Destacados
Diccionari de butxaca
¡Què ganes tinc de que et radien!
Esta perífrasis creativa y cruel, como pocas, es una de las frases más bestias que pueden pronunciarse en el idioma alcoyano
¿Qué quiere decir una mujer octogenaria a su marido nonagenario cuando tras cincuenta años de matrimonio y de mala vida en común le espeta con rabia: ¡Què ganes tinc de que et radien!? ¿Le manifiesta su deseo de que se propague desde su sillón al infinito (una especie de multiplícate por cero) cual onda sonora […]
Diccionari de butxaca
La potra
Estar potrós es sinónimo de encontrarse mal o de estar incómodo en una determinada situación social
Jáck Lemmon se consolido como prototipo del potrós insoportable en "La extraña pareja"
En castellano académico la potra es una palabra que se usa para referirse a un golpe inesperado de buena suerte. En alcoyano coloquial, por el contrario, este vocablo tiene una carga negativa y se puede traducir como molestia, malestar o desazón.
Diccionari de butxaca
Sopaberena
Los lingüistas se han dividido en dos bandos irreconciliables: los que creen que es una merienda tardía y los que defienden que es una cena madrugadora
En estos tiempos en los que está tan de moda hablar de la cocina de fusión, vale la pena destacar esta aportación alcoyana a la gastronomía universal. La sopaberena es la fusión de dos comidas en una sola: la merienda y la cena.
Diccionari de butxaca
Ampomar
Diccionari de butxaca
Bochinche
Diccionari de butxaca
Fer el xempla
Diccionari de butxaca
Motroco
El concepto define una cosa fea, grande, aparatosa y molesta

Palabra sonora (casi una onomatopeya) que nos sirve a los alcoyanos para definir una cosa fea, grande, aparatosa y molesta. El concepto motroco tiene una carga altamente negativa. Los badenes reductores de velocidad que ahora se colocan en todas las ciudades de España nacieron motrocos y morirán motrocos. También se utiliza el término para construcciones arquitectónicas poco afortunadas,la Generalitat de la época derribó el coqueto hotel de la Font Roja y lo sustituyó por polémico edificio, que en cuestión de días recibió el título de motroco. La palabreja es extensible también al diseño de interiores, recibiendo la denominación de motroco todo tipo de muebles antiguos heredados de la abuela que rompen la decoración de una casa. Las esculturas excesivamente modernas se acogen también a esta categoría, nuestras rotondas están llenas de motrocos incomprensibles. También su utiliza en el mundo de la Fiesta y no es raro que algún tocado de alguna escuadra de negros especialmente desafortunada reciba esta dura descalificación: no me ha gustado nada la escuadra de la Filà d`Enmig, llevaban en la cabeza un motroco que no sé ni cómo podían andar.

En contadísimas ocasiones, esta palabra se utiliza en sentido metafórico. En los años setenta, cuando partían la pana los pantalones de campana apretados en la parte de la entrepierna, no era raro escuchar expresiones del estilo: “Quin motroco se le veía a Juanin el altre dia mentre ballava en el Suleyca”.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario