Destacados
Diccionari de butxaca
El metabolisme
Es un ente inaprensible que nos sirve a los alcoyanos como excusa perfecta para justificar dolencias inventadas
Un grupo de forenses buscándole el metabolisme a un cadáver alcoyano
Estamos ante el gran comodín de la sanidad popular alcoyana. Como sus primos hermanos el ataquet y l’acataxonà, el metabolisme es un ente inaprensible que nos sirve a los alcoyanos como la excusa perfecta para justificar dolencias inventadas, vicios inconfesables o manías inexplicables.
Diccionari de butxaca
Senllace
Palabra que define a la persona que se encuentra en un estado físico lamentable
Senllace, también pronunciado sentllase o centllase, cuando no se refiere a Senllace Sánchez Salazar que es una joven política mexicana del Partido Sinaloense (PAS) que se presentó a diputada por Navolato con el eslogan ‘Amor por Navolato y Sinaloa’, és una palabra de uso común en los valles del Serpis y del Clariano que, unida […]
Diccionari de butxaca
Brasillo
Este endemismo lingüístico solo se aplica al brazo cuando éste se utiliza como elemento de conexión con otra persona
El afamado pianista Arthur Rubinstein practicando el alcoyanísimo brasillo
Como el resto del género humano, los alcoyanos están dotados de dos extremidades superiores denominadas brazos (braços en el caso de aquellas personas que hablan la bella lengua de Joan Valls). En esta ciudad, sin embargo, existe una denominación singular, que solo se aplica en casos muy concretos: el brasillo.
Diccionari de butxaca
Exiomo
Diccionari de butxaca
Catxotxes
Diccionari de butxaca
Me la bufa
Diccionari de butxaca
Panderà
El término se utiliza en sentido literal o metafórico para referirse a una cagada de proporciones homéricas

La palabra panderà se usa en Alcoy y en buena parte del territorio valenciano para describir una cagada de proporciones homéricas. Este término, con claras resonancias musicales, también se utiliza en sentido metafórico para referirse a situaciones desastrosas, que obligarán a las personas encargadas de solucionarlas a meter mano en la porquería y a pasar un buen rato entre aromas fétidos.

En esta tierra aficionada a la escatología, la panderà tiene hasta su propia canción: aquel bonito tema titulado “Panderà de bou”, que ofrece una alegre e instructiva descripción musical sobre las texturas de las boñigas de diferentes especies de animales domésticos.

En el origen de la palabreja, hay que situar un entrañable instrumento musical, que ameniza nuestras nochebuenas y las actuaciones de la tuna: el pandero. Este modesto elemento de percusión también nos ha servido a los alcoyanos para describir culos de gran tamaño y contundencia. En el caso de la panderà, la metáfora está más pillada por los pelos, ya que hay que hacer un considerable esfuerzo imaginación para relacionar ambos elementos por cuestiones de forma y tamaño. Resumiendo, se podría afirmar que un panderà es básicamente una cagada enorme, ya sea de persona, de vaca frisona o de Tiranosarius Rex.

Dejando al margen las interpretaciones literales, la panderà es un término utilizado para referirse a situaciones políticas, económicas o sociales especialmente desagradables y difíciles de resolver. Recurriendo a un ejemplo clásico, se puede afirmar sin caer en la exageración que Francisco Camps se dejó una buena panderà en la Comunitat Valenciana tras su etapa como presidente de la Generalitat.  La base de la panderà metafórica es que uno se la deja en un sitio, se larga y deja que otros se encarguen de pasar el mal trago de retirar la mierda.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario