Destacados
Cultura
El Mas del Diable
El llibre narra l’historia dels germans Dick i Duke, que es retroben al seus racons d’infància rere la mort del seu pare. Després de vint anys separats recordaran que van tindre un passat complexe degut a una mare no massa afectuosa i un pare al que temien. La trama se centra al Mas del Diable, […]
Cultura
El Origen de los Calendarios
Hablamos de los días fastos, nefastos y sagrados dentro del calendario romano y de los controladores de los mismos que a partir de ellos se llegaba a influir en cuestiones incluso de gobierno. ¿Sabíais que en época de Rómulo y Remo enero y febrero no existían? Esta es la causa de que septiembre por ejemplo […]
Cultura
Tirisiti, el titella que més agrada als escolars
Un any més, i ja en van 12, el Teatre Principal s’ha transformat en la llar del Betlem, pot ser, més conegut del País Valencià
Com cada any, la maquinària del Betlem de Tirisiti es posa en marxa al mes d’octubre amb les reserves per a la campanya de representacions en horari i calendari escolar. El que va començar sent una campanya d’àmbit local als anys 90 s’ha convertit a hores d’ara en una cita ineludible per a molts centres […]
Cultura
El arte de cuestionar lo obvio
“Las cosas que son diferentes con el fin de simplemente ser diferente rara vez son mejores, pero lo que se hace para ser mejor es casi siempre diferente”. Dieter Rams

Los diseñadores no debemos caer en la trampa de una mala innovación, me explico: una innovación debe venir acompañada no solo de una renovación estética, tiene que sumar, hacer mejor al resultado obtenido.

Un pequeño ejemplo sería si tuviera que diseñar una lápiz, madera y grafito. Pero yo quiero innovar, y la figura del lápiz la retuerzo, creando una forma diferente a la inicial, pero más incómodo. ¡He innovado! Si, pero tu innovación no sirve para nada. Tu finalidad era hacer el diseño diferente y mejor.

Innovar no se basa simplemente en generar un aspecto nuevo, se debe crear o modificar un producto o servicio ya existente, pero siempre para dar más, no maquillemos algo hartamente masificado. Innovemos con la meta de dar más, el fruto obtenido será algo único.

El nuevo semblante del diseño debe indicar su función, que al ver el diseño el usuario sepa que es, para que sirve lo que tiene delante. Su fácil identificación será un indicador de que nos hemos acercado a un buen resultado.

Cuando nos enfrentamos a una remodelación de algún tipo de producto o de servicio, debemos abordar el asunto desde la raíz, generarnos una idea básica de cual es la identidad del producto. Un caso práctico: ¿Qué hace lápiz a un lápiz? Tiene que poder dejar el grafito en el papel, y que este se pueda borrar, puede tener un borrador integrado, su agarre debe ser ergonómico… Y a partir de ahí, ¿qué más puede ofrecernos un lápiz?

Esa vuelta de tuerca que le demos a nuestra propuesta, deberá estar justificada, ¿es realmente útil?, ¿tiene sentido que lo ponga sabiendo para que va a estar destinado el producto?, ¿quién va a ser el usuario?

La técnica puede ayudarnos a hacer realidad nuestra propuesta, la innovación puede ser tecnológica: inventar un nuevo proceso industrial, usar un nuevo material que ahorre costes, que contamine menos, que pueda llegar a más gente… La tecnología está en constante avance, el diseño debería aprovecharse de ello.

Toda materialización de un diseño traerá consigo unos retos técnicos que nos hará indagar en nuestra creatividad, que será la que oriente las mejoras del resultado obtenido. ¡Generando una verdadera innovación!

Dar una solución final a algo me resulta aburrido, cada problema no tiene su solución, cada problema tiene infinitas soluciones. En el campo del diseño nuestro peor enemigo es dejar de cuestionarnos, cualquier idea, dar una solución como la solución definitiva es un error, toda idea deberá de estar en duda.

Bibliografía 
Dieter Rams: Ten Principles for Good Design, Edición 2017, ISBN: 978-3791383668

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario