Destacados
Punto de vista
La alcoyanía en los tiempos del cólera (y 23): balance de daños personales
Crónicas del coronavirus en la industriosa ciudad del Serpis
En las películas de guerra, cuando un acorazado recibe el impacto de un torpedo enemigo, el capitán del barco se dirige inmediatamente al primer oficial para pedirle que haga un balance de daños. Entre humaredas, explosiones y gemidos de la marinería herida, se hace una rápida evaluación de la situación de la nave, para ver […]
Punto de vista
La alcoianía en els temps del còlera (22): reflexions d’un corredor sense fons
Cròniques del coronavirus a la industriosa ciutat del Serpis
Ara que he tornat a córrer he vist que a determinades zones d’Alcoi hi ha banderes d’Espanya penjades als balcons amb un crespó negre. Es diferent al que succeeix amb els cartells de SE VENDE o SE ALQUILA que estan per tot arreu. En canvi les banderes no. Hi ha zones on hi ha moltes […]
Punto de vista
La alcoyanía en los tiempos del cólera (21): la apexinamenta general que nos invade
Crónicas del coronavirus en la industriosa ciudad del Serpis
Conozco un tipo que estaba en la terraza de un bar, que intentó beberse un tercio de Mahou sin quitarse la mascarilla y que acabó perdido de cerveza. Hay fumadores que han quemado una buena cantidad de guantes de látex mientras intentaban encenderse un cigarro. Y se han dado casos de brillantes economistas que tardan […]
Punto de vista
De Ferran Cabrera a Ovidio Montllor
¿Se han de traducir los nombres propios a otro idioma?

A raíz de la reciente actividad cultural promovida por el Ayuntamiento he recibido numerosas cartas de lectoras y lectores que me preguntan: Profesor Carreter ¿Es correcto traducir los nombres propios de uno a otro idioma? ¿Se debe convertir al oriolano Miguel Hernández en Miquel o – por qué no – Mikel? ¿Y al pintor Cabrera, nacido Fernando, en Ferran?

Y – continúan – si se permite en un sentido, es decir del castellano al catalán, es conveniente hacerlo en sentido contrario de forma que Pau Riba en determinadas circunstancias pudiera llamarse Pablo Riba, Oriol Tranvía Aurelio Tranvía y Quico Pi de la Serra Francisco Pi de la Serra o, ya puestos, Francisco Pino de la Sierra? ¿Se puede? ¿Es correcto?

Queridos lectores, vayamos por partes como dijo Jack El Destripador o, para el caso que nos ocupa, Jaume L’Esbudellador. Poder se puede. A los hechos me remito. De hecho ni siquiera es una cosa moderna ya que tamaña ocurrencia se viene perpetrando desde los tiempos en que Raimon Llull se convirtió en Raimundo Lulio y Roger de Llúria en Rogelio de Lauria.

Pero ¿es gramaticalmente correcto? Pues según la normativa de la Dirección General de Política Lingüística de la Generalitat de Catalunya y de la la R.A.E. no. Ya que si una dice que ‘no es tradueixen els noms propis de persona’ la otra señala que ‘los antropónimos no se traducen, excepto los de los miembros de las familias reales’ que son de sangre azul y que hay que darles de comer aparte.

Lógico. De otra manera ¿se imaginan el sindiós que supondría una exposición en la Llotja (o la Lonja) de obras inéditas de Pau Picasso i Juan Miró? ¿Y una conferencia sobre de autores del 27 y del 98 como Jordi Guillem, Pere Salinas, Rafel Alberti, Frederic Garcia Lorca, Gerard Diego o Gerard Dídac, Lluís Cernuda, Joan Gil Albert, Píus Baroja i Antoni Machado?

O la revuelta popular que se organizaría en caso de que se hiciera un concierto homenaje al cantautor alcoyano Ovidio Montllor, una muestra retrospectiva de la pintura d’Alexandre Soler (que firmaba sus cuadros como Alejandro) o la adjudicación de una vía pública a Camilo Sesto denominada Avinguda Camil Sesto o, si el consistorio se viniera arriba, de Camil Sisè? ¿No parecería más una calle dedicada a un Papa que a un cantante pop?

Por no hablar de los alcoyanos de origen chino que lleven por nombre Qing Lio que, en lo sucesivo serán conocidos en la lengua autóctona como Qing Embolic, o ese amigo noruego que todos tenemos en l’Alfàs del Pi, Thor Heyerdahl, que serà Bou o Toro Heyerdahl, o el famoso músico nipon Hiroshi Fuji que pasará a denominarse Generoso Fuji.

CONCLUSIÓN: En cuestión de nombres propios recomendamos aplicar la regla que, Josep Lluis Carod Rovira, ex líder d’Esquerra Republicana de Catalunya, expuso a unos jóvenes vallisoletanos al dirigirse a él como José Luis, en el programa ‘Tengo una pregunta para usted’ que, en esencia, vino a decir que él se llamaba Josep Lluís aquí y en la China popular.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario