Destacados
Diccionari de butxaca
Maldecap
Palabra creada con la fusión de otras tres para definir a aquellas personas con una habilidad innata para generar malestar en su entorno
He aquí una curiosa creación lingüística, cuyo origen surge de la fusión de tres palabras distintas en una sola. En Alcoy tener mal de cap es (como en todos los lugares de habla valenciana) sufrir un problema sanitario más o menos doloroso, que afecta al área craneal y que viene provocado por algún tipo de […]
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención
Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.
Diccionari de butxaca
Enviscà
El concepto sirve para describir un desastre especialmente pringoso y maloliente
Jugadores de fútbol americano disfrutando de una enviscà deportiva
He aquí otra de esas magníficas metáforas alcoyanas, cuyo uso sirve para enriquecer el lenguaje con todo tipo de matices. Enviscà (pronúnciese con a de Anriqueta) es una palabra que sirve para describir un desastre que afecta a una o a varias personas; es una empastrà especialmente pringosa y maloliente.
Diccionari de butxaca
Sofar
Diccionari de butxaca
Arropar
Diccionari de butxaca
Guapet
Diccionari de butxaca
Pellorfes i corfolls
Aunque parezca el título de una marcha cristiana en realidad se trata de dos sustantivos que sin ser sinónimos comparten significado.

La pellorfa, en catalán, perfolla, en castellano (de la que deriva el verbo desperfollar que no tiene nada que ver con lo que ustedes están pensando) es el nombre que reciben las hojas secas que protegen algunos cereales como la espiga del arroz o la panoja de maíz.

Por extensión se refiere a toda piel (pell) que a causa de la edad, de los malos hábitos alimentarios, del exceso de bebidas gaseosas o por cualquier otra razón ha quedado huérfana (orfena u orfa) y falta de la sujeción que le proporciona el músculo. Se puede decir, por tanto, que pellorfa es toda aquella piel fláccida y sin consistencia que se desparrama por la anatomía de las personas en la zona comprendida entre el cuello y las ingles.

En cambio el corfoll, (pronunciado koɾfóʎ) palabra que deriva de corfa, que es la piel dura de algunas frutas y frutos, es la forma que los alcoyanos (al igual que los habitantes de Sort, Xàtiva i Ador) tienen de denominar a cada una de las capas que componen una cebolla. Sustantivo que, por simpatía, ha pasado al mundo de la moda designando todos aquellos complementos: bufandas, pañuelos, chales, toquillas, ponchos, abrigos, corbatas, chaquetas, sobrepellices, cotas de malla y accesorios en general, que se añaden a la indumentaria femenina o masculina para mejorarla o, en algunos casos, para disimular (y en otros para ocultar completamente) el perímetro anatómico de el/la que los lleva.

RESUMEN.-  Las pellorfas y corfolls son como el yin y el yang de la indumentaria. La capa interior y la exterior que recubren la esencia de las personas humanas. Distintas, complementarias y, a la vez, directamente proporcionales puesto que cuanto más pellorfas son necesarios más corfolls para disimularlas.

AVISO LEGAL.-  Los derechos de este artículo están registrados, incluyendo el título. En el supuesto de que algún músico alcoyano desee componer un pasodoble o marcha cristiana con el nombre de ‘Pellorfes i corfolls’ para utilizarlo en el ámbito de los Moros y Cristianos donde tanto las pellorfas como els corfolls gozan de gran predicamento; deberá ponerse previamente en contacto con la editorial.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario