MÁS FALSO QUE UN JUDAS
El periódico de las noticias imaginarias e inventadas
Destacados
Más falso que un judas
Pánico en San Nicolás tras detectarse todas las noches la aparición de una entraeta fantasma
Desde el pasado domingo de Gloria, recorre la calle desde la Font Redona a la plaza y se han podido grabar psicofonías de marchas moras
Imagen de los ectoplasmas festeros grabada por un vecino
La concejalía de Asuntos  Sobrenaturales del Ayuntamiento de Alcoy ha abierto una investigación después de que numerosos vecinos de la calle San Nicolás hayan denunciado la aparición de una entraeta fantasma. Esta manifestación paranormal empezó a producirse de forma ininterrumpida desde el pasado domingo de Gloria, provocando el pánico entre el vecindario, que escucha todas […]
Más falso que un judas
Denuncian que el Ayuntamiento se ha copiado el proyecto de Rodes de un tebeo de Astérix
La oposición acusa al gobierno socialista de convertir el futuro de la ciudad en un tebeo
Las semejanzas entre ambos proyectos son evidentes
Estalla una tormenta política en el Ayuntamiento de Alcoy. Tras comprobarse las semejanzas entre el proyecto de rehabilitación de la fundición de Rodes y el dibujo de la aldea gala de los tebeos de Astérix, los partidos de la oposición han arremetido contra el equipo de gobierno socialista, acusándolo de falta de imaginación y de […]
Más falso que un judas
La concejalía de Turismo traerá franceses sobrantes de Madrid para reactivar la hostelería
El Ayuntamiento ha fichado al conocido chef de los anuncios François “para prepagag cenas de picoteo”
Los visitantes galos están encantados con los bares de Alcoy
El Ayuntamiento de Alcoy ha roto todos los esquemas con una decisión imaginativa para reactivar la hostelería en plena pandemia. La concejalía de Turismo ha firmado un convenio con la Comunidad Autónoma de Madrid para quedarse con los stocks de franceses sobrantes de la capital. Los turistas galos empezarán a llegar (en calidad de cedidos) […]
Más falso que un judas
Ingresa en un psiquiátrico un hombre que estuvo 6 horas intentando abrir con guantes una bolsa para verdura de Mercadona
Amnistía Internacional estudia denunciar a la cadena de supermercados por torturas psicológicas
Paulino Serelles, ingresado en una celda de aislamiento en pleno ataque de ira

Alcoy se ha visto conmocionado en los últimos días por la triste historia de Paulino Serelles; un vecino de esta ciudad que tuvo que ser ingresado en un pabellón psiquiátrico tras intentar infructuosamente durante seis horas abrir una bolsa de plástico para la verdura de Mercadona con sus manos protegidas por guantes. Esta situación ha puesto de relieve la existencia de numerosos casos parecidos, mientras fuentes de Amnistía Internacional estudian denunciar a la cadena de supermercados por torturas psicológicas.

Paulino Serelles vivía un día normal, nada hacía prever la tragedia que se produciría horas después. A las nueve de la mañana acudió al Mercadona de El Camí para hacer sus compras habituales. Este ciudadano ejemplar cumplía al pie de la letra las exigencias preventivas contra el coronavirus. Entró en el establecimiento con el rostro cubierto con una mascarilla, se untó las manos con gel desinfectante y se puso dos guantes de plástico. Al principio, todo iba bien: cargó con normalidad en su carro cuatro latas de cerveza y un pack de pechugas de pollo corte fino. Los problemas empezaron cuando se dirigió al stand de la fruta y de la verdura con la intención de comprar un kilo de cerezas. En torno a las nueve y cuarto empezaron los intentos para abrir una bolsa de plástico. La mañana iba avanzando y todas las intentonas se veían coronadas por el fracaso. La situación se veía agravada por el hecho de que Serelles no podía recurrir al truco habitual soplar la bolsa, ya que tenía la boca tapada por la mascarilla.

En torno a las doce y cuarto, el comprador empezó a mostrar los primeros síntomas de desequilibrio nervioso: lanzaba imprecaciones e insultos contra Juan Roig y se veía afectado por súbitos e incontenibles ataques de llanto. La agresividad iba in crescendo, mientras Serelles rechazaba la ayuda de los empleados del establecimiento, afirmando a voz en grito que “¡está bolsa la abro yo… por mis santos cojones!”. En torno a las tres de la tarde, la situación se hizo insostenible y la dirección del supermercado decidió llamar a la Policía Local para evitar males mayores. Los agentes procedieron rápidamente a acordonar la zona y consiguieron reducir a Paulino Serelles tras dispararle un dardo tranquilizante. El hombre, que no soltó la bolsa de plástico en ningún momento, fue trasladado en ambulancia a un centro psiquiátrico de València en donde se recupera a base de un tratamiento de orfidales y de ejercicio al aire libre.

La pesadilla vivida por este alcoyano anónimo ha servido para concienciar a la opinión pública sobre la existencia de un problema poco conocido generado por las medidas de prevención del coronavirus. Fuentes de la Conselleria de Sanidad no han dudado en relacionar esta situación con el espectacular aumento de casos de escorbuto (enfermedad provocada por la falta de vitamina C) en la Comunitat Valenciana. Estas fuentes indicaron que “las dificultades para abrir con guantes las bolsas de plástico han hecho que muchos ciudadanos hayan optado por excluir de su dieta la fruta y la verdura fresca, sustituyéndolas por pastelillos industriales y miniconos de chocolate, cuyo consumo compulsivo tiene consecuencias nefastas”.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario