El Molinar, una playa para tiempos de confinamiento
Javier Llopis

Se ha juntado todo. Por un lado, una primavera especialmente lluviosa, que ha convertido el Molinar en un espectacular paisaje de agua. Por el otro, las restricciones geográficas impuestas por el confinamiento. Al final, este singular paraje alcoyano ha acabado convertido en una playa cercana y asequible. Paco Grau nos cuenta esta historia.

Desde que se levantaron las primeras limitaciones del confinamiento por la pandemia del coronavirus, el Molinar se ha ido convirtiendo paulatinamente en el punto de destino de centenares de visitantes. Se corrió la voz: el paraje industrial alcoyano había cobrado vida gracias a las intensas lluvias de una primavera atípica en todos los sentidos. El espectáculo del agua sigue teniendo un tirón innegable y hacia esta antigua área fabril alcoyana ha acudido un flujo constante de curiosos, que querían disfrutar de unas imágenes impactantes y para muchos inéditas. Especialmente importante ha sido la afluencia de excursionistas durante los fines de semana. Algunas mañanas de domingo resultaba difícil transitar por la zona y se llegaban a formar colas para hacerse selfies en los lugares más impactantes. El fenómeno ha trascendido las fronteras locales y en la zona se podía ver turistas procedentes de toda la provincia.

En las jornadas de más calor, se podían ver bañistas disfrutando del frescor y la de la transparencia de unas aguas, que este año han llegado en abundancia. Resucitaban así viejas imágenes de un pasado en el que Molinar hacía el papel de playa alcoyana, ejerciendo de espacio de ocio y de excursiones durante el periodo veraniego.

Mientras se dilucidan los diferentes proyectos para la recuperación del patrimonio industrial compuesto por las viejas fábricas, la Naturaleza se abre paso en el Molinar y llena de vida un paisaje resucitado en el que el silencio de los antiguos edificios derruidos se ve roto por el imponente rumor del agua.

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario