Destacados
Diccionari de butxaca
Tamboriná
La palabra define ruidos muy fuertes, que por su contundencia provocan la alarma general
En alcoyano coloquial, una explosión atómica sería una enorme tamboriná
La tamboriná nos sirve a los alcoyanos para definir sonidos muy fuertes e inesperados, que por su estruendosa contundencia provocan la alarma general. Cuando los habitantes de esta ciudad escuchamos una tamboriná en la calle, salimos inmediatamente al balcón para ver qué ha pasado. La palabra hunde sus raíces semánticas en el vocablo tambor y […]
Diccionari de butxaca
Gallonet
En los valles del Serpis gallonet es el diminutivo del sustantivo galló, en catalán, gajo, en castellano, que se refiere a cada una de las partes en que está dividido el interior de algunos frutos
Aunque al oyente foráneo el sustantivo gallonet le pueda sonar a gallo eviscerado y sin cabeza (bien se refiera al ave doméstica del orden de las galliformes bien al pez marino del orden de los acantopterigios) o a la tienda de repuestos Gallonet Automotive, si el oyente reside en Medellín, Colombia o alrededores. E incluso […]
Diccionari de butxaca
La bacora
El término sirve para describir una fruta, para definir un estado de ánimo y para referirnos a una parte fundamental de la anatomía femenina
Su Majestad la bacora. He aquí un concepto multiusos, que partiendo desde sus modestos orígenes frutales ha rendido múltiples servicios lingüísticos a los alcoyanos.
Diccionari de butxaca
Pellorfes i corfolls
Diccionari de butxaca
Senyo/sinyo
Diccionari de butxaca
Boteuadeu
Diccionari de butxaca
Orso
¿Qué inescrutable camino etimológico ha seguido la tonyina en escabeche para acabar denominándose como el plantígrado que puebla bosques, hielos y montañas?

En los valles del Serpis cuando alguien habla de orso y no se refiere al plantígrado de cabeza grande, ojos pequeños y cola corta, conocido en castellano como oso, en catalán como ós y orso en italiano. ¿Tendrá algo que ver con las relaciones linguo-palatales que establecieron los/las aborígenes alcoyanos con los fascistas de la División Littorio, que ocuparon Alcoy tras la guerra?  A lo que íbamos.

Cuando no se refiere al mamífero, ni a la 1a persona del presente de indicativo del verbo orsar (jo orso) que, además de recordar aquella frase de Johny Weismuller: ‘jo Tarzan tu Jane’, en aldeano normativo significa maniobrar una embarcación poniendo la proa al viento para que navegue contra él; con toda probabilidad se refiere a una de las tapas más sabrosas de la gastronomía alcoyana.

Concretamente a los lomos de bonito macerados en escabeche o en salsa catalana. Que es un escabeche de toda la vida pero con pimentón. Lo cual le da a la mezcla un sabor más suave. ‘Més fi’ en palabras de las gentes del puntet. Y ahora la pregunta que todos tenemos en mente: ¿Qué inescrutable camino etimológico ha seguido el atún en escabeche para acabar denominándose como el plantígrado que puebla (cada vez menos) bosques, hielos y montañas?

Con toda probabilidad se trata de una metonimia de libro donde el contenedor (la orza castellana u orsa catalana pronunciada óɾsɛ en Alcoy) que era la vasija de barro donde se guardaba el atún de orza acabó dando nombre al alimento que contenía. Y… ¿Cómo se pasó de orsa a orso?

Muy sencillo. Debido al fenómeno conocido como ‘negación materna de doble género’ o ‘negación hermafrodita’. Un regla verbal por la cual toda madre responde al requerimiento descabellado de un hijo con el mismo sustantivo en género masculino y femenino precedido por la conjunción copulativa ni. Ejemplo: Mare, vull una moto. Ni moto ni mota. Mare vull anar a la disco. Ni disco ni disca. Mare vull orsa (tonyina de). Ni orsa ni orso. Quedando, de este modo, el sustantivo fijado de por vida.

NOTA DE INTERES.- Aunque en principio pueda parecer lo contrario, los etimólogos evolutivos de la Real Academia de la Lengua Alcoyana han manifestado reiteradamente que no existe relación alguna entre el Orso de Alcoy y Orzowei (no confundir con Orson Welles mal pronunciado) que era un joven vestido con taparrabos y con pinta de parguela que hacia el orso (1) por la sabana africana.

(1) Hacer el oso (o el orso). Decir o hacer tonterías. Tener poca actividad, estar ocioso, molestar.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario