Destacados
Diccionari de butxaca
Bochinche
También conocido como bohío o bodegueta, este establecimiento hostelero fomentaba la camaradería entre su ilustre clientela
El bochinche fue durante siglos el último mono en el escalafón de la hostelería alcoyana. Era un bar de reducidas dimensiones en el que era obligatoria la acumulación de suciedad, el olor permanente a fritanga y a cazalla revenida y una niebla perenne de humo de tabaco. También conocido como bohío o bodegueta, este minúsculo […]
Diccionari de butxaca
Fer el xempla
Fer el xempla es una manera de hacer el tonto que, dependiendo de su intensidad, se sitúa entre el capoll y el pixorro
Un comensal 'fent el xempla' versión leatherface
Fer el xempla (no confundir com for exemple que es inglés y significa otra cosa) es una expresión alcoyana que, con toda probabilidad, deriva de la catalana fer el ximple (pronunciado ximpla) y que además significa lo mismo: hacer tonterías con el propósito de provocar risa. Aunque, a diferencia del catalán, el alcoyano para el […]
Diccionari de butxaca
Mostruori
Un ejemplo de la tendencia alcoyana hacia el siniestrismo lingüístico
Aunque lo parezca, un mostruori no es un catálogo de monstruos de película de serie B. La versión alcoyana del concepto muestrario/mostrari está cargada de efectos especiales y produce un cierto sentimiento de desazón. Cuando un representante acude a una tienda y le dice al propietario “voy a enseñarle el mostruori por si le interesa […]
Diccionari de butxaca
Instantería
Diccionari de butxaca
Aspolsó
Diccionari de butxaca
Figà
Diccionari de butxaca
Samarro
¿A qué se refiere un/a alcoyano/a cuando califica a un individuo como samarro?

¿A qué se refiere un/a alcoyano/a cuando califica a un individuo como samarro? Y digo bien individuo, puesto que samarro únicamente se utiliza en género masculino ya que, aunque también existen las acepciones samarra, samarrà y Samarra,  nada tienen que ver con samarro.

La primera es una adaptación libre al alcoyano de la palabra vasca zamarra que designa una prenda de vestir hecha de piel o pelo (on hi ha pel sempre hi ha alegria) de carnero, utilizada para protegerse del clima frío. La segunda el golpe dado con una zamarra en particular y, por extensión, cualquier golpe. Y la tercera la ciudad iraquí declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO cuyo principal atractivo es el minarete de la mezquita, de forma alargada y descomunales dimensiones, en forma de zigurat.

¿Qué es, entonces, un samarro? Pues cuando no se refiere a ‘Samarro’, la marcha cristiana compuesta por el prolífico músico alcoyano Jose Mª Valls Satorres  para Pepe Samarro, capitán cristiano dels Maseros de Mutxamel el año 1996, ni a Samarro Saan, el famoso pirata valyrio, samarro tanto en catalán como en su forma castellana, zamarro, designa a una persona astuta y reservada difícil de engañar. Y también al hombre – y perdón por la redundancia – tosco y pesado.

¿Eso quiere decir que la exclamación alcoyana quin samarro! referida a un varón, significa que el sujeto en cuestión es lerdo o rústico en demasía?  No necesiariamente. Puesto que para un alcoyano/a samarro se refiere a alguien o algo cuyo tamaño es superior a lo normal. Es decir, enorme.

Eso sí teniendo en cuenta un importante matiz metonímico sobre el todo y la parte. A saber, cuando samarro va acompañado de los verbos ser o estar (Ejemplo: Eixe està fet un samarro) se refiere al todo, mientras que si está junto al verbo tener (Ejemplo: Eixe té un samarro de quilo i mig) se refiere a la parte. O dicho de otro modo, a un atributo o apéndice del sujeto objeto de la apreciación que, en este caso recuerda – con perdón – al minarete en forma de zigurat de la mezquita de Samarra.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario