Destacados
Lo + de lo más
Cómo sobrevivir a las Fiestas de Alcoy y no morir en el intento
Consejos básicos para que los componentes de la Filà Els Mirons tengan una Trilogía sin sorpresas desagradables
Foto: Paco Grau
Para los componentes de la Filà Els Mirons las Fiestas de Alcoy son un deporte de alto riesgo. La Trilogía son tres días de disfrute callejero, en los que no faltan trampas mortales en las que puede sucumbir todo el ardor festero. Tipografía La Moderna ofrece una batería de consejos para salir bien librado de […]
Lo + de lo más
Cosas que no deberían salir en una Entrada
Guía subjetiva sobre elementos de la coreografía festera alcoyana que nos podríamos ahorrar en pro de la brillantez de los desfiles
Guerra a muerte contra los grupos de tipos comiendo que recorren Alcoy en carroza
Alcoy entra en su mes festero y Tipografía la Moderna se suma a la celebración. Cumpliendo su vocación de servicio, esta publicación ofrece una pequeña guía de cosas que salen en las Entradas de Moros y Cristianos y que, en nuestra modestísima opinión, no deberían salir.
Lo + de lo más
Anatomía comparada: ulls de trauet, ous com a llimes y caras de coca boba
Los alcoyanos disponemos de un completo catálogo de expresiones para describir y calificar las diferentes partes del cuerpo humano
El gran cantaor Juanito Valderrama fue un ejemplo paradigmático de ulls de trauet
Los alcoyanos disponemos de un número casi infinito de metáforas para describir las características de las diferentes partes del cuerpo humano. Es una anatomía comparada en la que hay espacio para todo: para las descripciones más crueles, para las más jocosas y para auténticos ejercicio de clarividencia. Ahí va una pequeña lista.
Lo + de lo más
Churros, meninas y gente que nada en la ambulancia
El mal uso de las frases hechas acaba generando construcciones cómicas cargadas de poesía surrealista

El uso abusivo de las frases hechas es una práctica llena de riesgos. Cualquier confusión puede convertir el más solemne de los discursos en una situación cómica y risible. Tertulianos, político, locutores y gentes de a pie suelen sorprendernos de vez en cuando con este tipo de errores, que de forma involuntaria consiguen crear instantes literarios cargados de poesía y de surrealismo. Ahí van algunos ejemplos.

1-Ponerse hecho un obelisco
Las similitudes fonéticas entre dos palabras tienen mucho peligro. Ponerse hecho un obelisco significa justo lo contrario que ponerse hecho un basilisco. En la primera frase se describe literalmente la decisión de un determinado individuo de adoptar la inmovilidad pétrea de una de aquellas construcciones emblemáticas de la arquitectura egipcia. En cambio, cuando se  quiere  describir a un ciudadano cabreado y con una de mala leche de mil demonios, hay que recurrir al basilisco: un lagarto de color verdoso o una criatura mitológica con forma de serpiente venenosa y con más mala cara que el toro que mató a Manolete. Hay una tercera opción, que roza el dadaísmo: ponerse hecho un asterisco.

2-Nadar en la ambulancia
Hallazgo léxico maravilloso, que algunos investigadores atribuyen a la recordada folclórica Marujita Díaz, mujer chispeante y graciosa donde las haya. Estamos ante la versión cañí de la metáfora clásica de nadar en la abundancia, utilizada como expresión de riqueza y de buen pasar. Nadar en la ambulancia es un ejercicio muy complejo, que obligaría a sus practicantes a llenar de agua el vehículo sanitario y así y todo, apenas podrían dar unas brazadas. Los únicos casos de nadadores de ambulancia que se conocen se refieren a sujetos muy perjudicados por las drogas y el alcohol, que han sido recogidos por el personal sanitario en medio de un delirio y que intentan en vano presumir de su estilo braza mientras los atan a la camilla.

3-Poner toda la sartén en el asador
Dos frases perfectamente comprensibles se han fusionado en una expresión que no tiene ni pies ni cabeza y que se suele escuchar con cierta asiduidad en boca de cronistas deportivos que han de llenar horas y horas de programación con una verborrea constante. En un lado tenemos poner toda la carne en el asador y en el otro tener la sartén por el mango. Si unimos los dos conceptos nos queda una situación culinaria extraña: un tipo colocando una sartén encima de una barbacoa es algo que hiere la vista, el olfato y el sentido común.

4-Cabeza de kurdo
Los autores de esta cagada gramatical fallan el tiro por unos pocos kilómetros. La sustitución del tradicional cabeza de turco, entendido como chivo expiatorio de un desastre, por el cabeza de kurdo es un fallo geográfico leve, que se puede subsanar cogiendo el Atlas y echándole una mirada a un mapa. Los partidarios de la fórmula kurda suelen defender su posición con saña y con unos argumentos potentes: “al fin y al cabo, los dos tipos viven en Asia Menor, llevan turbante y suelen ser barbudos”.

5-Tirarse a la bartola
Los verbos los carga el diablo. Cuando algún amigo nos anuncia su decisión de tirarse a la bartola, resulta imposible discernir si el sujeto en cuestión quiere dedicar las próximas horas al noble ejercicio de la holgazanería o si se va a meter en un desaforado intercambio de placeres carnales con una mujer llamada Bartola. La acepción correcta es tumbarse a la bartola y hace referencia a los descansos que se tomaban los agricultores a partir del día 24 de agosto, San Bartolomé, tras haber cumplido con todas las tareas del campo.

6-Estar en el candelabro
El candelero y el candelabro son prácticamente lo mismo: el primero es un utensilio que sirve para sostener una única vela y el segundo vale para varias velas. Sin embargo, la acepción estar en el candelero ha sido homologada como una expresión de que alguien o algo está de actualidad o llama la atención. Este estado de cosas se mantuvo sin ningún problema hasta que una descerebrada starlette con aspiraciones a actriz de cine afirmó en la tele que “a mí me gusta mucho estar en el candelabro”. A pesar de que esta buena mujer fue sometida a todo tipo de escarnios públicos, lo  cierto es que acabó abriendo caminos y ahora resulta los términos se usa de forma indistinta. Al fin y al cabo, la cosa va de montar cirios.

7- Tota pedrera fa marge 
Tota pedrera fa marge’ además de una versión libre, muy libre, de ‘tota pedra (o pedreta) fa marge’ (dicho popular del ámbito lingüístico catalano-valenciano-alcoiano-balear que viene a significar que ‘un grano no hace granero, pero ayuda al compañero’) es una hipérbole del tamaño de la cantera Botella y una perogrullada más grande que un campo de futbol. Está claro que toda pedrera (cantera) hace márgenes o puede proporcionar el material necesario para hacerlos. Y no solo eso, sino que aún le sobra material para construir diez urbanizaciones, trece hoteles de montaña, media docena de bulevares y un par de salas made in Calatrava.

8 – No mezclar churros con meninas
Mezclar churras con merinas es una locución que recomienda no mezclar asuntos u objetos de diversa naturaleza, en general, y en particular la lana de las ovejas merinas -larga y fina- con la de las churras -abierta y basta- . Mezclar churros con meninas es otro asunto. Si el churro se refiere a la masa de harina de trigo cocinada en aceite, aún. Sería como una especie de desayuno pictórico a lo Carl Warner y a sus cuadros hechos con comida. Pero si el churro se refiriere al otro – al que se moja- ¡ojo! que estaríamos ante un delito tipificado en el código penal.

9 – Ir de Rodes a Pilatos
Ir, o andar, de Herodes a Pilatos significa ir de un lugar, o de una persona a otra, sin encontrar solución alguna. Lo que en alcoyano de toda la vida viene siendo ‘anar cagalló per sèquia’. Cosa bien distinta es ir de Rodes a Pilatos. Porque suponiendo que ese Rodes se refiera al Rodes más famoso del lugar, a saber, la extinta metalúrgica Rodes Hermanos; y Pilatos al prefecto romano en Judea afincado en Jerusalén; ir de Rodes a Pilatos supondría chafarse 4.457 km. de tirón cruzando Israel, Egipto, Libia, Túnez y Argelia. Un ultra maratón rollo Trail Solidari pero a lo bestia. Cuando no un viaje en el tiempo que nos trasladaría desde nuestra presente realidad hasta el siglo I después de Cristo. Se mire como se mire una animalada.

10 – Pa més Enri
Habitualmente las personas utilizan la expresión ‘para más INRI’ en referencia a una desgracia que se ha cebado en alguien más allá de lo razonable. El origen de la frase se encuentra en la inscripción que Poncio Pilatos -el de Rodes- hizo colocar en la cruz de Jesucristo (Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum) a modo de coña marinera en relación con la supuesta realeza del hijo de Dios. Por qué ha mutado en Alcoy el INRI por el ENRI. Si ese ENRI es un apelativo cariñoso de algún conocido Enrique o Enriqueta o si hace referencia a la prestigiosa marca de cuadernos en espiral y/o micro perforados es algo que a día de hoy sigue siendo una incógnita.

11 – Medidas gástricas
Como todo el mundo sabe una medida drástica es una medida rigurosa, severa o draconiana. Palabra ésta última que deriva de Draco o Dracón que fue un legislador que estableció un código de leyes que imponían penas muy severa por infracciones leves. Más o menos como la actual Ley Mordaza pero en griego. Las medidas gástricas son harina de otro costal. Pero poca broma porque la segunda acepción de la palabra drástica hace referencia al medicamento que actúa irritando la mucosa o intestinal o que purga con gran eficacia. Por lo tanto una medida gástrica sería una medida enérgica, rápida y radical como cagarse en todo o en la pata abajo.

12 – El Mejías
En una entrevista realizada hace años en un medio audiovisual local se oyó hablar a una de las herederas del belén del Cullerotero, (¿o era del Sarguero?) que posteriormente daría lugar al Belem de Tirisiti, del nacimiento del Mejías. Si con Mejías se refería al hijo unigénito de Dios pronunciado a la manera alcoyana o si por el contrario hacía referencia a Ignacio Sánchez Mejías (¿antecesor de Clásico?) torero, escritor y miembro destacado de la Generación del 27 muerto por una cornada del toro Granadino en la plaza de Manzanares es algo que nunca se sabrá. Aunque tratándose de un Belem cuántico como el de Tirisiti cualquiera de las dos opciones podría ser válida, la dos simultáneamente, o tal vez ninguna de ellas.

13 – Gimnasia física
Esta curiosa expresión se escuchó ¡primicia mundial! en el parking del mercado de la Zona Norte. Un anciano orgulloso explicaba a una pareja de su misma edad las gestas atléticas de su nieto que había ganado la medalla de oro en una competición de gimnasia… (Aquí dudo un momento no recordando si era artística, rítmica, aeróbica o acrobática) así que, ni corto ni perezoso, soltó con entusiasmo: ¡en una competición de ¡gimnasia física! Qué en un primer momento dices: valiente chorrada. ¿Qué acaso hay alguna gimnasia que no sea física? Pero luego piensas en los soldados del ejército, en la belleza estética, en las opiniones personales, en las embajadas extranjeras y en los olvidos involuntarios y piensas que no andaba tan errado el abuelo.

14- A cada cedro le llega su San Martín
La ubicación de una miserable erre es capaz de convertir a un matarife en leñador. El clásico a cada cerdo le llega su San Martín, entendido como amenaza carnicera a alguna persona muy odiada, se transforma aquí en un  concepto más relacionado con la limpieza de montes que con las entrañables matanzas que se hacen en el mes de noviembre. ¡Qué culpa tienen los inocentes y bellísimos cedros!. En el Líbano se cabrean mucho cuando escuchan esta confusión.

15-Sostenella y no menealla
De las rotundas frases medievales se sabe cómo se entra pero nunca cómo se sale.  El uso abusivo del tradicional “sostenella y no enmendalla” en las tertulias políticas de las televisiones y de las radios ha acabado generando una construcción incomprensible: “sostenella y no menealla”. Estamos ante uno de  esos errores pedantes, que hacen que un tipo quede como un bobo cuando en realidad quería demostrar su amplio conocimiento del lenguaje. Ante una frase tan extraña, resulta inevitable preguntarse ¿qué demonios sostiene el sujeto de esta oración y por qué tiene tanto empeño en no meneallo?

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario