Destacados
La memoria
Bicentenario del descubrimiento del fonendoscopio
Comentarios a la Exposición del descubrimiento hace 200 años del estetoscopio por René Théophile Hyacinthe LAËNNEC (1781-1826) (1)
Laënnec falleció a los 45 años por una tuberculosis que había contraído mientras realizaba una autopsia a un enfermo y al explorar una vértebra del mismo, se produjo un corte en el dedo índice de la mano izquierda infectándose, lo que le llevo a la muerte. (2)
La memoria
Aparició de l’Estetoscopi o fonendoscopi, ara fa 200 anys
Exposició en Fundació Mutua de Levante (21 febrer- 23 de març 2019)
Pintura de Théobald Chartran (1849-1907) que representa l’auscultació directa o inmediata de Laënnec a un malalt tisic (tuberculós) en l’hospital Necker de París. En la ma Esquerra sosté l’estetoscopi inventat per ell. A la part dreta del quadre es veu un grup d’estudiants de medicina que observa atentament l’escena. La Sorbona, 1891
Quan en 1816 el francés René Laënec va concebre un instrument que anava a revolucionar amb el pas del temps el diagnòstic de moltes malalties, principalment respiratories i cardíaques, no imaginava la importància i l’us que tindria arreu del mon.
La memoria
Clásico, el torero alcoià: retrat d’una època
Un interessant recorregut per la vida i gestes d'aquest famós torero alcoià, nascut a Ibi, a qui cada any ret homenatge el Tirisiti
Estem en els primers anys de la dictadura de Primo de Rivera, una època gris i desconeguda que malauradament no ha captat l’atenció del gran públic. El colp d’Estat del general Miguel Primo de Rivera no va ser una sorpresa: per una banda, este fet revelà que el sistema de la Restauració era incapaç d’evolucionar […]
La memoria
Intrahistoria
Una aproximación a dos conocidos personajes de la memoria popular alcoyana.
Carlos Merchán, 15/04/2014

Llevo todo el curso dando clase de dibujo en las aulas de la tercera edad, en ese edificio mastodóntico y un poco anárquicamente aprovechado que es el Hospital Sueco- Noruego, en el Viaducto. Se trata de un contratillo basura que me viene muy bien para tapar algún que otro agujero que me deja el vicio. O sea que para tabaco y para el café consuetudinario, para más no llega.  La cara de circunstancias o de lerdo que se me queda cada vez que recibo la nómina es inversamente proporcional a la que luzco (más feliz y distendida, dónde va a parar) durante las muy ricas horas que paso con ellos, con los abuelos (inquietos, ávidos y espongiarios) que han decidido no apalancarse delante de la tele y sacarle partido a la jubilación. Admirable.

Cuando están todos colocaditos y con el deber en marcha yo también me pongo a dibujar. A modo de referente, el otro día cogí “Alcoyanos de Fábula”, de Canalejas. Para el amigo Ricardo, tan fabulosos son los grandes: emprendedores, empresarios, intelectuales, artistas, que le fueron metiendo carácter a esta ciudad llena de magia y escribiendo su Historia, como los desharrapados, pasotas, alienados que fabricaron a golpe de harapo y anécdota su intrahistoria. La intrahistoria es el olor a puchero, la espalda de la fortuna, el pulso manso de los días, el andamiaje de lo cotidiano y el barranco por donde se despeña el olvido.

Abro el libro al azar y allí están ellos: Pep Calavera, Camilo Chona, Toni el Bovo, Tereseta, Rascayú, una pléyade de personajes al margen que vivieron como les dio la gana y nos aleccionaron sobre lo que es ser anti sistema con una par, con fundamento.

Gatito Limpio tiene el mirar desvaído y desviado, separado hasta lo camaleónico. En la foto aparece extrañamente aseado. Se conoce que lo retrataron después de un repaso de la caridad. No hay arrogancia, ni tristeza, ni reproche. En esa cara están grabadas a fuego la nada y la serenidad, raros privilegios que sólo alcanzan los que no se plantean la existencia más allá de la supervivencia y que tienen más bien poco que perder. Empecé a dibujarle con una mezcla de extraña melancolía y reverente respeto.

Toni el bovo dibujoToni el Bovo mira al infinito y descuelga el belfo borbónico y humedecido por la dulce babilla del que le importa un huevo hasta el control de sus propias glándulas y esfínteres. A medida que voy dibujándole, algunos alumnos que sí vivieron a lomos de esta intrahistoria fascinante, me van contando un rosario de anécdotas en torno a Toni el Bovo que, al parecer y en cuestión de faldas, de bobo tenía poco. Según me cuentan, Toni le sacaba un rijosillo partido a la impunidad que otorga el estar por encima del bien y del mal y metía mano o pierna, según se terciara, a todo el mujerío alcoyano que se le ponía a tiro.

En fin, que aquí os dejo el resultado de lo que cuento en este relatillo doméstico para el que quiera echarle un vistazo, en esta primera colaboración en “Tipografía la Moderna” que, espero, no sea la última. Y mi más sincera enhorabuena a este grupo de entrañables locos letra heridos que la hacen posible. ¿Quién dice que corren malos tiempos para la lírica?

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario