Destacados
La memoria
Teresa Matarredona Aznar (1904-1999)
Profesora y compositora
Los primeros contactos con la música los tuvo en su propia casa, donde se respiraba afición, estudiando solfeo con su abuelo Eduardo Matarredona Pastor, violonchelista, y piano con su madre. Posteriormente, en su ciudad natal, perfeccionó los estudios de este instrumento con Rafael Casasempere Moltó, finalizando la carrera y los estudios de armonía hasta el […]
La memoria
Les runes de la memòria
Ruïnes de l’ermita de l’Olivar de la Bassa. Zona Nord. Alcoi
Eren finals dels anys seixanta o començament dels anys setanta del segle passat. Feia uns quants anys que vivíem en aquella zona, hui el nord dinàmic d’una ciutat, aleshores uns barris apartats del centre neuràlgic de la vida urbana on tot s’hi decidia. A les barriades de Sant Maure, Joan XXIII, Font Dolça o Caramanxel […]
La memoria
Jorge Silvestre Andrés (1921-2008)
Empresario y fester
Vino al mundo en Alcoy un 10 de enero de 1921, siendo sus padres Rafael Silvestre Abad (-el del Bambú-1885-1963) y Marcela Andrés Gisbert (1888-1923). Sus primeras  enseñanzas las realizaría en la Academia Tecnos, y ya con 14 años comenzaría sus estudios de francés y alemán en Suiza. En 1943 se licenció en Derecho por […]
La memoria
Rafael Simó Alós (1899-1978)
Rafael Simó Alós fue el mejor padre para Isabel-Clara Simó

Maestro durante toda su vida, tuvo, a lo largo de su carrera como enseñante, millares de alumnos en sus aulas, algunos de los cuales ocuparon lugares importantes en el ámbito nacional. En 1920 aprobó las oposiciones de Magisterio, pero más tarde pidió la excedencia para dedicarse a la enseñanza libre. Tras fundar la Academia que llevó su nombre, empezó a impartir clases de bachillerato, comercio e idiomas, con unos métodos particulares y muy propios que le valieron para conseguir la fama que tuvo en su tiempo.

La primera academia de don Rafael Simó Alós, estaba ubicada en Maestro Faus, 28 (hoy calle San Juan), abierta para clases especiales, en las que se admitían estudiantes de carrera mercantil, de bachillerato universitario y cultura general. Años más tarde trasladaría su academia a la calle Sant Jordi. Varias generaciones de alcoyanos cursaron sus estudios en esta academia, coincidiendo casi todos en la opinión, de que don Rafael Simó Alós era un profesor eficientísimo.

Muchos de sus discípulos alcanzaron las mejores calificaciones, catapultados después al magisterio, a la abogacía, a la medicina y a otras Profesiones Liberales, en las que se situaron brillantemente. Fue un clásico de la pedagogía, incluso en los correctivos contra quienes no estudiaban o perdían el tiempo, a los que aplicaba, de vez en cuando, el debido traumatismo manual: bofetada limpia o enérgico cachete, sacando punta a muchos estudiantes que salieron rebotados de otros colegios. Fue de los pocos alcoyanos a quienes, en vida, se le dedicó una calle al cumplirse su jubilación.

Sería el creador de la primera escuela de comercio que conoció Alcoy, y el primero que practicó la “coeducación”. Alentaba a los Padres a que apoyaran a sus hijos, los que a su juicio podían responder en estudios superiores y de esta forma, con la enseñanza y el consejo podrían llegar muy lejos. Simó enseñó a calcular y a ser preciso. Además, a pensar y a aplicar el rigor de sus enseñanzas, al difícil arte de ponderar y enjuiciar. : En una entrevista para la aprensa dijo: “el primer perito mercantil que sacó el título en esta ciudad salió de mi academia. Por aquella época yo trabajaba como secretario en una entidad local, y el contable quiso que preparara a su hijo. Fue tal el éxito que tuve, que me dediqué de un modo profesional, ampliando más tarde las enseñanzas a bachillerato e idiomas».

En 1976, promovido por sus alumnos, se le dedicó un homenaje en el Círculo Industrial al que asistieron más de 500 personas. En definitiva una persona querida y extraordinaria, que nunca ha sido olvidada por los alcoyanos.

Bibliografía: Periódico Ciudad de Alcoy

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario