Ya estamos aquí
Javier Llopis

Miles de fotografías, centenares de vídeos y decenas de crónicas periodísticas se pueden resumir en una única frase: Ya estamos aquí y hemos venido para quedarnos.  Ese es el mensaje que lanzaron para la historia dos grupos de mujeres alcoyanas que el día 22 de abril de 2016 cruzaron la barrera de siglos  de discriminación  festera y sacaron a la calle las dos primeras escuadras femeninas de una Entrada. Paco Grau nos cuenta en imágenes este emotivo momento.

Lo imposible ya es una realidad. Hace sólo veinte años estas imágenes resultarían inconcebibles en un Alcoy empantanado en una cruenta polémica para establecer las fórmulas para encauzar la participación de la mujer en sus centenarias Fiestas de Moros y Cristianos. Por aquel entonces, la imagen de una escuadra femenina era una pesadilla para unos y un sueño inalcanzable para otros. La normalización de su  gran acontecimiento lúdico y cultural era una de las principales asignaturas pendientes de una ciudad  que había convertido su fiesta grande en un motivo de eterna disputa, al ser incapaz de resolver la ecuación de la plena integración de las mujeres en su principal celebración colectiva.

Un día, Nuria Martínez decidía ponerse el mundo por montera y ejercer sus derechos como festera. Poco después, Fonèvol iniciaba su batalla por visibilizar la existencia de un problema que muchos negaban y con ella  su particular lucha por una igualdad inaplazable y absolutamente necesaria. Fue un camino duro y lleno de conflictos, en el que no han faltado los insultos y los agravios. Fue un viaje lento y lleno de obstáculos, que en algunos momentos se ha hecho interminable. El relato de estos años de cambio está plagado de momentos de decepción y de instantes en los más de uno llegó a la conclusión de que esta ciudad no tenía arreglo.

A base de fe, de capacidad de presión y de ilusión colectiva se han ido superando todas las dificultades y se ha logrado que lo que hace dos décadas era inimaginable se haya convertido en una contundente evidencia y en un motivo de orgullo cívico.  No estamos ante el final de un trayecto, estamos ante un primer paso. Quedan innumerables espacios festeros en los que se ha de encajar el imparable acceso de la mujer. Quedan innumerables batallas que luchar hasta llegar al objetivo final: la plena normalización de la Fiesta alcoyana. De momento, una cosa sí está clara: aquí, no hay marcha atrás y los avances que se han conquistado son para siempre.

La jornada del pasado día 22 de abril estuvo llena de emociones y de complicidades. Las mujeres de los Vascos y de los Marrakesch pasearon por las abarrotadas calles del centro un mensaje claro e irrefutable: Ya estamos aquí y hemos venido para quedarnos; al que le pique que se rasque, porque esto no hay quien lo pare.

 

COMENTARIOS

  1. Miguel says:

    ÉXTASIS ¡¡¡¡

  2. La gota malaya says:

    Moltes gràcies Javier, com sempre, pel teu article. Malauradament no estic d’acord amb tu en una cosa: el camí de Fonèvol continua sent dur i díficil. Encara que semble que tot està normalitzat, el tracte que se’ls dóna a algunes dones i xiquetes en altres filaes està arribant al nivell d’assetjament. Des de’l meu punt de vista el drac no està mort, només s’ha retirat a la cova.

  3. Amelia Carbonell says:

    Por fin!!! la mujer puede disfrutar plenamente de la fiesta en Alcoy. Me resulto muy emocionante.

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario