Destacados
La memoria
Alcoi: estampes i opinions a l’inici del segle XX
Tots els detalls d'una crònica anomenada “Desde Alcoy”, publicada en la portada del desaparegut diari 'El día', de Madrid
Als alcoians ens agrada la crítica, xafardejar, opinar de qualsevol tema, ja siga local, nacional o internacional. Supose que serà una de les conseqüències de viure a un lloc que, ho vulguem o no, és híbrid de poble i ciutat.Este costum sempre ha estat present gràcies als altaveus que han permès que es canalitzara l’opinió […]
La memoria
Aquel terrible verano del 94
El gran incendio de Mariola, del que se cumplen 25 años, fue una patética demostración de incompetencia y de falta de previsión en la que nada funcionó cómo debía de funcionar
Una monumental fotografía de Juani Ruz, tomada en Alfafara, resume perfectamente aquellos días de fuego
En este mundo hay pocos espectáculos más tristes y siniestros que el de mirar al horizonte y ver una inmensa columna de humo negro saliendo de una sierra. Aquel terrible verano de 1994 los habitantes de estas comarcas vivimos durante días acogotados por este paisaje de fuego y de destrucción.
La memoria
Un tren anomenat Xitxarra
Amb motiu del 50 aniversari de la desaparició del tren Alcoi - Gandia, Tipografia La Moderna us ofereix aquest article publicat per primera vegada l'any 2015
Aigua, vapor i carbó Fins el segle XIX l’aigua havia sigut l’únic mitjà d’energia eficaç per a l’activitat industrial. L’aigua era un actiu motor d’industrialització però tenia un inconvenient. En algunes zones, com Alcoi, era un bé escàs i en determinades èpoques de l’any els rius no disposaven del suficient cabal per moure les màquines.
La memoria
Intrahistoria
Una aproximación a dos conocidos personajes de la memoria popular alcoyana.
Carlos Merchán, 15/04/2014

Llevo todo el curso dando clase de dibujo en las aulas de la tercera edad, en ese edificio mastodóntico y un poco anárquicamente aprovechado que es el Hospital Sueco- Noruego, en el Viaducto. Se trata de un contratillo basura que me viene muy bien para tapar algún que otro agujero que me deja el vicio. O sea que para tabaco y para el café consuetudinario, para más no llega.  La cara de circunstancias o de lerdo que se me queda cada vez que recibo la nómina es inversamente proporcional a la que luzco (más feliz y distendida, dónde va a parar) durante las muy ricas horas que paso con ellos, con los abuelos (inquietos, ávidos y espongiarios) que han decidido no apalancarse delante de la tele y sacarle partido a la jubilación. Admirable.

Cuando están todos colocaditos y con el deber en marcha yo también me pongo a dibujar. A modo de referente, el otro día cogí “Alcoyanos de Fábula”, de Canalejas. Para el amigo Ricardo, tan fabulosos son los grandes: emprendedores, empresarios, intelectuales, artistas, que le fueron metiendo carácter a esta ciudad llena de magia y escribiendo su Historia, como los desharrapados, pasotas, alienados que fabricaron a golpe de harapo y anécdota su intrahistoria. La intrahistoria es el olor a puchero, la espalda de la fortuna, el pulso manso de los días, el andamiaje de lo cotidiano y el barranco por donde se despeña el olvido.

Abro el libro al azar y allí están ellos: Pep Calavera, Camilo Chona, Toni el Bovo, Tereseta, Rascayú, una pléyade de personajes al margen que vivieron como les dio la gana y nos aleccionaron sobre lo que es ser anti sistema con una par, con fundamento.

Gatito Limpio tiene el mirar desvaído y desviado, separado hasta lo camaleónico. En la foto aparece extrañamente aseado. Se conoce que lo retrataron después de un repaso de la caridad. No hay arrogancia, ni tristeza, ni reproche. En esa cara están grabadas a fuego la nada y la serenidad, raros privilegios que sólo alcanzan los que no se plantean la existencia más allá de la supervivencia y que tienen más bien poco que perder. Empecé a dibujarle con una mezcla de extraña melancolía y reverente respeto.

Toni el bovo dibujoToni el Bovo mira al infinito y descuelga el belfo borbónico y humedecido por la dulce babilla del que le importa un huevo hasta el control de sus propias glándulas y esfínteres. A medida que voy dibujándole, algunos alumnos que sí vivieron a lomos de esta intrahistoria fascinante, me van contando un rosario de anécdotas en torno a Toni el Bovo que, al parecer y en cuestión de faldas, de bobo tenía poco. Según me cuentan, Toni le sacaba un rijosillo partido a la impunidad que otorga el estar por encima del bien y del mal y metía mano o pierna, según se terciara, a todo el mujerío alcoyano que se le ponía a tiro.

En fin, que aquí os dejo el resultado de lo que cuento en este relatillo doméstico para el que quiera echarle un vistazo, en esta primera colaboración en “Tipografía la Moderna” que, espero, no sea la última. Y mi más sincera enhorabuena a este grupo de entrañables locos letra heridos que la hacen posible. ¿Quién dice que corren malos tiempos para la lírica?

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario