Destacados
Diccionari de butxaca
Refetot
Palabra que usan los alcoyanos para evitar llamar gordos a los gordos
Hoss Cartwright era un hombre refetot, que no pudo evitar que se le conociera popularmente como el Gordo de Bonanza
Cuando los alcoyanos nos encontramos con una persona obesa y no queremos utilizar el calificativo ofensivo de gordo, utilizamos una palabra que supone una de las obras cumbre de nuestra capacidad para crear eufemismos: refetot o refetota, según el sexo del sujeto en cuestión.
Diccionari de butxaca
Flitar
¿Qué quiere decir un alcoyano cuando dice ‘fes el favor de flitar el menjador amb el flitaor?
Se conoce como flitar a la acción de lanzar flit, fli o flis con un flitaor; siendo el flit un aceite venenoso inventado por el químico Franklin C. Nelson que desde 1923 se utilizó para matar de manera doméstica moscas y mosquitos, pero también todo lo que se movía, incluyendo los alveolos pulmonares de los […]
Diccionari de butxaca
Donar pena
Lejos de estar relacionadas con la tristeza, estas dos palabras son en Alcoy un extraño sinónimo de molestia
Escuchándonos hablar, cualquier observador foráneo llegará a la errónea conclusión de que los alcoyanos somos una gente con una irrefrenable tendencia a la tristeza y con una enfermiza capacidad para ver el lado más negro de la vida. Esta confusión procede del abuso de la construcción gramatical “donar pena”;
Diccionari de butxaca
Arreglaets
Diccionari de butxaca
Peixot
Diccionari de butxaca
El metabolisme
Diccionari de butxaca
¡La Puri…!
Interjección de origen misterioso, que expresa sorpresa o admiración
Dos chicas del Puntet a punto de pronunciar un ¡La Puri..¡ monumental tras ver el ver vestido de Carolina Herrera que se ha comprado una amiga

Estamos ante una de las más singulares interjecciones alcoyanas. Se trata de una exclamación de sorpresa y de admiración, cuyo origen no acaba de estar claro. Hay especialistas que consideran que esta construcción es un apaño con el que se intentan esconder las referencias blasfemas al dogma católico de la Purísima Concepción. Otros estudiosos hablan de un mítico personaje alcoyano, una mujer llamada Puri, que se especializó en darle sustos a la gente y que solía esconderse en los recovecos del Carrer Caragol para espantar a los transeúntes a altas horas de la madrugada con todo tipo de gritos y de disfraces macabros.

Los alcoyanos invocamos a la Puri cuando un amigo nos enseña el Ferrari que se acaba de comprar, cuando descubrimos que llevamos todo el día andando por la calle con la bragueta abierta o cuando el camarero de un restaurante con dos estrellas Michelin nos entrega la cuenta. La palabra se tiene que pronunciar con la letra i muy arrastrada y si es posible, se le puede meter un conato de e al final.

Los sectores más integristas de la lingüística local consideran que ¡La Puri..! es una interjección muy poco viril, señalando que es un recurso verbal más propio de chicas en la edad del pavo que de hombres de pelo en pecho. Esta teoría ha sido rebatida por un estudio recientemente efectuado por la Real Academia de la Lengua Alcoyana, en el que se señala un dato irrefutable: el 75,56% de los varones alcoyanos han pronunciado en algún momento de su vida esta exclamación de sorpresa.

Hay que señalar que esta alcoyanísima expresión dispone de una versión floreada, también muy utilizada en la calle: ¡La Puri Bamba! o ¡La Puri en bamba!. Tras una intensa investigación, el equipo de Diccionari de Butxaca ha sido incapaz de encontrar alguna explicación a esta variación. Se especuló sobre la existencia de alguna relación con un personaje popular llamado Tío Bamba o sobre el uso de algún tipo de zapatilla especial (bambas) por parte de la mujer que dio origen a la frase. Ninguno de estos dos extremos pudo ser confirmado. Lo único cierto es que el uso del concepto bamba refuerza la potencia de la expresión de sorpresa.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario