MÁS FALSO QUE UN JUDAS
El periódico de las noticias imaginarias e inventadas
Destacados
Más falso que un judas
Un turista madrileño que regresaba de una boda se confunde en la rotonda del Molinar al estar escrita en valenciano y acaba en Campo Criptana
El señor Povedilla no descarta  denunciar al Ayuntamiento por intento de exterminio del castellano
Un turista madrileño que atiende al nombre de Agapito Povedilla, acabó en Campo de Criptana cuando regresaba a su hotel, ubicado en Alcoy, de madrugada, tras haber participado como padrino del novio en una boda en la vecina localidad de Benifallim. El motivo del extravío según ha declarado Agapito Povedilla a este diario es la […]
Más falso que un judas
Científicos de la Universidad Carnegie Melon descubren el secreto de la asistencia masiva a las proyecciones de ‘Viu L’Estiu’
La policía judicial de la SGAE investiga el alcance de la añagaza
Image obtenida por la cámara H2001 perteneciente al becario de la UPV Agapito Llopis
Hace unos días se  desveló un enigma que tenía en vilo a los programadores culturales de la ciudad, a saber: los misteriosos llenos que se producen en las proyecciones cinematográficas que el Ayuntamiento organiza durante la campaña Viu L’Estiu mientras que la mayoría de salas de cine de la ciudad permanecen vacías. Y eso que […]
Más falso que un judas
25 consejos básicos para superar con éxito todas las olas de calor que vengan este verano
Un equipo multidisciplinar de científicos locos elabora una biblia para librarse de los soponcios veraniegos
Olvídese de los sofocos si sigue nuestras instrucciones para luchar contra el calor
En su afán de servicio público, “Más falso que un Judas” ofrece a sus lectores una batería de 25 consejos para superar con éxito las diferentes olas de calor que vendrán este verano. Si sigue al pie de la letra nuestras instrucciones, usted y su familia pasarán los meses de julio y agosto en medio […]
Más falso que un judas
Durante el acto de presentación del cargo, un grupo de cabras que formaba parte del boato del alférez cristiano se come en un descuido el traje de la escuadra especial
Los componentes de la formación de la filà ‘Abanderats Ascagassats de la Beniata’ una vez curados de sus heridas ya trabajan en la elaboración de un nuevo diseño
Los escuadreros en la puerta de los salones 'Bancalet del Sinc' minutos antes de consumarse la tragedia

Un grupo de cabras que participaba en la Presentación del Séquito del Alférez de la filà ‘Abanderats Ascagassats de la Beniata’ provocó un desagradable incidente en los salones del restaurante Bancalet del Sinc, donde se celebraba el evento, al comerse los trajes de la escuadra de negros que el próximo 22 de abril había de acompañar al  caudillo cristiano.

Al parecer las cabras (que representaban el papel de rebaño que acompañaba al alférez en su entrada triunfal a la villa de Alcoi) en un momento dado empezaron a mostrarse inquietas debido a que además de no haber ingerido alimento alguno durante la larga espera, tampoco pudieron excretar nada por vía rectal ya que llevaban un braguero para evitar que llenaran con sus deposiciones el parqué del restaurante.

Nada más hacer su aparición la escuadra, ataviada con un magnífico y auténtico atuendo de camuflaje que, a la vez que reforzaba el aspecto guerrero de la formación rendía homenaje al sotobosque alcoyano a ritmo de la marcha ‘Panterri, caixco i porra’ del músico alcoyano Leandro Gado, las cabras se lanzaron contra ellos (totes a una veu germanes vingau) y comenzaron a devorar sus atuendos como si no hubiera un mañana. Sin reparar que en lugar de hojas frescas y jugosas estaban deglutiendo poliéster 100%.

Las consecuencias del acto no se hicieron esperar y al tiempo que los escuadreros corrían en pelota picada intentando cubrir su desnudez, las cabras venciendo la resistencia de los bragueros – debido a la gastroenteritis provocada por los colorantes y el peróxido de poliéster – comenzaron a decorar violentamente las paredes del local.

El incidente, que afortunadamente se saldó sin más daños personales que alguna que otra hipotermia y diversas heridas sangrantes provocadas por mordiscos de cabra,  causó no obstante cuantiosos daños materiales. De hecho – según el encargado del Bancalet del Sinc – serán necesarias toneladas de lejía y desodorante para volver los salones a su estado original.

Por su parte la filà  ‘Abanderats Ascagassats de la Beniata’ ha hecho público un comunicado en el que lamenta lo sucedido e informa que desde este momento ya trabajan en un nuevo diseño para la escuadra especial, seguramente con metal y muchos pinchos, al tiempo que están estudiando sustituir el rebaño de cabras, por un grupo de hamsters enjaulados o, incluso, por un gran acuario con peces tropicales.

 

14799934_10207398075250568_1442216337_o

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:
COMENTARIOS

  1. Jadisha-ben-Favorita says:

    Las cabras hasen miedo. Comen todo lo que ven. Y los probes de la filada pueden perder dasta la tafarra. No se puede jugar asin como asin. Pero hase risa verlos a todos con el gordolobo al aire, y corriendo por bajo las canaleras. Pero mira…

    Os felisito por la notisia y
    Viva SAN Jorge Martir

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario