Destacados
Diccionari de butxaca
Ampastrà
Ampastrà es una palabra alcoyana que abarca todo el abanico de desgracias que van desde verter un vaso de agua sobre el mantel a invadir Polonia a los sones de la Cabalgata de las Valquirias
Imagen real de una ampastrà provocada por una locomotora
Ampastrà, empastrà o en el caso del puntet ampastrada es una palabra alcoyana que casi con toda probabilidad proviene del catalán emplastre o del castellano emplasto. Ambas derivan del latín emplastrum y del griego emplastron (ἔμπλαστρον) que significa modelar o pastar y, en el universo lingüístico valenciano-catalano-balear, se refieren al medicamento preparado como pasta que […]
Diccionari de butxaca
Refetot
Palabra que usan los alcoyanos para evitar llamar gordos a los gordos
Hoss Cartwright era un hombre refetot, que no pudo evitar que se le conociera popularmente como el Gordo de Bonanza
Cuando los alcoyanos nos encontramos con una persona obesa y no queremos utilizar el calificativo ofensivo de gordo, utilizamos una palabra que supone una de las obras cumbre de nuestra capacidad para crear eufemismos: refetot o refetota, según el sexo del sujeto en cuestión.
Diccionari de butxaca
Flitar
¿Qué quiere decir un alcoyano cuando dice ‘fes el favor de flitar el menjador amb el flitaor?
Se conoce como flitar a la acción de lanzar flit, fli o flis con un flitaor; siendo el flit un aceite venenoso inventado por el químico Franklin C. Nelson que desde 1923 se utilizó para matar de manera doméstica moscas y mosquitos, pero también todo lo que se movía, incluyendo los alveolos pulmonares de los […]
Diccionari de butxaca
Donar pena
Diccionari de butxaca
Arreglaets
Diccionari de butxaca
Peixot
Diccionari de butxaca
Genterola
Es un insulto grupal, que quiere mostrar el rotundo desprecio hacia un colectivo
Al Capone y sus amigachos, un ejemplo clásico de genterola

La versión alcoyana del clásico castellano gentuza es una palabra muy sonora, que despierta en el oyente resonancias italianas. Hay que subrayar un dato importante: cuando un alcoyano habla de genterola está utilizando un insulto grupal, un calificativo con el que quiere mostrar su rotundo desprecio a un determinado colectivo con el que es conveniente no juntarse, porque uno puede salir malparado.

El mundo está lleno de genterola; o lo que es lo mismo, de gente poco recomendable que te clavará un puñal en la espalda a poquito que te descuides. Estamos ante una de las peores acusaciones que se pueden hacer en el idioma local: cuando un amigo te dice “no te juntes con esos, que son genterola”, conviene hacerle caso y marcar distancia con el grupo en cuestión. La genterola es omnipresente y aparece en todos los aspectos de la vida: los clubes deportivos, los montepíos de la filà, las peñas de amigos y hasta en los más selectos círculos culturales. Hay que subrayar un aspecto importante de los componentes de esta extraña secta de malvados: entre ellos se muestran afables y se entienden perfectamente, pero son capaces de hacerle las peores putadas a cualquier elemento externo.

Entre la genterola reinan unas leyes muy parecidas a las existentes entre los miembros de las Siete Familias de la Mafia de Nueva York. Su fidelidad entre ellos sólo es comparable con su capacidad para hacer el mal a los que no pertenecen a su cuerda.

En determinados momentos de la historia, por razones que se desconocen, se producen grandes acumulaciones de genterola en determinados lugares del mundo. Durante las últimas etapas del PP en la Generalitat Valenciana, se registró en los despachos del gobierno autonómico una de las mayores densidades conocidas de genterola por metro cuadrado, alcanzándose cotas que sólo fueron superadas en algunos barrios del Chicago de los años 30.

La palabra genterola tiene otra acepción con mucho menos uso. Utilizaban este término las gentes del Puntet para referirse a las personas de clase baja con las que no convenía juntarse por motivos de prestigio social. En este caso, el sinónimo castellano más acertado vendría de la mano de conceptos como chusma o purria.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario