El puente de las luces
Javier Llopis

La nueva iluminación del puente Fernando Reig, recuperado para el uso ciudadano desde el pasado lunes, ha supuesto la inesperada incorporación de un destacado elemento distintivo al paisaje nocturno de Alcoy. Las luces realzan una construcción que en su día se convirtió en emblema de modernidad y que sigue manteniendo toda su potencia visual. Paco Grau nos muestra en sus fotografías como la luz nos ofrece nuevos ángulos y nuevas visiones de esta importante obra de ingeniería civil.

Han pasado veinte meses desde que se cerró al tráfico el puente Fernando Reig, al detectarse graves problemas de deterioro en diferentes elementos de esta construcción. Tras una inversión de 11,6 millones de euros, realizada por el Ministerio de Fomento, el pasado lunes se volvía a abrir a la circulación esta pasarela, una vez sustituidos los 38 tirantes que la sustentan. La recuperación del puente ha servido para normalizar el tráfico rodado en la ciudad, tras casi dos años de cierre y de soluciones provisionales.

Además, la reapertura del Fernando Reig ha supuesto una importante sorpresa visual para los ciudadanos, ya que ha incorporado una nueva iluminación, que contribuye a realzar los elementos más distintivos de este conjunto: la pilastra central y los tirantes. El diseño del proyecto inicial del ingeniero José Antonio Fernández Ordóñez, que marcó un hito en 1987, se ve potenciado por un juego de luces, que contribuye a darle presencia y visibilidad a una obra pública que se ha convertido en uno de los elementos más emblemáticos del paisaje urbano de Alcoy.

El skyline nocturno de Alcoy se ha enriquecido con un nuevo atractivo. Los juegos de luces del Fernando Reig son una imagen nueva que acabamos de descubrir y que poco a poco se irá incorporando a nuestra cotidianeidad y que se convertirá en motivo de asombro para el visitante

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario