Destacados
Diccionari de butxaca
Pelilo
Pelilo es una de las muchas palabras que los alcoyanos usan para referirse al órgano masculino que sirve para miccionar y, ocasionalmente, para copular
Pelilo dentro de una pelila haciendo el pixorrot
Aparte de ser una marca de pulseras, collares y complementos Pelilo Diseños con sede en el Puerto de Cartagena (para que luego digan que los murcianos no son raros), pelilo es una de las muchas palabras que los alcoyanos usan para referirse al órgano masculino por antonomasia, tales como: pardal, boniato, níspero, fava, botifarra o […]
Diccionari de butxaca
Maldecap
Palabra creada con la fusión de otras tres para definir a aquellas personas con una habilidad innata para generar malestar en su entorno
He aquí una curiosa creación lingüística, cuyo origen surge de la fusión de tres palabras distintas en una sola. En Alcoy tener mal de cap es (como en todos los lugares de habla valenciana) sufrir un problema sanitario más o menos doloroso, que afecta al área craneal y que viene provocado por algún tipo de […]
Diccionari de butxaca
Donar més quefer que una onça de cucs
Aunque de entrada parece la comparación más adecuada para definir la hiperactividad infantil, hay que analizarla con atención
Uno de los apartados más creativos del lenguaje alcoyano es aquel que recoge las lamentaciones que las abuelas dedican a sus nietos o, mejor dicho, a la febril actividad que desarrollan sus nietos mientras están a su cargo. Es decir, todo el día.
Diccionari de butxaca
Enviscà
Diccionari de butxaca
Sofar
Diccionari de butxaca
Arropar
Diccionari de butxaca
Xurrut
La palabra logra un punto inédito de asquerosidad al imitar un sonido corporal especialmente vergonzante
El xurrut suele ser explosivo, como un geiser

Onomatopeya escatológica donde las haya. La palabra logra un punto inédito de asquerosidad al imitar un sonido corporal especialmente vergonzante. Cuando un alcoyano está de xurrut,  quiere decir que sufre una fuerte diarrea, que le condena a hacer rapidísimos viajes al wáter para evitar la catástrofe.Aunque se puede sustituir por el tradicional “anar de caguetes” (algo más modosito), el xurrut sigue siendo la fórmula favorita de los habitantes de esta ciudad a la hora de describir el explosivo final de un proceso de descomposición estomacal. La cosa va de sonoridades y de texturas y no entraremos en más detalles para no provocar el asco de nuestros lectores (que ya son mayorcitos e imaginación no les falta)

De estos orígenes cochinos ha nacido otra palabra alcoyana de gran aceptación, que se puede utilizar con absoluta libertad fuera del reducido y maloliente ámbito del retrete. Se trata del vocablo xurrutá, con el que se describe la salida inesperada y atropellada de un material líquido o pastoso de un determinado recipiente. ¿Quién no se ha manchado con una xurrutá de tinta mientras hacía pruebas con la pluma estilográfica de la primera comunión?, ¿quién no ha embadurnado el espejo del baño con pasta de dientes al apretar demasiado el tubo y provocar una xurrutá descontrolada?, ¿quién no ha visto en la tele a un calamar gigante echando xurrutaes de tinta para huir de un cachalote asesino?.

Para terminar hay que señalar que el uso indiscriminado de la palabra xurrut ha provocado importantes confusiones sanitarias en Alcoy. Cuenta la leyenda que un pediatra recién venido a la ciudad desde Salamanca se quedó petrificado cuando se presentó ante él una madre preocupada, que le dijo “el niño lleva cuatro días haciendo xurrut y tengo miedo de que se me deshidrate”. Aunque inicialmente el galeno pensó que aquel chaval sufría alguna extraña enfermedad que le obligaba a hacer sonidos guturales siniestros, la posterior descripción efectuada por la madre con todo tipo de detalles acabó sacándole de su error y haciendo que le recetara al infante una dieta a base de Aquarius, arroz blanco y Fortasec.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario