Destacados
Diccionari de butxaca
Canyaret
Situación dolorosa o molesta, que se prolonga en el tiempo
El comandante Fidel Castro en medio de un canyaret cubano
Aunque oficialmente significa escándalo o disputa a gritos, en Alcoy se utiliza el término canyaret para referirse a situaciones dolorosas o molestas que se prolongan en el tiempo. Si al salir de casa, su vecino le propina un fuerte golpe en la cabeza con una cachiporra estaría usted ante la clásica agresión con objeto contundente; […]
Diccionari de butxaca
… Itat?
Contracción interrogativa local que o no requiere respuesta, o si la requiere nos da igual el resultado     
Si alguien en Alcoy habla del itat es más que probable que no se refiera al India’s Income Tax Appellate Tribunal (ITAT) ni al Instituto Térmico de Aplicaciones Termoplásticas de Pinto (Madrid) ni tampoco al Instituto Tecnológico del Altiplano de Tlaxcala (México) ni tal vez a los Indicadores Trimestrales de la Actividad Turística, que deben […]
Diccionari de butxaca
Bossar /arrojar
Cada vez que vomita, un alcoyano se ha de enfrentar con este peliagudo dilema semántico
Cada vez que a un alcoyano se le presenta un grave problema digestivo y se ve obligado a echar la pota, se enfrenta al mismo dilema semántico: no sabe si bossar o arrojar. Los dos verbos sirven aquí para definir la acción de expulsar por la boca de forma violenta cosas asquerosas procedentes del estómago […]
Diccionari de butxaca
El increible idioma menguante
Diccionari de butxaca
Salabari
Diccionari de butxaca
El conjunto
Diccionari de butxaca
Imperenne
Imperenne es uno de los raros ejemplos de palabra cuántica en el idioma alcoyano

La lengua alcoyana, cual adolescente rebelde, es muy de saltarse las reglas ortográficas y gramaticales a su antojo. Un ejemplo es la palabra imperenne que pese a llevar el prefijo im delante de perenne, lo que en cualquier otra parte del mundo significaría lo contrario de perenne, es decir: caduco, perecedero, pasajero (pero no de vehículo), transitorio, etc. significa justo lo contrario. Algo que es más duradero que lo perpetuo, lo eterno, lo inagotable, lo que no tiene fin.

De hecho imperenne es una de las pocas palabras cuánticas del idioma alcoyano. Porque ¿qué puede ser más duradero que lo que no tiene fin? Esa es una buena pregunta, o no, a la que el grupo de lingüistas cuánticos de la Academia de la Lengua Alcoyana, aún no han encontrado repuesta.

Lo que sí han conseguido averiguar es que el vocablo en cuestión tuvo su origen un 23 de Abril de 2001 (curiosamente el mismo año de la Odisea Espacial) en el seno de la Peña del Bon Humor por parte de un parroquiano cuyo cerebro flotaba en un caldo primigenio de Biri-Biri que, combinado con café licor, propició una especie de Big Bang (o Biri Bang) al referirse a la figura de San Jorge Mártir que, según el parroquiano en cuestión, era eterno y sin interrupción por el hecho de no ser. Es decir, imperenne

Una interesante cuestión de dimensiones filosóficas que dio origen a un debate de larga duración propiciando que muchos de los participantes acabaran en distintos grupos de rehabilitación.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario