Destacados
Diccionari de butxaca
Ratereta
¿Es la ratereta el equivalente alcoyano al mouse, ratón o ratolí yanqui?
El sustantivo ratereta es la palabra que utilizan los alcoyanos/as de una cierta edad para denominar a la estufa eléctrica o brasero de calefactores resistivos  y desprotegidos que se sitúa bajo una mesa camilla, cercana a las faldas u otros tejidos altamente inflamables y que se conecta a la red general de 250 voltios mediante […]
Diccionari de butxaca
El calzoncillo de camalet
En Alcoy nunca ha cuajado el concepto boxers, que nos suena a vieja canción de Simon y Garfunkel
Alcoy ha realizado una aportación fundamental al mundo de la moda íntima masculina: el calzoncillo de camalet. En esta ciudad no ha cuajado nunca el concepto boxers para referirse a esta prenda fundamental en el fondo de armario de cualquier hombre elegante. Este anglicismo nos suena a vieja canción de Simon y Garfunkel o a […]
Diccionari de butxaca
Eh… home¡
La expresión la usan señoras y señores mayores para dirigirse a cualquier persona adulta de sexo masculino
Estamos ante una de las mejores interjecciones alcoyanas. La expresión “Eh… home¡” es muy utilizada por señoras y señores mayores para dirigirse a cualquier persona adulta de sexo masculino (si es menor de 30 años se sustituye por el término xicon) y hacerle una petición o alguna pregunta. Los habitantes de esta ciudad somos poco […]
Diccionari de butxaca
Crepó
Diccionari de butxaca
Hasta aquí llegó la nieve
Diccionari de butxaca
Pote
Diccionari de butxaca
Senyo/sinyo
Dos contracciones libérrimas que se pueden usar indistintamente sin distinciones de sexo
El sinyo Richard Wagner y la senyo Cosima en una imagen de archivo

He aquí dos palabras alcoyanas que han decidido hacer la guerra por su cuenta y que han pasado olímpicamente de las leyes de la gramática, de las distinciones de género y de los principios básicos de la lógica. Estas dos contracciones preceden a un nombre propio y se utilizan como señal de respeto cuando uno habla de una persona de mucha más edad. Por extraño que parezca, las dos fórmulas se pueden usar indistintamente sin distinciones de sexo.

En el principio fueron los vocablos senyor o senyora. Luego llegaron los recortes. Por razones de comodidad, en Alcoy decidimos suprimir la erre final (tampoco es tan grande el ahorro) y correr de sitio el acento, utilizando construcciones clásicas como el senyo Antonio o la senyo Patrocinio. Luego, con el paso del tiempo, surgió una extraña variante que parece responder a una ancestral alergia de los alcoyanos por la letra e. Vimos aparecer entonces al sinyo Juan, el de la bodega, y la sinyo Paca, la del Tossal.

Aunque hay un sector de lingüistas que defiende encarnizadamente que la palabra senyo se utiliza para el masculino y sinyo para el femenino, un trabajo de campo realizado por esta publicación señala que las dos fórmulas se utilizan indistintamente a gusto del consumidor; o lo que es lo mismo, los alcoyanos usamos senyo o sinyo según nos salga del mismísimo bolo.

Estamos pues ante un gran misterio de la gramática, ante una prueba palpable de que los alcoyanos somos capaces de retorcer el lenguaje desde la más absoluta libertad.

NOTA IMPORTANTE: El concepto seño no tiene nada que ver con esta historia. La seño es una contracción de señorita, que se utiliza en castellano para referirse en tono de confianza a las profesoras, ya sean de educación primaria o secundaria. En la Universidad está totalmente vetado este término coloquial y su uso supondría una clara falta de respeto académico.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario