Destacados
Punto de vista
La alcoyanía en los tiempos del cólera (y 23): balance de daños personales
Crónicas del coronavirus en la industriosa ciudad del Serpis
En las películas de guerra, cuando un acorazado recibe el impacto de un torpedo enemigo, el capitán del barco se dirige inmediatamente al primer oficial para pedirle que haga un balance de daños. Entre humaredas, explosiones y gemidos de la marinería herida, se hace una rápida evaluación de la situación de la nave, para ver […]
Punto de vista
La alcoianía en els temps del còlera (22): reflexions d’un corredor sense fons
Cròniques del coronavirus a la industriosa ciutat del Serpis
Ara que he tornat a córrer he vist que a determinades zones d’Alcoi hi ha banderes d’Espanya penjades als balcons amb un crespó negre. Es diferent al que succeeix amb els cartells de SE VENDE o SE ALQUILA que estan per tot arreu. En canvi les banderes no. Hi ha zones on hi ha moltes […]
Punto de vista
La alcoyanía en los tiempos del cólera (21): la apexinamenta general que nos invade
Crónicas del coronavirus en la industriosa ciudad del Serpis
Conozco un tipo que estaba en la terraza de un bar, que intentó beberse un tercio de Mahou sin quitarse la mascarilla y que acabó perdido de cerveza. Hay fumadores que han quemado una buena cantidad de guantes de látex mientras intentaban encenderse un cigarro. Y se han dado casos de brillantes economistas que tardan […]
Punto de vista
Coreografía policial
Imagen inédita de la última visita a Alcoy del presidente de la Generalitat
Javier Llopis, 20/05/2014
La fotografía del periodista Mario Candela ofrece una perspectiva singular de la visita de Fabra

Esta insólita imagen se pudo ver en la tarde del pasado sábado en Alcoy. A un lado, un grupo reducido de manifestantes, que quiere denunciar ante el presidente de la Generalitat los despropósitos cometidos por su gobierno con la Ley de Dependencia. En el otro, el mismísimo Alberto Fabra, acompañado por un grupo de dirigentes del PP, que se dirige a ver un encuentro de fútbol en la sede del partido. En medio, una formación de policías se encarga de mantener las distancias.

La fotografía, realizada desde las almenas del castillo de Fiestas por el periodista Mario Candela, es un perfecto resumen de la situación de la Comunitat Valenciana; ese extraño país en el que los gobernantes han de ser protegidos de los gobernados y en el que su presidente ha de andar por el mundo acompañado por un espectacular séquito policial.

Nos hallamos ante una coreografía singular en la que cada uno ocupa su espacio. La visita futbolera del presidente autonómico, dos semanas después de ser abucheado en la plaza, fue un capítulo más de esa novela surrealista e indignante en la que tenemos que vivir cada día los valencianos.

Impagables las dos señoras que esperan el autobús en la parada. Se miran los hechos con cara de preguntarse ¿qué demonios está pasando aquí?.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:
COMENTARIOS

  1. Joan Lluís says:

    El que em sembla més trist a la foto és el sèquit de peperos alcoians, revolant el poder, cada vegada més lluny dels seus veïns; com els cortesans d’un senyor feudal davant els seus serbs, vanitosos, cruels, superbs.

  2. Estela Reinolds says:

    Pero esto será indignante sólo para una minoría, no? Porque ese señor gobierna escogido por el pueblo. Es decir: habrá más gente conforme y contenta con sus visitas que descontentos. Entonces eso de que no es bien recibido en Alcoy…

  3. Estela Maris says:

    Se’t veu el plumeret, tocaia!!! Al Molt Honorable no l’hem elegit, ha sigut un nomenament molt modern: digital.

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario