Destacados
Punto de vista
Matando bares a cañonazos
El cierre de los locales de ocio nocturno, la legalidad y el sentido común
Vivimos tiempos extraños en los que todo el mundo apuesta por la inteligencia artificial y en los que nadie parece echar cuenta del sentido común. Las administraciones públicas son entes  paquidérmicos ajenos a toda lógica, que se han especializado en matar moscas a cañonazos. La situación creada con el cierre total de los locales de […]
Punto de vista
Obri la llauna
Un endoll, una claueta i l’instrument en mà. Un faristol mig recolzat d’amunt una taula, i una prestatgeria ordenada per a l’ocasió. Tot guardava per tal de disposar la següent lliçó... Tot, si els auriculars funcionaven, o no es queien, o qui sap qui i perquè, li venia de gust actualitzar-se
En pocs dies tornem re-agrupar-nos, amuntegar-nos i també il·lusionar-nos per tal de novament prendre parit en moltes lliçons. Tant a dins de classe coma fora esperant el nen que corre cap als braços de l’avi que l’espera, el proper curs ja ens està a l’aguait i disposat a avançar-nos per la dreta.
Punto de vista
El coronavirus y la teoría de la olla de pito
¿Serán capaces de aguantar los alcoyanos un periodo tan largo de privación de todas sus válvulas festivas de escape?
FOTO: PACO GRAU
Hay una teoría sociológica que asegura que Alcoy funciona con el mismo mecanismo que una olla de pito. Esta línea de pensamiento parte de una descripción tópica del carácter de los alcoyanos, a los que se considera una gente seria y trabajadora, poco dada a exteriorizar sus sentimientos.
Punto de vista
La alcoyanía en los tiempos del cólera (11): llega a sus pantallas “La derecha enloquecida”
Crónicas del coronavirus en la industriosa ciudad del Serpis
Javier Llopis, 5/04/2020
Los sectores más rancios de la derecha española siempre se han pirrado por el olor del napalm por la mañana

De los mismos autores del aclamado film “El PSOE puso las bombas del 11-M para que ganara Zapatero”, llega a sus pantallas “La derecha enloquecida”. Se trata de una superproducción bélica en cuyo reparto participan grandes estrellas del conservadurismo patrio. Periodistas, ideólogos, tertulianos y políticos con mando en plaza le pondrán al espectador el corazón en un puño en esta película en la que un grupo de heroicos hombretones de pelo en pecho salva a España del terror rojo.

El argumento es apasionante. Una banda de peligrosos socialcomunistas secuestra a todo un país, aprovechando la llegada de una pandemia mundial. Se trata de gente fanática y sin entrañas, capaz de dejar morir a miles de compatriotas y de arruinar la economía nacional con tal de lograr sus siniestros objetivos. Los guionistas de esta peli de acción desarrollan con brillantez un relato estremecedor: poco a poco, mientras crecen las listas de muertos y de parados, España se irá transformando en una república bolivariana y una buena mañana, nos encontraremos con que nuestro presidente de Gobierno es un comandante con acento caribeño, vestido con un uniforme verde oliva y tocado con una amenazante boina con una estrella roja. Frente a estas hordas colectivizadoras y asesinas, se levanta un comando de aguerridos patriotas, formado por dos locutores de radio tronados, un par de columnistas kamikazes y una selección de los diputados más bocazas del PP y Vox. No les destriparé el final de esta historia; por que en estas cosas conviene mantener la emoción.

Como los sectores más rancios de la derecha española siempre se han pirrado por el olor del napalm por la mañana, esta película no ahorra las situaciones dramáticas, los espectaculares efectos especiales y los momentos sangrientos. El hecho de que España esté gobernada por un gobierno democráticamente elegido, no arredra a estos imaginativos guionistas, que convierten el derrocamiento de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en una cruzada moral absolutamente justificada. No se escatiman medios para subvertir el orden constitucional: legiones de trolls perfectamente organizados difunden las peores mentiras por internet y por los medios de comunicación amigos, se abandona hasta el más mínimo resto de lealtad institucional y se vierten toneladas y toneladas de miedo sobre la ciudadanía, en un intento descarado de conseguir un estado de conmoción general que haga aceptable lo inaceptable.

NOTA FINAL. Los primeros visionados de “La derecha enloquecida” están teniendo efectos inesperados en el patio de butacas. Conozco tipos que consideran a Pedro Sánchez como el presidente más incompetente de nuestra democracia y que creen que está pilotando la crisis del coronavirus con el culo. A pesar de eso y por extraño que parezca, esos mismos tipos expresan su total apoyo al dirigente socialista y consideran que su continuidad en el cargo es el único camino viable para que España salga de esta crisis de una forma más o menos civilizada. Esta contradicción tiene una explicación muy sencilla: a la derecha española se la ha vuelto a ir la mano con la épica, ha sobreactuado de forma lamentable y de tanto profetizar el Apocalipsis han acabado convirtiéndose ellos mismos en la personificación del Apocalipsis. Dicho en plata: esta gente asusta y lo último que necesita este país es una ración suplementaria de pánico.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario