Destacados
Diccionari de butxaca
Flitar
¿Qué quiere decir un alcoyano cuando dice ‘fes el favor de flitar el menjador amb el flitaor?
Se conoce como flitar a la acción de lanzar flit, fli o flis con un flitaor; siendo el flit un aceite venenoso inventado por el químico Franklin C. Nelson que desde 1923 se utilizó para matar de manera doméstica moscas y mosquitos, pero también todo lo que se movía, incluyendo los alveolos pulmonares de los […]
Diccionari de butxaca
Donar pena
Lejos de estar relacionadas con la tristeza, estas dos palabras son en Alcoy un extraño sinónimo de molestia
Escuchándonos hablar, cualquier observador foráneo llegará a la errónea conclusión de que los alcoyanos somos una gente con una irrefrenable tendencia a la tristeza y con una enfermiza capacidad para ver el lado más negro de la vida. Esta confusión procede del abuso de la construcción gramatical “donar pena”;
Diccionari de butxaca
Arreglaets
La palabra es el broche final con el que se cierra cualquier operación comercial alcoyana
El gran James Stewart a punto de decirle "arreglaets" a una clienta del "Bazar de las sorpresas"
Palabra fundamental del léxico comercial alcoyano. El concepto arreglaets sirve para cerrar cualquier operación de compra en un establecimiento local. Es una especie de broche final, con el que se confirma que el intercambio se ha producido con el cumplimiento de los más estrictos fundamentos de la ética del libre mercado y con satisfacción para […]
Diccionari de butxaca
Peixot
Diccionari de butxaca
El metabolisme
Diccionari de butxaca
Senllace
Diccionari de butxaca
La bacora
El término sirve para describir una fruta, para definir un estado de ánimo y para referirnos a una parte fundamental de la anatomía femenina

Su Majestad la bacora. He aquí un concepto multiusos, que partiendo desde sus modestos orígenes frutales ha rendido múltiples servicios lingüísticos a los alcoyanos. Aquí gramaticalmente lo aprovechamos todo y en este pueblo utilizamos este término para describir una fruta, para hablar de un singular estado de ánimo y para referirnos (de manera bastorra, todo sea dicho) a una parte fundamental de la anatomía femenina.

En su origen, la bacora (breva en castellano) es el producto de la primera cosecha de la higuera. Aunque técnicamente es una infrutescencia (el fruto real de la higuera es el higo), los alcoyanos disfrutamos de este maravilloso producto –oscuro por fuera y rojo por dentro- durante un feliz periodo de tiempo que coincide con la celebración del día de San Juan, allá por el mes de junio. Como delicatassen gastronómica, la bacora tiene partidarios acérrimos y en la capital de la provincia ha acabado por convertirse en un auténtico símbolo de sus festejos de Hogueras, en una relación simbiótica comparable a la que tienen las habas tiernas con las comilonas de las Fiestas de Alcoy.

Dulce, rica en fibra y en calorías, la bacora alcoyana ha dado un paso más allá y nos sirve para describir un determinado estado de ánimo ante la vida. Estar bacora es una construcción que sirve para referirse a una persona que sufre un estado permanente o transitorio de apechinamiento y de falta de reflejos intelectuales. Se han creado incluso verbos: embacorarse, y abacorarse, que tienen esta misma utilidad. Todo parece indicar que este trasvase de significados procede de la inexpresividad física de la propia fruta y de su sabor dulzón y poco sorprendente.

Finalmente, hay que señalar que el concepto ha llegado a un tercer significado altamente metafórico, usándose para describir el órgano sexual femenino. Aunque no es cuestión de entrar en detalles, queda claro que para hacer esta pirueta filológica se han tenido en cuenta las formas, los colores y las texturas de este producto frutal. La frase “eixe té una falta de bacora que asusta” se ha integrado en el lenguaje normal para referirse a individuos varones que desarrollan extrañas dolencias psicológicas por su persistente falta de trato carnal con las mujeres.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario