Las luces de Menorca
Javier Llopis

Es como hacer un viaje hacia atrás en el tiempo, en el que se nos permite ver cómo sería la costa mediterránea española si no hubiera sufrido el proceso de depredación del hormigón y del turismo de masas. Es Menorca; un mundo sutil de mar y de rocas, que por algún extraño milagro ha permanecido al margen de los furores urbanísticos. Paco Grau nos cuenta su versión de las luces y de las sombras de este singular paisaje, el fotógrafo hace un recorrido pdersonal por algunos de los más bellos rincones de una isla que se mantiene a lo largo del paso del tiempo como un perfecto ejemplo de paisaje mediterráneo.

Los habitantes de la isla se lo cuentan con orgullo a todo aquel que quiera escucharlos. Mientras el boom del turismo de masas arrasaba las costas catalanas, las de la Comunitat Valenciana y las del resto de las Baleares, ellos decidieron optar por un modelo sostenible y frenaron rápidamente los primeros intentos de convertir Menorca  en otro muro de edificios y de urbanizaciones frente al mar. Estos planteamientos hallaron su máxima expresión en la declaración de Reserva de la Biósfera, con la que se comprometían a mantener un entorno de una altísima belleza y de un gran valor ecológico.

El resultado de aquella decisión valiente y arriesgada es un paisaje mediterráneo en estado puro; un laberinto de calas, albuferas y caminos que ofrece el placer del contacto directo con la Naturaleza y que convierte el turismo en una experiencia personal irrepetible. Entre Mahón y Ciutadella hay todo un mundo de playas solitarias, de sendas ocultas que nos conducen hasta el mar y de rincones en los que uno siente la misma sensación de plácida soledad que sentiría el habitante de una isla desierta.

Menorca está ahí, con sus principios irrenunciables, demostrándonos que las cosas se pueden hacer de otra forma. Confirmándonos que es posible un tipo de turismo compatible con la conservación del patrimonio natural y con el mantenimiento de la personalidad y de las raíces de una determinada comunidad humana.

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario