El pulso de la Naturaleza
Javier Llopis

Es un raro privilegio del que podemos presumir todos los alcoyanos. Vivimos rodeados de sierras y bosques y podemos disfrutar -tras una asequible caminata- del gran espectáculo de la Naturaleza. Atrapados entre el Carrascal y la Mariola, los habitantes de esta ciudad podemos acceder en vivo y en directo a todos los matices del cambio de estaciones; a un mundo de pequeños detalles en el que los colores, los sonidos y los aromas convierten nuestro entorno natural en un lugar irrepetible y casi mágico.

En este magnífico reportaje fotográfico Paco Grau ha recogido esos singulares momentos en los que nuestras sierras se preparan para abandonar los rigores del invierno y entrar de lleno en la explosión de vida de la primavera. Son días bellísimos, en los que casi todo el protagonismo se va para la temprana floración de los almendros. Durante unas semanas, nuestros campos aparecen cubiertos por una espectacular alfombra de rosas y de blancos, que contrasta con los adustos verdes invernales de los bosques.

Paco Grau le ha aplicado a este prólogo primaveral su particular punto de vista, en el que ha ido más allá de los cánones de la postal idílica para buscar ángulos inéditos y escenas que se salen de lo tradicional. El fotógrafo le ha tomado el pulso a unos parajes, que viven un momento muy especial y nos ha dejado una crónica visual, que se ha de paladear con tranquilidad y sosiego.

COMENTARIOS

  1. Indira Amaya says:

    Precioso reportaje fotografico de Paco Grau, gracias por difundirlas.
    Turismo somos todos
    Saludos

  2. Juan Francisco Mariño says:

    el almendro en flor da mucha calidad a la imagen, llena la foto, en verdad una maravilla de la montaña alcoyana, y como bien he leído aquí mismo, para un Alcoy de Turismo hacemos falta todos.

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario