Destacados
Cultura
Fundación Mutua Levante colabora en un proyecto pionero para mejorar el tratamiento del dolor infantil
La asociación Dolor.in, impulsada por 8 profesionales de la sanidad en València, cuenta con el apoyo de la entidad alcoyana para tareas de difusión y de divulgación
Fundación Mutua Levante ha iniciado un proceso de colaboración con una iniciativa sanitaria pionera, que se desarrolla en València y que tiene como objetivo mejorar el tratamiento del dolor infantil. La entidad alcoyana apoya en tareas de divulgación y de promoción a la asociación Dolor.in, formada por ocho mujeres profesionales de la sanidad, que han […]
Cultura
Murta i els minairons
Murta i els minairons. Mercè Climent. Guanyadora II Premi Altea de Literatura Infantil i Juvenil.Editorial Aila Edicions. Edició a cura de l’Ajuntament d’Altea
Llegir Murta i els Minairons, novel·la de la prolífica escriptora alcoiana Mercè Climent suposa endinsar-nos en una tendra història on la màgia esdevé protagonista de la mà d’una xiqueta innocent, menuda amb dos clotets a la cara, i dels seus amics, un éssers diminuts, entremaliats i feiners: els minairons.
Cultura
Ni un gramo de nostalgia
Apuntes sobre un inolvidable concierto de Bob Dylan en València
Un vejete renqueante de 78 años aparece en el escenario vestido como un enterrador de película del Oeste. El tipo está podrido de dólares, ha vendido millones de discos y cuenta con los mayores reconocimientos internacionales que puede alcanzar un artista (incluidos un Nobel y un Oscar). Se coloca ante un piano y durante dos […]
Cultura
Bestiarium Femineum: la deconstrucción de los arquetipos negativos de la feminidad.
La exposición Bestiarium Femineum de Alissia, puede visitarse en la Fundación Mutua Levante (Plaza España, 15 - Alcoi) del 6 de julio al 15 de septiembre de 2017

Alissia escribe, cose, canta y cuenta.

Es una narradora que no sólo se expresa con palabras y sobre el papel, sino que también hilvana y teje su relato con las manos y sobre la tela en el bastidor. Convierte el hilo narrativo de lo contado en hilo físico para transmutar el dibujo en trazo cosido, para coser el collage reutilizado al lienzo y tejer, con estos recursos plásticos, un relato en femenino.

Si la escritura entrelaza palabras para tejer una historia, Alissia cose imágenes para contar un relato de reivindicación femenina. Genera una simbiosis entre narrar y coser para reivindicar la feminidad y lo hace inspirándose en las mujeres francesas que, como la ninfa Calipso o la diosa Circe de la mitología griega, mientras cantaban historias de protagonistas femeninas las tejían y cuyos cantos acabaron generando las llamadas ‘chansons de toile’ – canciones de tela- piezas destacadas de la poesía lírica francesa de los siglos XII-XIII.

Alissia mira, así, al pasado para reivindicar lo femenino, para rescatar del olvido el papel de la mujer en la historia oculto en una historia escrita por hombres recuperando la memoria y los referentes históricos femeninos. Y, además, en su proceso creador reivindica y revaloriza como ámbito creativo lo que la creadora feminista Miriam Shapiro denominó ‘feminajes’: los recursos materiales (hilos y telas), las actividades (hilar, hilvanar, coser y remendar) y los temas (decorativos y florales) prototípicamente femeninos.

Siguiendo el hilo de la reivindicación feminista, Alissia se adentra, con el ojo surrealista, en el inconsciente colectivo para encontrar y recopilar los arquetipos de negatividad asociados, desde tiempos ancestrales, a la feminidad. Unos arquetipos negativos que se manifiestan en la mitología tanto grecorromana (Sirenas, Esfinges, Quimeras, Moiras, Greas, Caribdis, Erinias, Escilas, Lamias, Gorgona, Arpías, Furias, Parcas) como nórdica (Hel, Nornas, Morrigan) y sudamericana (Vagina Dentata) y que convierten lo femenino en algo monstruoso. Una monstruosidad, deformidad o anormalidad que se manifiesta frecuentemente mediante la hibridación con lo animal, que hace visual la depravación, la inferioridad y la maldad de lo femenino y en la que se concentran todos los miedos y enigmas masculinos respecto a la feminidad.

Unos arquetipos de la negatividad femenina que perviven a lo largo de la historia reinterpretándose. De ellos nace la bruja medieval que puede ser entendida como una reelaboración, fusión o hibridación de varios iconos negativos de lo femenino nacidos en la mitología grecorromana como Circe o las Moiras y a la que nos alude el formato del bestiario usado por Alissia. O la ‘femme fatale’, la mujer que con su belleza provoca la perdición o la desesperación masculina, desarrollada plásticamente por el prerrafaelita Dante Gabriel Rosseti, el esteticista Aubrey Beardsley, el simbolista Gustave Moureau, el postimpresionista Edward Munch o el modernista Gustav Klimt.

Con la monstruosidad femenina de origen mitológico como fuente de inspiración, Alissia genera, a usanza medieval, un bestiario de seres imaginarios aglutinados en torno a la sirena y la vagina dentada. Hibrida con la sirena el resto de iconografías de la negatividad femenina y de esta hibridación surrealizante nace, con un uso del collage que recuerda a Max Ernst, todo un universo grotesco femenino, que seduce y embriaga visualmente y que esconde, tras la visualidad, una reflexión conceptual de deconstrucción de la feminidad negativa.

Alissia pretende deconstruir los arquetipos negativos de la feminidad y su pervivencia, desenmascarar su falsedad y su engaño, evidenciar que sólo son un ‘canto de sirena’. Denuncia así la deslegitimación que ha padecido y padece la mujer y busca liberarla del encierro en los arquetipos negativos a los que has sido sometida históricamente, sacarla de la jaula, del cajón o del baúl de la negatividad y la monstruosidad para empoderarla. Y no sólo deconstruye la monstruosidad femenina arquetípica sino que la subvierte positivizándola, trastornando el monstruo en icono feminista, convirtiendo la iconografía femenina de lo negativo en paradigma de aquello que en su origen pretendía rechazar. Sigue el ello el camino de un nuevo feminismo estético iniciado por Kiki Smith, Leonora Carrigton y Remedios Varo.

Y en este proceso de deconstrucción y subversión del rol negativo de la feminidad, se origina un nuevo feminismo que ya no se centra en la reivindicación sexual y en la oposición masculino/femenino, sino que va más allá. Un nuevo feminismo que considera el género como una categoría construida socioculturalmente, como una categoría no fija e inmutable sino sometida a un constante proceso de resignificación, como algo performativo y, por tanto, cambiante y redefinible. Un feminismo que aplica el proceso de deconstrucción ya no sólo a los arquetipos históricos negativos de lo femenino sino también al propio concepto de género para afirmar la necesidad de desarrollar una identidad sexual más amplia que celebre las diferencias y la diversidad.

Desde este nuevo concepto de feminismo, Alissia positiviza el arquetipo histórico femenino negativo al dotarlo de cotidianeidad, al aplicarle la ironía, al representarlo externamente con rostros inocentes o temerosos, que recuerdan a Odilon Redon, y anatomía florida, que parece homenajear a Arcimboldo, o al abrirlo en canal, mediante el collage, para que el espectador contemple y constate que, por dentro, tod@s somos iguales, que la diferencia nos enriquece y que el género no es más que un estereotipo social a redefinir.

Como si fuese una de las Moiras griegas, de las Parcas romanas o de las Nornas nórdicas, Alissia teje con sus hilos visuales y narrativos un nuevo destino, defiende y escribe un nuevo futuro donde el genero no condicione las relaciones humanas, donde los estereotipos sexuales queden relegados y el afecto y la querencia no entiendan de barreras físicas. Todo ello es lo que escribe, cose, canta y cuenta Alissia en sus canciones de tela y no es poco…

Joel García Pérez es Historiador del Arte y Profesor de l’EASD Alcoi

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario