Destacados
Diccionari de butxaca
Me la bufa
“Me la bufa” es una expresión habitual del ámbito lingüístico valenciano a la que el lenguaje alcoyano le ha aportado su granito de creatividad
Me la bufa(en inglés “he huffs me”) es una expresión común del ámbito lingüístico valenciano-catalán-balear equivalente al ‘me la sopla’ castellano, más aireada que el castizo ‘me la suda’, con mayor estabilidad que el ‘me la trae floja’, menos marinera que el ‘me la trae al pairo’ y mucho más esclarecedora que ‘me la refanfinfla’; […]
Diccionari de butxaca
¡Adreça, adreça!
Palabra clave de los alcoyanos a la hora de ayudar a aparcar un coche
Los alcoyanos de sexo masculino encuentran un fascinante placer en el acto de ayudar a aparcar (o a desaparcar) su vehículo a un conductor inexperto o a una conductora novel. Este ritual lo tiene todo, ya que supone una demostración de sabiduría automovilística y de solidaridad ciudadana. El ayudador se dirige al ayudado con todo […]
Diccionari de butxaca
Burro
Cabreo de grandes proporciones, caracterizado por su prolongación en el tiempo
Cuentan los historiadores, que los burros de Adolfo Hitler eran legendarios
Coger un burro en Alcoy no tiene nada que ver con subirse a lomos de uno estos entrañables animales domésticos de la familia de los équidos, que en tiempos muy lejanos jugaron papel fundamental en nuestra exigua agricultura. Coger un burro en esta ciudad es sinónimo de pillar un cabreo de considerables proporciones, que presenta […]
Diccionari de butxaca
Au
Diccionari de butxaca
Pastissot
Diccionari de butxaca
Xorraeta
Diccionari de butxaca
Sopaberena
Los lingüistas se han dividido en dos bandos irreconciliables: los que creen que es una merienda tardía y los que defienden que es una cena madrugadora

En estos tiempos en los que está tan de moda hablar de la cocina de fusión, vale la pena destacar esta aportación alcoyana a la gastronomía universal. La sopaberena es la fusión de dos comidas en una sola: la merienda y la cena. Los inventores de este término lingüístico no se calentaron mucho la cabeza y unieron las dos palabras para definir un ágape que se hace a la caída de la tarde, que tiene en los niños sus principales protagonistas y que es utilizado por los adultos sólo en las ocasiones muy especiales. Si los americanos inventaron el brunch, los alcoyanos legaremos a la posteridad la sopaberena.

Hay que señalar, en primer lugar, que la sopaberena ha provocado violentos debates entre los lingüistas, ya que el término ha generado dos bandos irreconciliables: los que creen que es una merienda tardía y los que defienden que estamos ante una cena madrugadora.

Una sopaberena como Dios manda debe cumplir unas estrictas condiciones horarias, abriéndose un abanico de posibilidades que la sitúan obligatoriamente entre las siete y media de la tarde y las nueve y media de la noche. Si se hace antes de siete y media, estaríamos ante una merienda clásica y ante una persona que se va a quedar sin  cenar. Si se hace después, es una cena sin más.

El bocadillo es, sin ningún género de dudas, el rey de esta comida informal, que se hace a salto de mata y sin grandes protocolos ceremoniales. Los platos de caliente y los guisados quedan totalmente excluidos de esta modalidad culinaria: un tipo tomando una sopaberena a base de paella de marisco y de ensalada mixta será considerado un personaje extravagante y poco de fiar, salvo que sea un turista inglés y que esté en una localidad de la costa.

Este ritual gastronómico autóctono tiene su particular apoteosis en el calendario anual de todos los alcoyanos. El famosísimo berenaret de Pascua no es otra cosa que una sopaberena cargadita de bombo y acompañada de mona y de habas tiernas.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario