Paseando entre carteles
Javier LLopis / Pep Jordà

Alcoy se enfrenta a unas elecciones municipales apasionantes, marcadas por la incertidumbre y por la abundancia de propuestas que pueden obtener representación en el salón de plenos. En este artículo analizamos la cartelería alcoyana para el 24-M con el inestimable apoyo de las fotografías de Paco Grau. Es un paseo rápido por unas propuestas estéticas que van desde lo más clásico a la novedad más rompedora.

PARTIDO POPULAR
El Partido Popular presenta su campaña con dos carteles de formato clásico. Uno multidisciplinar que igual sirve para un roto que para un descosido. Para las municipales, para las generales que para elegir vocales del Consejo del Poder Judicial. En él únicamente se muestra el imperativo Vota PP y el logotipo con la gaviota. Por cierto cada vez más estilizada, hasta el punto que se parece más a un contorno de cejas que a la entrañable ave carroñera. El otro está más currado, pero sin pasarse. En él se ve al candidato, Rafa Miró Pascual, posando rollo Fary en el disco “Hoy es día de visita” y mostrando una sonrisa Profident que no te la acabas de creer, bajo un mensaje en negrita compuesto por tres verbos escritos en lengua valenciana: Treballar. Fer. Créixer. Tres conceptos motivadores en extremo si no fuera porque los ciudadanos ya tenemos un conocimiento previo no sólo de la relación que el Partido Popular mantiene con el valenciano más allá de la campaña electoral, sino de lo que durante años a nivel estatal, comunitario y provincial ha sido capaz de hacer con los tres verbos.

PSOE
El cartel del Partido Socialista se parece mucho al del PP. También ellos tienen dos formatos. El formato A, cartel vale para todo, en el que se lee VOTA PSOE y la frase “gobernar para la mayoría” que suena más a deseo en la carta a los Reyes Magos que a posibilidad. Y el formato B que apuesta como en el caso del PP por la personalización del partido entorno al candidato. En este caso un Toni Francés sonriente o haciendo una mueca, con este hombre nunca se sabe, en cualquier caso con la boca abierta sobre un críptico mensaje Millor per a Tots que al estar escrito en mayúscula no queda claro si refiere a que Toni Francés es mejor para los Tots de los Tots de Fondarella (Lérida) con escudo en campo de oro con cuatro palos de gules o para el conjunto de los mortales. En cuyo caso no se entiende el porqué del uso de la T mayúscula. De cualquier modo un eslogan mucho mejor que el que utilizado en los carteles del candidato de la formación al gobierno de la Generalitat: ‘Anem a arreglar-ho’ más propio de un establecimiento de reparaciones tipo Castillo que de una formación política.

COMPROMIS
Tras horas de comida de coco y de darle vueltas al asunto, todavía no tengo claro si los carteles electorales de Compromis son un acierto colosal o una enorme metedura de pata. La decisión corporativa de difuminar la fotografía del candidato en un fondo de color naranja es una apuesta gráfica llena de riesgos, que rompe los principios básicos del grafismo político. La palabra clave del mensaje electoral del partido nacionalista es “Valentía” y mucha valentía hace falta para apostar por una fórmula gráfica tan insólita. Desde Mónica Oltra a David Abad, todos los candidatos se ven sometidos a este tratamiento de color, en el que la imagen de marca predomina sobre la persona. En el caso de la candidatura alcoyana, dos conceptos resumen el mensaje del aspirante a alcalde: decisión y diálogo. Son dos palabras llenas de significados ocultos, si se piensa que estamos ante una formación que se vio forzada a abandonar el pacto de gobierno de izquierdas de Alcoy.

GUANYAR ALCOI
Guanyar Alcoi le ha echado valor a la campaña y ha puesto en la calle los carteles más rompedores de esta cita electoral, marcando una diferencia abismal respecto al resto de los partidos. La apuesta era clara: presentarse como una alternativa renovadora y para ello no se ha dudado en recurrir a grafismos innovadores y a estilismos muy arriesgados para la foto de los candidatos. La tradicional sosera de la cartelería de la izquierda alcoyana, anclada en los heroícos tiempos de la Transición y de la vietnamita, ha pasado a mejor vida y ahora nos encontramos con unas piezas, que consiguen su principal objetivo: llamar la atención del transeúnte y dar impresión de modernidad. No se han regateado medios tecnológicos y los carteles incluso hablan, si uno utiliza una determinada aplicación del móvil. Aunque los dos protagonistas principales de la imagen son dos miembros destacados de la antigua lista de Esquerra Unida, se trataba de marcar distancias con la estética de esta formación política, recogiendo el mensaje de cambio de movimientos como Podemos. Primeros planos potentes, fuertes contrastes de colores y elementos divertidos. A esto se llama jugarse el todo por el todo. En la calle, dos opiniones enfrentadas: hay quien considera que el cartel es un tonificante soplo de aire fresco y hay quien lo ve como una pretenciosa horterada recargada de diseño.

CIUDADANOS
La primera cosa en la que piensas cuando ves el cartel de Ciudadanos es en decirle a Jordi Sedano: Baixa d’ací que cauràs. Ya le ocurrió hace cuatro años cuando, como el ángel de “El Cielo sobre Berlín” (als das kind kind war…), se encaramó a la altura del Campanario con la intención de convertirse en el alcalde por antonomasia de todos los alcoyanos, para acabar, tras estrellarse metafóricamente contra la cruda realidad, convertido primero en oposición amiga del gobierno con el PP y más tarde en socio virtual desde el grupo de los no adscritos. Ahora repite, con objetivos más humildes, desde una altura notablemente inferior (el templete de la Glorieta) y en una posición ideológica supuestamente diferente. Lo cual nos hace recordar la frase: ¿Qué importa el sexo cuando el amor es puro? Lo más chocante es el lema de la campaña: Jordi Sedano. Todo el programa de Ciudadanos se resume en este mandamiento: el nombre de un ex alcalde emotivo, entrañable y tan coherente como un queso. Hace unos días, a propósito del proyecto de Alcoinnova, abogaba por su materialización manteniendo, eso sí dijo, todas las garantías medioambientales. Suena bien, de no ser porque durante su mandato se perpetraron acciones como la urbanización de Serelles o proyectos como el hotel de la Font Roja. Si sigue en esta línea descendente, la foto del próximo cartel de Sedano se hará en la Cova Juliana o en el refugio de Cervantes. De los cielos al undeground.

UPyD
Clásico y magenta. Clásico para dar la impresión de partido serio, que puede jugar en papel importante en la futura corporación municipal alcoyana. Magenta para dejar muy clara la marca política que ha popularizado Rosa Díez y que ahora vive las horas más bajas de su historia. El cartel electoral de UPy D nos dice que “si tu quieres, Alcoy cambia”. De paso, nos recuerda que el encargado de convertir nuestros deseos de cambio en realidad será David Sabido, un atípico francotirador de la política alcoyana, que lleva varios años ejerciendo de mosca cojonera del Ayuntamiento. Un cartel institucional y bien elaborado para un partido que ha tenido la desgracia de concurrir a esta selecciones en pleno subidón de Ciudadanos. La campaña para las huestes de Sabido se puede resumir con el viejo dicho de ahora o nunca.

CANVIEM ENTRE TOTS
Pobres, pero honrados. Está es la impresión que transmite el cartel electoral de Canviem entre tots, una formación política salida de los círculos de Podemos, que se vende como la verdadera depositaria alcoyana de las esencias del movimiento liderado por Pablo Iglesias. Es el último en llegar a la fiesta electoral y eso se nota. Una modesta fotografía de grupo a las puertas del Ayuntamiento y a correr. Tu puedes cambiar Alcoy es el eslogan electoral, que guarda un gran paralelismo con el de la UPyD, aunque aparentemente los planteamientos ideológicos de estas dos formaciones están separados por una distancia de miles de kilómetros.

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario