Destacados
Diccionari de butxaca
Genterola
Es un insulto grupal, que quiere mostrar el rotundo desprecio hacia un colectivo
Al Capone y sus amigachos, un ejemplo clásico de genterola
La versión alcoyana del clásico castellano gentuza es una palabra muy sonora, que despierta en el oyente resonancias italianas. Hay que subrayar un dato importante: cuando un alcoyano habla de genterola está utilizando un insulto grupal, un calificativo con el que quiere mostrar su rotundo desprecio a un determinado colectivo con el que es conveniente […]
Diccionari de butxaca
Garibaldino
Un curioso sustantivo alcoyano que relaciona la gamba común con los soldados voluntarios que lucharon por la unidad de Italia
Dícese de los soldados voluntarios que lucharon en las tres guerras por la  independencia y unidad de Italia al mando de Giuseppe Garibaldi (Niza, 1807-Caprera, 1882) En Alcoy además es la denominación oficial que reciben las gambas con gabardina, tapa muy popular en el estado español, tanto como la corrupción o la sequía. La pregunta […]
Diccionari de butxaca
Tapó de bassa
Metáfora cruel que usamos los alcoyanos para describir a los hombres bajitos
Mickey Rooney no levantaba un palmo del suelo y es un clásico de Hollywood
Metáfora inusualmente cruel y despectiva que usamos los alcoyanos para describir a hombres bajitos pero con una constitución física muy robusta. La comparación no es gratuita: el tapón de una balsa (de riego o de una piscina municipal) es un elemento de gran solidez cuya principal función en esta vida es evitar que se escape […]
Diccionari de butxaca
Collonera
Diccionari de butxaca
Enxancamallat/ada
Diccionari de butxaca
Racuela
Diccionari de butxaca
Samarro
¿A qué se refiere un/a alcoyano/a cuando califica a un individuo como samarro?

¿A qué se refiere un/a alcoyano/a cuando califica a un individuo como samarro? Y digo bien individuo, puesto que samarro únicamente se utiliza en género masculino ya que, aunque también existen las acepciones samarra, samarrà y Samarra,  nada tienen que ver con samarro.

La primera es una adaptación libre al alcoyano de la palabra vasca zamarra que designa una prenda de vestir hecha de piel o pelo (on hi ha pel sempre hi ha alegria) de carnero, utilizada para protegerse del clima frío. La segunda el golpe dado con una zamarra en particular y, por extensión, cualquier golpe. Y la tercera la ciudad iraquí declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO cuyo principal atractivo es el minarete de la mezquita, de forma alargada y descomunales dimensiones, en forma de zigurat.

¿Qué es, entonces, un samarro? Pues cuando no se refiere a ‘Samarro’, la marcha cristiana compuesta por el prolífico músico alcoyano Jose Mª Valls Satorres  para Pepe Samarro, capitán cristiano dels Maseros de Mutxamel el año 1996, ni a Samarro Saan, el famoso pirata valyrio, samarro tanto en catalán como en su forma castellana, zamarro, designa a una persona astuta y reservada difícil de engañar. Y también al hombre – y perdón por la redundancia – tosco y pesado.

¿Eso quiere decir que la exclamación alcoyana quin samarro! referida a un varón, significa que el sujeto en cuestión es lerdo o rústico en demasía?  No necesiariamente. Puesto que para un alcoyano/a samarro se refiere a alguien o algo cuyo tamaño es superior a lo normal. Es decir, enorme.

Eso sí teniendo en cuenta un importante matiz metonímico sobre el todo y la parte. A saber, cuando samarro va acompañado de los verbos ser o estar (Ejemplo: Eixe està fet un samarro) se refiere al todo, mientras que si está junto al verbo tener (Ejemplo: Eixe té un samarro de quilo i mig) se refiere a la parte. O dicho de otro modo, a un atributo o apéndice del sujeto objeto de la apreciación que, en este caso recuerda – con perdón – al minarete en forma de zigurat de la mezquita de Samarra.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario