María ​Penalva
Destacados
Mondo Alissia
Adios
Es el momento de irme ya que no puedo abarcar tanto
Todo sigue Igual. Esto no es un adiós, sino un hasta luego o eso espero. No hay nadie imprescindible en ningún lugar ni en ningún momento, a pesar de lo que creamos con el corazón. Y lo que no se puede hacer es intentar estar en todos los lados y a la misma vez. Es […]
Mondo Alissia
Izquierdistahistérica
Antes de ayer me sentí feliz al negarme a firmar un contrato donde por 500 € vendía hasta mis bragas (las que pone Happy en la trasera)
Collage 'Dance' de Alphonse Mucha, 1898
Antes de ayer me marqué un “puigdemont” supermegasatisfactorio. La mayoría entenderéis de lo que hablo, pero por si se le escapa a alguien lo que quiero decir, os lo explico. Lo que he hecho ha sido obligar a una de las partes contratantes, la contraria, a hacer una cosa que me beneficia a mí pero […]
Mondo Alissia
Voluntariado
De esa manera, ilusionada y esperanzada, me metí en este proyecto olvidando un pasado educativo lleno de chascos y sinsabores y recordando con mucho cariño a todos esos profesores que se forman y forman
Voluntariado Hoy es una de esos días donde se me amontonan los temas para escribir y contaros. Podría hablaros de mi viaje a Londres, de mis experiencias con el Master de educación y como chocan con la realidad del profesorado (o al menos del que me ha impartido a mí), de mi beca de colaboración […]
Mondo Alissia
Los chicos de ayer
El sábado fuimos a Gandía a ver a Siniestro Total
Redacció, 13/06/2016

El sábado fuimos a Gandía a ver a Siniestro Total.

Fin.

Pdata:

«Y bailaré sobre tu tumba, guachurueaaaaa, guachuruaaa»

Hace exactamente dos meses y medio que me abandoné a mi misma (el tiempo que no me pongo la vacuna de la alergia). He estado metida en una vorágine laboral/estudiantil que no aconsejo a nadie, que es un poco moseguilla de emociones y que tiene muy pocas satisfacciones. Sólo trabajo, trabajo, trabajo y más trabajo, mal o no pagado y de ninguna manera recompensado.

«¿Qué son los agujeros negros? ¿se expande el universo? ¿es cóncavo o convexo?»

Pensaba que andaba curada de espanto y de disgustos , pero me di cuenta que no era así porque cuando Pau por Face me dijo que el día 18 tocaban Siniestro Total en Gandía me enfadé como una mona. Coincidía con el MIDE DE VERANO.  Y también porque en el Mide de Navidad pasó lo mismo, pero en Valencia. Estaba claro que alguien me había echado un gafe con Siniestro y no iba volver a verlos.

Yo siempre tan admiradora de Quevedo y de la canción «Érase un hombre a una nariz pegada» veía que mi destino eran los conciertos en teatros, sentadita y sin mover más que las pestañas.

Ya me había hecho mayor.

«¡Cuánta puta y yo que vieja!»

Peroooo, se había equivocado de fecha , y era sábado 11. Así que ni corta ni perezosa consulté con mi santo, (perdón Elvira, pero el Santoral está lleno y yo también tengo uno), Pau compró las entradas y ya teníamos planazo para el Sábado.

Allí íbamos los tres dentro del coche de Pau, contando cuando los habíamos visto la última vez, qué años teníamos, que álbumes  nos gustaban más, sin fumar para no molestarnos y escuchando un precioso y divino de la muerte disco de Siniestro: La Historia del Blues, homenaje a Jack Griffin.

Llegamos de día y Gandía había cambiado mucho según Pau, pero aún así creo que es una ciudad preciosa. Tres cuarentones paseando por el casco antiguo de la ciudad, uno rescatando recuerdos, otros dos acumulándonos.

«Al anochecher no queda nada del Chico de Ayer»

Nos hicimos una caña, y empezamos a notar como el tiempo iba retrocediendo. Pues en un plisplas se nos había hecho tarde y no llegábamos al concierto. Entramos en Ca La Marquesa y habían empezado a tocar ya. Unos señores mayores con el pelo cano y traje chaqueta tocaban en el escenario. Bajo, la juventud también eran señores y señoras mayores, con camisetas negras que rezaban cosas así como » Ante todo mucha calma», «Las mujeres y los músicos primero».

IMG_20160612_001253

No había mucha gente.

No había poca gente.

Los que estábamos éramos los justos. En poco empezaron con «Miña Terra Gallega» y se rompió el micro y averiguamos que todos habíamos quemado muchas neuronas, ya que no éramos capaces de recordar la segunda parte de la letra. Se arregló, entre golpes de pecho de los allí reunidos y entonces empezó un pedazo concierto de DOS HORAS Y MEDIA DE DURACIÓN.

¡Chupaos esa mindunguis de tres cuartos!

Hicimos pogos, cantamos hasta perder la voz, escuchamos la armónica del veterinario de Oliva, nos abanicamos en comuna, y nos dimos abrazos, entre empujón y empujón. Nos jartamos a mentiras, bendito el pueblo de Alcoi que la inventó, y a birras. Teníamos agujetas, y temíamos perder las gafas de ver de cerca. Pero no importó, entre salto y melenazo se estaba cociendo el elixir mágico, dentro de  la marmita de los Gallegos.

¡Y magia!

De pronto no habían allí señores y señoras mayores, sólo había un montón de niños blincando y desgañitándose. Arriba el escenario unos mocosos con pantalones cortos, chaqueta y corbata cantaban «Somos Siniestro Total» y » Tranki, Colega, la sociedad es la culpable. Sociedad no hay más que una y a ti te encontré en la calle»

Exactamente igual que en mi primer concierto, donde punks y siniestros coexistíamos, sin darnos, pero sin saludarnos. Al menos en los conciertos de pro.

«Ayatolah no me toques la Pirola»

Y nos fuimos, camino de la cama, que es el mejor camino, sólo estar durmiendo es mejor que estar dormido. No sin antes permitirme esta pequeña reflexión.  Algo parecido a la que hice con la muerte de Bowie : ¿Dónde vamos? ¿de dónde venimos? Yo sé de dónde vengo y estos conciertos, los amigos, mi historia literaria me lo recuerda.  Pau, Salva y yo sabemos de dónde venimos, e incluso podemos intuir a dónde vamos.

Hablo de libertad, hablo de disfrute, hablo de que la gente que se la coge con papel de fumar no tiene cabida en una sociedad oprimida como la nuestra.  Hablo, chicxs, de que a nuestra generación se le está pidiendo doble.  Lo que hicimos de jovencitos, y lo que vamos a hacer ahora.

«Yo dije Yehhhhh»

Porque no es verdad que cuando empieza a anochecer no queda nada de esos Chicos de Ayer.

El sábado éramos todos jovenzuelos alegres cantando y bebiendo con Siniestro Total.

Cómo siempre.

Cómo hace treinta años.

Pau, Salva y María

IMG_20160611_224435

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario