Destacados
La memoria
El fotógrafo alcoyano «transgresor»
José Miguel Oriola soler / Miguel Oriola (Alcoy, 1943-2020)
Cursó estudios de arte y música, trabajando durante tres años con el fotógrafo alcoyano José Vicens, el cual tuvo su máximo apogeo en la época del Modernismo. Vicens era un hombre culto, que le hizo ver que la fotografía era una cosa seria, hablándole también de música y de arte, enseñándole que la fotografía no […]
La memoria
Francisco Castell Miralles (1842, Alcoy – 1917, Valencia)
Nacido en Alcoy, hijo de farmacéuticos, Francisco Castell Miralles fue una personalidad muy reconocida en la ciudad de Valencia al convertirse en uno de los líderes demócratas y mano derecha del periodista y político José Peris y Valero, exgobernador de Valencia. Un personaje muy poco conocido en su ciudad natal, al cual, la Ciudad del Turia, le dedicaría una calle y una placa conmemorativa
Doctor en Ciencias Físicas y en Farmacia por la Universidad Central, fue catedrático de Química orgánica en la Facultad de Ciencias de Valencia desde el año 1896 hasta 1914.
La memoria
Maquetes històriques d’Alcoi
La ciutat presentava a la fira “Urbe Desarrollo” 2.500 habitatges en procés de gestació
Imatge de projecte original de l’Estambrera
València, la Fira de Mostres, allí on anaven els nostres “industrials” anys enrere carregats amb cortines i altres productes tèxtils que venien arreu del món per quilòmetres o milers d’unitats, va canviar de cara a finals de 2006. Un migdia de finals de novembre, en una fira anomenada “Urbe Desarrollo” es va produir un acte […]
La memoria
Kapriculino: mazurka para un profesor de esperanto
Una aproximación biográfica a la figura de Eliseo Martí músico, pedagogo y compositor.
Eliseo Martí Candela en 1907

Barcelona, 1913
Eliseo Martí Candela, de 23 años, gana el premio extraordinario tras finalizar el quinto curso de mandolina española en el conservatorio del Liceo. Ha compuesto su primera obra: se trata de «Kapriculino» –Caprichosa en el idioma del doctor Zamenhof– una mazurca de salón que dedica «A mi distinguido profesor de Esperanto y amigo D. José Martínez B.».

Veinte años antes, en Alcoy, Eliseo empezó su carrera musical de la mano de su padre, asistiendo a los ensayos de la Música «Nueva del Iris». Eliseo Martí Miralles, el padre, le transmitió la afición a los instrumentos de púa y le inició social y artísticamente en «El Iris». Alcoy era una pequeña ciudad industrial rodeada de montañas, motor interior de la industrialización valenciana, con sus clases sociales perfectamente estratificadas, y con una intensa vida social -y artística- en círculos, sociedades y cafés.

Alcoy, septiembre de 1907
Eliseo, de 17 años, desde que terminó con un «Premio de Honor» en la escuela elemental de don Gonzalo Faus Sanchis, está aprendiendo el oficio de barbero con su padre. También junto a su padre, su hermana y un amigo, ha formado un cuarteto, pequeña orquesta de pulso y púa, con la que lleva un par de años dando conciertos en las sociedades alcoyanas. El cuarteto se llama «Oesile»: es su nombre de pila escrito al revés.

La prensa (1) anuncia que el capitán del Regimiento de Vizcaya, José Bellido Bonet ha empezado un curso de esperanto en Alcoy y que mientras se prepara una aula en la Escuela Superior de Industrias, las clases se impartirán «en la habitación de nuestro apreciable amigo y ferviente esperantista, don José Martínez Bayarri, Plaza de la Constitución número 24, piso 2°».

La «habitación» del médico, articulista y militante republicano José Martínez Bayarri era la misma casa donde estaba el círculo «Fraternidad Republicana», por su parte «El Iris» tenía su domicilio en el número 2 de la Calle San Mauro y Eliseo vivía con sus padres –Eliseo y Adelina– y hermanas –Francisca y Adela– muy cerca de allí: en la calle de «Mossén Torregrosa».

Valencia, enero de 1910
En Valencia se acaba de clausurar la Exposición Regional que en septiembre visitó el doctor Zamenhof para celebrar un post-congreso, inmediato al quinto Congreso Universal del Esperanto de Barcelona. El ahora ya comandante, José Bellido, reside también en Valencia, mientras José Martínez Bayarri que había sucedido a aquél en la presidencia del alcoyano «Birdega Esperanta Grupo» está centrado en la política y dirige el semanario republicano «La Ciudad». El esperanto en Alcoy inaugura una nueva época de la mano de Domingo Taléns (2)

Eliseo ha cumplido 20 años, ahora está en la capital con su orquesta «Oesile», parece que progresan y la idea de dar conciertos en sociedades no ha ido mal. De hecho, el pasado verano, mientras la huelga general ponía «Alcoy en estado de sitio» (3) ganando – con aquella semana trágica– el sobrenombre de pequeña Barcelona, «Oesile» recibía la primera obra original arreglada para ellos: se trataba de «La Madrugada» de Gonzalo Blanes Colomer. (4)

En este viaje a Valencia, a Eliseo Martí Miralles, el padre, le sorprendió la muerte. Se hospedaban en una pensión donde padre e hijo ocupaban habitaciones contiguas. Aquella noche de mediados de enero, Eliseo dió las buenas noches a su padre que estaba algo acatarrado y marchó a su habitación. Le oyó toser, a la mañana siguiente el padre no contestaba, entraron y le encontraron muerto: un ataque al corazón. Eliseo puso una conferencia, su madre le preguntó por el concierto:
Mare, el concert molt bé, però el pare és mort.
Madre, el concierto muy bien, pero el padre ha muerto.

Barcelona, julio de 1912
Eliseo termina su segundo año en el Liceo –Conservatorio Barcelonés de S.M. Doña Isabel II– cursando cuarto de mandolina española con el eminente Félix de Santos Sebastián. El año pasado aprobó los tres primeros cursos y ahora es el único alumno que se presenta a los exámenes de cuarto. El presidente del tribunal y director del conservatorio, Francisco de Paula Sánchez Gavagnach, le dirige un oficio diciendo:
«al presentarse V. como examinando del 4º curso de Mandolina, cumplió V. su cometido con tal arte y maestría que el Jurado calificador sintió de todas veras no poder concederle la Distinción por impedirlo el ser V. único en el 4º curso de dicha asignatura. Sírvale a V. pues de atenuante el caluroso elogio que los miembros del Jurado le envían.»

Adelina Candela, tras quedarse viuda e, intuyendo que Alcoy se quedaba pequeño para el talento de su hijo, no dudó en hacer las maletas y marcharse a Barcelona. No era una decisión extraña, Alcoy se veía próxima social y económicamente a Barcelona, y otros artistas hicieron antes el mismo camino. Eliseo llegó a la ciudad condal con su madre y hermanas para estudiar en el Liceo el curso 1910-11.

En Barcelona distintos grupos esperantistas desplegaban su actividad, organizaban cursos y también bailes. De buen seguro que la gran ciudad ofreció a Eliseo la posibilidad de usar el esperanto y reconocer su utilidad. La imprescindible añoranza de Alcoy, de los bailes en «El Iris», la inmediata adolescencia -con sus dudas y temores felizmente superados- pudieron evocar al profesor y amigo: ilustrado médico, escritor, propagandista incansable y republicano convencido que creía en la fraternidad universal.

—-
Eliseo Martí Candela (Alcoy, 1889 – Barcelona, 1963), músico, pedagogo y compositor.
Timbalero de la Orquesta del Gran Teatro del Liceo y de la Orquesta Pau Casals, posteriormente también percusionista de la Orquesta Municipal de Barcelona. Excelente mandolinista, fue solista y director de la Asociación Filarmónica de Mandolinistas, creada por su maestro Félix de Santos y, tras la guerra, director de la rondalla del Centro Aragonés. Profesor en los conservatorios del Liceo y Municipal de Barcelona, como compositor, ha dejado obras para orquesta de pulso y púa, estudios para caja y una singular colección de música ligera: cuplés y bailables.

—-

(1) Heraldo de Alcoy, 14-9-1907
(2) La Suno Hispana, diciembre 1909
(3) Heraldo de Alcoy, 29-7-1909
(4) VALOR Calatayud, Ernesto (1990): De «La Infantil» a la Armónica Alcoyana

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario