Destacados
Cultura
Manifest 9 d’Octubre
Tipografia La Moderna ofereix als seus lectors el manifest del 9 d’Octubre escrit pel nostre company Javier Llopis
Bon dia a tots. Per començar, vull agrair a l’Ajuntament que haja pensat en mi per escriure i per  llegir el manifest del 9 d’Octubre. És un honor asumir- encara que siga per uns minuts- la veu de la ciutat en què un ha nascut i ha viscut durant pràcticament tota la seua vida. És […]
Cultura
Aquesta no és una altra pel·lícula sobre la Guerra Civil
Un grapat d'impressions sobre la darrera pel•lícula d’Alejandro Amenábar ‘Mientras dure la guerra’
M’ha agradat molt la darrera pel·lícula d’Amenábar ‘Mientras dure la guerra’. Una pel·lícula reflexiva, calmada, oportuna i necessària com ho demostra el fet que el passat 3 d’Octubre un grup de persones del partit – digues-li partit digues-li banda – ESPAÑA 2000, va irrompre en els cines LYS de València intentant boicotejar la projecció de […]
Cultura
La veïna de dalt
Fundación Mutua Levante acull les creacions de l’artista Javier Pérez Vaquer en la mostra titulada: ‘La Veïna de dalt’.
La veïna de dalt és una instal·lació pictòrica, digues-li instal·lació digues collage de coses,  de Javier Pérez Vaquer (Bolulla, 1965) un professor i artista multidisciplinari que ha exposat a Estocolm, París, Barcelona, València, Nantes, Tolosa de Llenguadoc, Bordeus, Berlin, Bolulla i Benimaclet, entre moltes d’altres ciutats i poblacions europees i de l’estat espanyol.
Cultura
Lo que el ojo no veía y ahora sí ve
Xavier Cortes, 3/03/2019

Hubo un tiempo en que las series americanas para la televisión se rodaban en 35 mm, es decir en el mismo formato con el que se filmaban las películas para el cine. Luego se pasaban al formato más estrecho y de baja resolución de la televisión y así llegaban a nuestras pantallas. Con la llegada de la televisión en alta definición, las cadenas tuvieron la sana tentación de volver a digitalizar las cintas originales para devolver a las viejas series el esplendor y la calidad con las que se rodaron originalmente.

Es el caso de Friends. Ahora tiene una nueva oportunidad en el flamante HD de la plataforma Netflix (que por cierto le ha pagado a Warner 100 millones de dólares por tenerla en su plataforma hasta 2020). Esto demuestra que la idea de pasar de la imagen analógica en 4:3 al 16:9 HD no ha sido, en absoluto, descabellada sino más bien todo lo contrario. Pero entre tanta ventaja hay un pequeño inconveniente que tal vez pase desapercibido al ojo del espectador. O no.

Al volver a ver la primera temporada de la serie, en el glorioso HD panorámico, nos damos cuenta de que aparecían ‘cosas’ en la imagen que probablemente no deberían estar ahí. Personajes cortados por la mitad (como el Vizconde demediado), actores que no actúan porque se saben fuera de la escena, piezas de decorado que no encajan y un sin fin de planos desequilibrados que resulta imposible que se les hubiera pasado por alto a los directores de los episodios.

Empezamos a indagar el por qué y la respuesta estaba en dos tiras de cinta aislante que se colocaban en el visor de la cámara para que el director supiera que parte se vería en la pantalla televisiva y que parte de lo filmado quedaría para siempre fuera de campo. E ahí el error. En 1974  nadie pudo imaginar que la tele, que había empezado hacía poco a ser en color, cambiaria su formato cuadrado (4:3) al panorámico actual.

Como se ha comentado, la serie Friends se rodó originalmente en cine o lo que es lo mismo en formato 35 mm. Un formato mucho más ancho que los televisores de la época, los directores eligieron la parte central para ser vista y se despreocuparon de aquello que quedaba fuera. Pero ahora, cuando se emiten las grabaciones en su formato original ¡oh sorpresa! aparece mucha más información de la que había prevista y, tal vez, de la que debería ser vista.

A continuación añadimos algunos ejemplos que ilustran esta circunstancia y que tal vez nos pueden animar a ver la serie con un nuevo punto de vista jugando a lo que el ojo no veía y ahora sí ve.

En el formato cuadrado vemos a Mónica Geller abstraída en sus pensamientos como única protagonista del encuadre. En el nuevo formato el cojín bordado con las letras del abecedario le roba todo el plano. Por no hablar de la afilada nariz de Phoebe  que irrumpe en  la escena cual flecha extraviada en busca de diana.

Un caso parecido. En el formato cuadrado Ross habla con alguien que como no se ve (o ya se ha visto antes) ni importa ni interesa. En el nuevo formato, en cambio, aparece un codo (bonito codo, por cierto) que no se sabe si pertenece al interlocutor de Ross, a otro personaje o a una cliente del bar que pasaba por allí y se sentó en el sofá para tomarse un merecido descanso.

Más de lo mismo. En el formato cuadrado Mónica intenta convencer a Rachel de algo sin que haya nadie que observe ni interrumpa el diálogo. En el nuevo formato, en cambio,  se entrevé en la penumbra un trozo de Phoebe Bufay. ¿Qué pinta en la escena? ¿Las estaba espiando? ¿Se estaba tomando un respiro mientras contemplaba cuan bien interpretan sus compañeras? La respuesta en el viento.

Otra más. En el formato cuadrado Joey Tribbiani intenta convencer a Ross Geller de algún concepto abstruso (probablemente relacionado sobre sexo). En cambio en el nuevo formato aparece Chandler Bing enhiesto como un palo y con la mirada perdida. ¿Quién sabe si porque así lo exigía el guión o porque se estaba tomando un descanso hasta que le avisaran de que volvía a entrar en plano?

Y la última. Hay más pero por ir acabando. En el formato cuadrado se ve a Ross ganando a algún juego de cartas, o algo parecido, a una compungida Rachel, ante la mirada impasible del codo de Chandler (?) ¿O es Joey? En el nuevo formato además de aparecer una greña del propietario del codo, se ve una superficie vertical de tonos marrones que tanto puede ser una puerta inoportunamente entreabierta como la parte trasera de un decorado. Por no hablar del radiador que aparece a la derecha de la imagen que está pidiendo a gritos una mano de pintura.

 

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario