Destacados
Creación
Microcoraeta psicolingüística LII
Conxi on fire
A Conxi comença a pesar-li el dol permanent, l’empresonament dins les quatre parets de la casa, el penós aïllament en què viu reclosa des que el pobre Jaume fes el «darrer viatge». La mosca, la que hi ha a totes les cases fent revolades capriciosa d’aquí cap allà, i fotent-se trompades contra els vidres de […]
Creación
Microcoraeta Psicolingüística L
Cinc hores amb Conxi, d’açò ja fa una estona
 Conxi s’agrunsa ben a poc a poc, amb una mena de fatiga ancestral. Les mans resten creuades a l’altura del ventre, i practicant giravolts amb els dits de manera mecànica, la qual cosa denuncia un tant de deixadesa somorda. Els anys ja li pesen una mica. Menys mal que parrupeja seguit amb el seu Jaume, […]
Creación
Microcoraeta Psicolingüística XLIX
Cinc hores amb Conxi... més o menys
Quan Conxi xerra, ho fa de debò, ja ho sabem. Li fot canya al manillar que se les pela. I vinga, i da-li, i torna-li la trompa al xic, i si són verdes o són madures. Recollons, Conxi!!! Però és el seu deliri, i la seua manera de «matar» el temps. Ja ens ho van […]
Creación
El niño Colibrí
Debajo de una piedra o en la esquina de atrás se pueden escuchar las leyendas de un rapaz con rostro infantil. Si estornudaba mirando al sol, le salían alas.
Georgina Cruz, 6/03/2014

Debajo de una piedra o en la esquina de atrás se pueden escuchar las leyendas de un rapaz con rostro infantil.

A su paso las baldosas se volvían pigmento dejando muestra de su candidez.

Si estornudaba mirando al sol, le salían alas.

Cuando esto acontecía estaba exento de toda culpa, bailaba por los rincones desguarnecidos de su psique, pero no sabía volar.

Los individuos-individuas que residían en las ventanas lo miraban con cara de Tomate Pera. El niño colibrí sentía desbarajustados sus conocimientos antropológicos y se hizo antropoteísta, el muy pájaro.

Se resguardaba de las nocturnas estampas cósmicas en una madriguera, hasta que una incomprensible mañana, estornudó mirando al sol y alzó el vuelo.

Todos los enraízados no daban cabida al ente aéreo.

Niño colibrí se desplomó en el suelo, las voces que ofrecían ayuda le increpaban:

– “ Niño Colibrí, búscate un chamalirero que entienda de lo tuyo,

¡Y gánate el alpiste !”-.

 

… Los años afectaron sus pieles y se convirtió en Hombre Colibrí.

Aún huelen, en los días de recolecta, sus pasos a gomorresina.

Aún, los creyentes del ajeno, ven cómo surca la bóveda terrestre y se emocionan.

 

Las fábulas han de ser cortas

el testimonio efímero.

 

Hace poco se le vió revolotear por el Preventori de Alcoy,

las sinhueso del lugar juran ver a Colibrí hablando con los santos.

No podía ser otro, el mismísimo San Cristóbal, el portador de pecados,

quien requirió la destreza colorín de Colibrí.

Durante unos días, mochila en mano, sube que te baja, amarillo por aquí, el trinar de los compañeros por allá. Retrató al glorificado.

 

Aún están a tiempo los residentes de visitarlo.

Aún no ha sido revelado el pseudónimo del Niño, ya Hombre, Colibrí.

Aún junto a la cruz, en las paredes de la ermita de San Cristóbal pueden leerlo.

Cees, Jesús Cees.

SONY DSC

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:
COMENTARIOS

  1. Manuel Solbes Arjona says:

    Si la constancia alrededor del gratuito gesto pasa desapercibida y las palabras de los ingenuos vuelan a favor de la corriente natural en el concepto del arte-comportamiento, deberemos inclinar la cabeza y rendir homenaje a la Osadía.
    Genial obra de Jesús Cees. Magnífico texto de Georgina Cruz.

  2. María Penalva says:

    Como Sureña recién llegada a este ShangriLa Norteño, lo único que me traje del mar, me lo dio Cees: en casa habitan Sirenas, Señoritas marítimas más ceesianas que sorollanas, Chanas bikineantes con perro y un Gavioto muerto de hambre…Hoy en día, lo mejor que se puede hacer es invertir el poco dinero que se tiene en alimentar el alma, que nos la tienen desnutrida.
    Georgina, esta vez te has salido, muchacha¡¡ No sólo cuenta Cees con su Arte, sino también con el tuyo. Eres musical, eres rítmica y eres original. Gracias por compartir.

  3. Justo Sellés says:

    Magnífica obra del amigo Jesús Cees, y emocionant

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario