Destacados
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención
Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.
Diccionari de butxaca
Enviscà
El concepto sirve para describir un desastre especialmente pringoso y maloliente
Jugadores de fútbol americano disfrutando de una enviscà deportiva
He aquí otra de esas magníficas metáforas alcoyanas, cuyo uso sirve para enriquecer el lenguaje con todo tipo de matices. Enviscà (pronúnciese con a de Anriqueta) es una palabra que sirve para describir un desastre que afecta a una o a varias personas; es una empastrà especialmente pringosa y maloliente.
Diccionari de butxaca
Sofar
El sofar alcoyano es un cómodo asiento con brazos y denominación de origen
La palabra sofar es una palabra de uso extendido en la ciudad de Alcoy que designa el asiento cómodo para dos o más personas, con respaldo y brazo que, en ocasiones, puede convertirse en cama. Vaya, lo que en todo el mundo se conoce como sofá.
Diccionari de butxaca
Arropar
Diccionari de butxaca
Guapet
Diccionari de butxaca
Perxonà
Diccionari de butxaca
Possiqueteveré!
Possiqueteveré! es una interjección alcoyana de tinte surrealista que sirve para expresar casi cualquier cosa
El actor JULI CANTÓ en una representación del POSSIQUETEVERÉ!

Possiqueteveré! es un fraseologismo interjectivo, de uso muy extendido en la ciudad de Alcoy, formado por dos conjunciones, un pronombre relativo, otro pronombre personal y un verbo en futuro simple debidamente amachambrado, que tanto sirve para expresar sorpresa, rechazo, desaprobación, advertencia o desdén, como cualquier otra cosa.

Possiqueteveré! és un claro ejemplo de lo que en lingüística estructural se conoce como palabra scalextric que son aquellas que a partir de un elemento base ofrecen todo tipo de accesorios para conformar otro vocablo cuyo significado se ajuste a los deseos del hablante.

En este caso el elemento base es la conjunción ilativa “pos” de origen mexicano (Véase “Pedro Páramo”) que, probablemente, llegó a Alcoy a través de Porfirio Jorge Nitales un mariachi que el año 1954 actuó con su orquesta en el Monterrey y que trabó conocimiento íntimo con la soprano alcoyana  Lirios Elena Nito quién contribuyó a su difusión en la ciudad.

A finales de los 60 ya existe constancia de la incorporación del “sí” formando la interjección desdeñosa “pos sí”. A la que, según la costumbre alcoyana, pronto se le buscaron rimas sin sentido para redondear la frase. Ejemplo: Pos sí, pos no (pos estira un cagalló)

No existen datos documentales sobre cuando se adicionó el “que te veré” (I will see you, en inglés). Una promesa / amenaza de encuentro que unida  al “pos si” compuso el vocablo de tintes surrealistas que hoy todos conocemos y que, dependiendo del tono y del timbre, indica desagrado, amenaza velada o, más frecuentemente, displicencia. Ejemplo: “Però què s’ha cregut? Parlar-me d’eixa manera? Posssiqueteveré!”

En 1971, coincidiendo con el estreno de la película “Duel” (en castellano “El diablo sobre ruedas”) de Steven Spielberg se incorporó a la expresión, sin que se sepa el motivo ni la razón, el sustantivo «camión», quedando establecida como: Possiqueteveré! Camión. Que es tal y como la expresión ha llegado a nuestros días, con este medio de transporte.

NOTA DRAMATÚRGICA DE INTERÉS.- Se ha estudiado poco la relación entre Possiqueteveré! y el mundo del teatro,  que a mediados de los ochenta dio titulo a un célebre monólogo del actor Juli Cantó y, actualmente a la gaceta cultural del grupo ilicitano La Carátula.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario