOS

  1. Rafa La Peça says:

    Bo, en realitat la denominació té causa pronominal enclítica: gam-ell (masculí) i gam-ella (femení). Ho vaig llegir l’altre dia. Espere haver contribuït un poc amb aquest tan modest aclariment.

  2. Pacou says:

    No n’estic massa segur, però jo diria que la gent sí que sol distingir en la parla al «gamell» (animal) del «camell» (traficant)

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario