Destacados
La memoria
L’altre tren Xitxarra
Algunes coincidències entre dos trens amb noms d’insecte
Archivo: Paco Breva
Diu l’Eclesiàstic que no hi ha res nou baix del sol. Cert. I no només això. No es que no hi haja res nou baix del sol sinó que, moltes vegades, el que hi ha està repetit. Aquest és el cas del tren Xitxarra, la joia de la corona de la memòria ferroviària alcoiana.
La memoria
Ray Davies y Camilo Sesto: encuentro accidentado en Madrid
El cantante alcoyano actuó de telonero con los Botines en el primer concierto de The Kinks en Madrid
Los caminos del rock and roll son imprevisibles y a veces propician encuentros que hoy nos pueden parecer imposibles. El 13 de junio de 1966 Camilo Sesto y Ray Davies compartieron escenario en una siniestra sala musical de Madrid.
La memoria
Caroline
La primera dona que va fer de cap batedor a les festes de moros i cristians d’Alcoi
Conten que als anys seixanta va viure a Alcoi una noia daurada anomenada Caroline. Caroline era filla d’un oficial nord-americà destinat a la base Aitana, i durant alguns anys va ser el somni americà de la joventut alcoiana.
La memoria
Maruja Tomás, la estrella olvidada
La vedette alcoyana es una de las figuras claves de la revista musical española y conoció la fama y el éxito durante la República y en los inicios del franquismo

Maruja Tomás es un nombre que el tiempo ha arrinconado en el olvido. La vedette, afincada desde niña en Alcoy y nacida en Montaverner, fue una de las estrellas de la revista, el género musical español que tuvo un gran auge en el siglo XX hasta los años 60. Maruja vivió tiempos convulsos,complicados. Conoció el éxito en la República y alcanzó la fama en los inicios del franquismo. Triunfó en el cine de la posguerra, en las denominadas películas de complemento, y superó las mil representaciones en el escenario con la obra ‘Cinco minutos nada menos’. Se retiró del espectáculo a los 50 años y falleció a finales de los setenta en la ciudad francesa de Lyon.

foto3Fue la época de la miseria, de la crispación, del terror, de una España en blanco y negro, agitada por una guerra civil y por un cambio traumático de una república a una dictadura. Esa etapa la vivió Maruja Tomás ejerciendo su profesión de cantante y vedette. En 1932, con 20 años, provoca todo tipo de comentarios en Zaragoza por su actuación en un local de la capital. Maruja protagoniza un número de ‘alto voltaje’ con desnudo integral. Cuatro años antes, su nombre ya levantó polvareda en Barcelona por ganar un concurso de belleza al que acudió con una prenda pequeña que no le cubría casi el cuerpo. Se dice que fue un collar o una liga. Después se extendió la ‘leyenda’.

El 14 de abril de 1932 su imagen aparece en la contraportada de la revista ‘Tararí’, dedicada al mundo del cine y los espectáculos. La vedette vive la denominada ‘ola verde’, o erótica y frívola que invadió los escenarios en la Segunda República. En la contraportada del semanario editado en Barcelona, Maruja Tomás luce su cuerpo, ligero de ropa . En 1935 la revista le dedica la portada con una gran foto de su rostro que refleja su belleza y en la que la define como la gran vedette del music-hall.

De vivir en Alcoy a abrirse paso como cantante y vedette

Maruja Tomás nació en Montaverner en plena Navidad de principios del siglo, el 24 de diciembre de 1912. Ella era la menor de cinco hermanos y su padre falleció cuando tenía apenas dos años. Su madre decidió trasladarse a Alcoy en busca de trabajo. En el libro ‘Evocaciones alcoyanas’, de Juan Javier Gisbert, se cuenta que, desde muy joven, Maruja Tomás Martí era una gran entusiasta del cuplé. Entonaba las canciones en su lugar de trabajo. Como ‘babinadora’ de la empresa ‘Camilo Badía i Cía’ o cuando estuvo como aprendiz de peluquera.

Sus dotes musicales y su gran belleza ayudaron a Maruja a dar el paso adelante y dedicarse a la profesión de cantante. Fue a finales de 1928. Tenía 16 años. Su familia aceptó su marcha con reparos. Maruja Tomás empezaría su carrera y una vida vertiginosa, acelerada, llena de contratiempos.

Maruja Tomás, la estrella de la copla

foto1Buena voz, joven y atractiva. Maruja Tomás se abrió paso como ‘canzonetista’, intérprete de coplas, que años más tarde le serviría para ser una de las estrellas de las denominadas películas de complemento.

Ella es la protagonista del segundo ejemplar de ‘Celebridades del cancionero’, que dedicó el primero a Concha Piquer. Maruja Tomás interpreta temas de Rafael de León y el maestro Quiroga que se escuchan en las emisoras de radio. Pone su voz a ‘Lola Montes’, ‘Yedra’, ‘La chiquita piconera’ o ‘Qué te pasa, Trinià…’

Primeros trabajos en el cine para la productora Ediciones Antifascistas

Una voz estupenda para la copla, juventud, un cuerpo escultural, destacada en el music-hall, atrevida… no era de extrañar que diera el paso a la gran pantalla. Maruja Tomás participó en su primera película en plena contienda. Fue un corto para la productora catalana Ediciones Antifascistas, que realizó documentales y comedias cortas entre 1937 y 1938.

Maruja Tomás debutó en 1938 con la comedia ‘Un mal negocio’ dirigida por Ángel Villatoro ( conocido por el documental ‘La defensa de Madrid’). Le acompañan en el cortometraje Ángel Garasa, Rafael Somoza y Lepe. Garasa, rehizo su carrera en Méjico, dónde se exilió, y es un actor que aparece en muchas películas de Cantinflas. Somoza es otro habitual en las películas de Paco Martínez Soria. Ese mismo año se estrena otra comedia de 20 minutos de duración con el mismo elenco, pero sin Ángel Garasa, titulada ‘Las apariencias engañan’.

Maruja Tomás ingresa en la prisión de les Corts

El entretenimiento no era ajeno a la guerra civil que vivía el país. Maruja Tomás no dejaba de ser una figura de la República, un icono de la frivolidad. Tras la victoria franquista, fue ingresada en el Centro Penintenciario de les Corts en Barcelona y compartió celda con la murciana Julia Romera, destacada miembro en Cataluña de las Juventudes Libertarias que falleció de tuberculosis en la cárcel en 1941. Maruja Tomás ,Julia Romera y Conchita Vives, las tres compañeras de calabozo, sufrieron las penurias de la cárcel que se agravaba con la escasez de comidas para las presas.

El paso de la República al franquismo

Durante este período se produce un cambio en la vedette. Con la caída de la República y la instauración de la dictadura, Maruja Tomás abandona la cárcel, se reinventa y se reincorpora al mundo de las variedades, esta vez bajo el estricto control del régimen franquista. Uno de sus valedores fue el productor riojano Saturnino Ulargui, al que algunos le atribuyen una relación sentimental con la vedette. Ulargui está considerado como una de las figuras relevantes del cine español durante los años 30 y 40.

foto2_recorte

El éxito en el cine con las películas de complemento

Durante la guerra, Ulargui estableció una buena relación con los países del eje y rodó películas en Berlín. En los años 40 funda UFISA, una productora especializada en películas de complemento, de las que Maruja Tomás será la estrella. Una orden del gobierno de Franco, exigía programar películas de complemento en las sesiones cinematográficas.Se trataba de films de corta duración, normalmente de corte musical, que tuvieron un éxito considerable. Maruja Tomás participó en cuatro, todos realizados entre 1941 y 1942. ‘Rosa de África’, ‘La petenera’ o ‘La parrala’ son algunas de sus películas. Esta última esta dirigida por el reputado director Edgar Neville. Maruja Tomás es protagonista de ‘Verbena’, obra de culto de Neville y considerada como una de las películas (tiene una duración de 30 minutos) más interesantes de la historia del cine español.

Una estrella en las portadas de las revistas de cine


Ana María Maruja TomásAparte de las películas de complemento, Maruja Tomás interviene en tres largometrajes : ‘Quién me compra un lío’, ‘Pepe Conde’ y ‘Ana María’. Su aparición en la gran pantalla finaliza en 1944 con la película de Florián Rey ‘Ana María’. Durante ese tiempo ocupa portadas en las revistas de cine o figura en la colección de cromos ‘Cinefoto’ del año 1942, junto a actores conocidos de Hollywood de la época. La vedette es la portada de la revista ‘Primer plano’, creada en 1940 por intelectuales falangistas para construir un cine nacional, en su número 55 del año 1941. La actriz y cantante vuelve a aparecer de nuevo en el escaparate de ‘Primer Plano’ en 1943.

‘Cinco minutos nada menos’, el gran ‘boom’ de Maruja Tomás

El cambio a un régimen totalitario no menguó las posibilidades de Maruja Tomás. Ella se amoldó a las circunstancias y se vio obligada a variar el estilo de la revista que interpretaba, ahora vigilada muy de cerca por los censores. El año 44 fue su gran ‘boom’. Le llegó con el estreno de ‘Cinco minutos nada menos’, una opereta cómica del maestro Jacinto Guerrero que entusiasmó al público.

Fue la primera artista que superó las mil representaciones de una Revista. Se cumplen ahora 70 años de su estreno, que fue, el 21 de enero de 1944. Según relatan las crónicas de la época, se repitieron los números musicales tres o cuatro veces, y la representación continuó hasta avanzada la madrugada. Se trata de uno de los mayores éxitos de la posguerra. Sus números musicales fueron grabados para la radio por los mismos protagonistas que representaban la obra. Maruja Tomás interpreta una de las canciones de más renombre, el pasodoble ‘Eugenia de Montijo y sus dragones’. También fue muy popular el foxtrot ‘Una mirada de mujer’.

‘Cinco minutos nada menos’ se mantuvo en la cartelera durante cuatro años en el teatro Martín de Madrid. Todo un fenómeno.

Funda su propia compañía en la que trabaja la alcoyana Carmen Seguí y debutan Antonio Molina y Lina Morgan


Otra alcoyana, Carmen Seguí unió su destino a Maruja Tomás . Tras años de éxito, había formado su propia compañía y Carmen era la primera vedette. Murió prematuramente en el año 1953.
En el año 1950 comenzaban a escucharse en la radio los temas de un joven cantaor malagueño con una voz sorprendente. Se llamaba Antonio Molina. Su primera aparición ante el público ocurrió el 23 de febrero de foto41952 en el Teatro Cervantes de Málaga. Fue de la mano de ‘La Compañía de Revistas de Maruja Tomás’. La popular actriz Lina Morgan debutó con la compañía de la vedette alcoyana en el teatro Ruzafa de Valencia en 1952 cuando apenas contaba con 16 años. Maruja Tomás compartió escenario con Lina Morgan. Era su última participación en el género de la revista.

Actuación accidentada en Alcoy

Maruja Tomás acudía a Alcoy habitualmente, dónde se reunía con sus familiares que vivían en la ciudad. Según el libro ‘Evocaciones alcoyanas’ una actuación de ella en el Teatro Circo en enero de 1947 resultó de lo más accidentada. Se representaba su pieza de éxito ‘Cinco minutos nada menos’. Se habían vendido todas las entradas y Radio Alcoy retransmitía una de las funciones. Cuando apareció Maruja Tomás, uno de los espectadores gritó: ¡que la jubilen!. Instantes después la vedette desapareció del escenario y se anunció que la segunda vedette se haría cargo del papel estelar por indisposición de la artista. La función continuó con silbidos y gritos de los asistentes. El orden público le impuso una severa multa que fue abonada por gente allegada a la actriz. El que gritó que la jubilen fue sacado de la sala por dos guardias municipales y retenido toda la noche. Maruja Tomás ya no volvió a actuar en los escenarios de Alcoy.

Adiós al espectáculo

Más de 30 años entre bambalinas, actuaciones, películas, grabaciones, éxitos. Sin duda fue duro para Maruja Tomás decir adiós al mundo del espectáculo. Los negocios con su compañía no marcharon bien. En aquel período mantuvo una relación con el actor Alfonso del Real. Él se rehizo años más tarde del fracaso de la compañía y en 1962 debutó en el cine.

Maruja cambia. Abandona la ‘vorágine’ musical y entra en otros negocios. En el libro ‘Evocaciones alcoyanas’ se asegura que llegó a regentar un bar muy popular de la noche barcelonesa.
Se casó en esta época con un médico de Barcelona y el matrimonio le dió un giro a su vida. Deja la Ciudad Condal, se traslada con su esposo a Gijón y después marchan a tierras francesas, a Lyon. Allí, alejada de los escenarios y aquejada de diabetes, falleció a finales de los setenta, según cuentan fuentes familiares.

Tuvo un final anónimo, perdido en el olvido. Alcanzó la fama en tiempos de miseria, odio y rencor. Quizás por ello no logró el reconocimiento que merecía. 40 años después de su muerte es momento de recuperar en la memoria a Maruja Tomás, cantante, actriz y sobre todo una de las reinas en la historia de la extinta revista musical española.

foto5El actor y periodista Mario Silvestre recordó a la vedette en un artículo a finales de los años 80. Según Silvestre, “la primera gran vedette de la renovada y vulgarmente llamada ‘revista musical’ era la alcoyana Maruja Tomás. Sabíamos que por su juventud le ganaba las veces a la reina del género: la inolvidable Celia Gámez. Lo que sucedía es que para destronar a esta se necesitaba algo así como destronar al régimen, y eso era imposible. Pero bueno, nos conformamos con tener el cetro de los aires renovadores de la revista española. Eso ya era una conquista, un orgullo… Pero Maruja Tomás era el sueño dorado. Nadie te daba razones exactas sobre de qué familia procedía, hasta cuándo estuvo en Alcoy, dónde y cuándo empezó su carrera artística. Quizás porque muchos mayores desviaban la atención cuando uno preguntaba. Y se santiguaban”.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:
COMENTARIOS

  1. Carmen says:

    Quisiera saber si alguna vez se ha llegado a conocer a familiares de Maruja Tomas. Un saludo.

  2. pilar Tomás says:

    Hola Carmen!!! Me ha sorprendido gratamente este artículo. Yo soy sobrina nieta de Maruja y tanto mi padre como sus hermanos son sobrinos de ella. No dudes en ponerte en contacto para saber algo más de ella.

    Saludos,

  3. MIGUEL ANGEL ROMAN RAMOS says:

    He conseguido los temas, procedentes de discos de pizarra, “Barquita Velera” y “Juan León”, que año aproximadamente puede ser este disco?
    Gracias por todo

  4. lucia alborta says:

    La diseñadora Americana de muebles DECO, Elizabeth de Lanux fue amiga de Maruja Tomás. Entre los inumerables retratos que la diseñadora realizó, existe uno de “Maruja”, como ella la recordaba con tanta predilección. Este documento lo preservo, y solo a raiz de un reportaje en TVE, pude hacer la asociación de la autora con la actriz. Elizabeth estuvo en España durante la Guerra Civil Española, y realizo amistades entrañable con los intelectuales del periódo, asi como dibujos de episodios sangrientos en hospitales.

  5. Salvador Tomàs says:

    Soy sobrino de Maruja Tomàs, Me ha gustado mucho y me ha hecho recordar todos los momentos que coincidí con ella. Yo estaba en el teatro en su última actuación en el Tratro Calderón de Alcoy y estaba allí porque mi tía se empeñó en que me dejarán entrar (tenía sólo cinco años y los niños no podiiamos asistir a la revista).
    Un detalle de su vida personal: siempre viajó con su madre, mi abuela y cuando esta murió con su hermana Elvira.
    Me extraña el comentario de que no se conocia su procedencia. Mi padre, su hermano, vivió hasta su muerte en Alcoy donde teníamos una panadería.

    Gracias y a tu disposición

  6. Juan Cerdà Vidal says:

    Buenos días, quisiera poder ponerme en contacto con algun familiar allegado de Maruja Tomás, soy de Montaverner, y estoy recopilando datos de personas nacidas en Montaverner, que por su relevancia, merezcan unas paguinas, para engrosar la memoria local de nuestro pueblo, les agradeceria su colaboración, saludos.

  7. santiago suarez says:

    De niño, oia mucho en la radio eugenia de montijo que, me
    encantaba y tambien en los caballitos de las verbenas. era muy famosa la cancion Años mas tarde oyendo discos de ella me interese por su figura
    Me dijeron que estaba casada con alfonso del real,¿tubieron hijos? o fueron solo pareja, yo es que solo conoci a un hijo
    de alfonso pero sin tratarlo
    Por cierto ¡donde esta enterrada?
    Muchas gracias

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario