Destacados
Punto de vista
Lo innombrable
Unas líneas sobre el eterno debate sobre la duración de las Entradas de Moros y Cristianos de Alcoy
Foto: Paco Grau
Es uno de esos temas de los que habla toda la gente, pero que nunca salen en los periódicos, ni en las radios, ni en las teles. Una vez acabadas las Fiestas, miles de alcoyanos se hacen unos a otros las mismas preguntas: ¿son demasiado largas las Entradas de Moros y Cristianos?,
Punto de vista
Les dones de la festa d’Alcoi en números
Analitzem el nombre de dones en la festa d’Alcoi, assenyalem com estan canviant les coses en estes festes tradicionals per mostrar que encara queda molt de camí per arribar a la igualtat
Foto: Paco Grau
Pels volts del 23 d’abril se celebren les festes d’Alcoi, declarades d’interés turístic internacional, que estan modificant-se lentament per admetre la participació de les dones. Una de les bones notícies és que unes 33 dones han fet esquadra enguany, això suposa un 5,8 % del total de persones que han gaudit d’eixa formació. L’esquadra és una […]
Punto de vista
Entradeta 2019
L’heterogeneïtat La cinquena entradeta de Fonèvol va ser molt emocionant. Teníem ganes de passar-ho bé. quina alegria que alguna dona que mai ha pogut desfilar pel carrer puga fer-ho i que les persones agafen el sabre, no importa si és amb estil o de forma maldestra. Quin goig celebrar una activitat oberta sense mirar el […]
Punto de vista
La semana: enramadas, fugas e industria
La actualidad ha venido marcada por las ilusionantes noticias empresariales y por las convulsiones políticas
Javier Llopis, 7/03/2014
Imagen de la reunión entre las patronales de l'Alcoià, El Comtat, la Foia de Castalla y la Vall d'Albaida

Ha sido una semana intensa, que se iniciaba con el ritual prefestero de la colocación de la enramada. A lo largo de los últimos siete días, hemos tenido prácticamente de todo: desde ilusionantes propuestas para fomentar la industria, a fugas políticas rodeadas por la sospecha y la especulación. Una mención especial y triste para el fallecimiento de Ernesto Valor Calatayud.

Pellizcos de monja

Los periódicos del domingo nos informan de un nuevo acto para reivindicar la continuidad y la mejora de la línea férrea Alcoy-Xàtiva: una marcha ciclista en la que participa un centenar de personas. Uno hace memoria y aparece una lista casi interminable de pequeñas movilizaciones ciudadanas para exigir que se solucione el desastre de este tren tercermundista. Me quedo con la impresión de que estamos propinando entrañables e inofensivos pellizcos de monja a unas administraciones públicas, que pasan hasta el culo de nosotros y de nuestro ferrocarril. Es inevitable llegar a una conclusión: este problema no se solucionará hasta que haya una gran reacción comarcal, con manifestaciones multitudinarias, protestas ciudadanas de envergadura, implicación de ayuntamientos y pronunciamiento rotundo de las entidades económicas y sociales de la zona. Es inevitable llegar a la conclusión de que esto no se arreglará hasta que consigamos asustar a algún gobernante de Valencia o Madrid para que afloje la pasta. Mientras tanto, seguiremos tranquilizando nuestras conciencias participando en actos minoritarios absolutamente encomiables, pero escasamente efectivos.

Vivir enramados

Si uno echa números, acaba llegando a la conclusión de que los alcoyanos nos tiramos más de la mitad de nuestras vidas con alguna enramada colgando por encima de nuestras cabezas. Apenas iniciado el mes de marzo, los operarios municipales empiezan la ingente tarea de montar la enramada festera, que nos acompañará hasta bien entrado el mes de junio. Tras el paréntesis veraniego, se inicia el montaje de las banderolas y de los adornos para la fiesta de la patrona. Una vez retirado este material, se monta la iluminación navideña y en pocos días las calles y los escaparates se llenan de tirisitis y de pajes negros de pega y así, un año tras otro en un bucle eterno. Hay opiniones para todos los gustos. Los más agoreros aseguran que el desmedido afán de los alcoyanos por resaltar y dar brillo a los momentos extraordinarios de su calendario les impide ocuparse del puñetero día y a día y así nos luce el pelo. Otros opinan que sin este amor por los grandes acontecimientos tradicionales, esta ciudad ya habría desaparecido del mapa o se habría convertido en una pedanía de Cocentaina. ¡Escojan un bando y… a discutir se ha dicho!.

Buena gente

Ernesto Valor Calatayud era aquel hombre que siempre estaba ahí para sacarte de una duda sobre la historia de la música alcoyana y para evitarte una metedura de pata colosal en algún artículo. Sus colaboraciones llegaban trabajadas y puntuales, cada vez que el periódico lo requería para una ocasión especial. En un mundo, el de la cultura, plagado de divismos y de ostentosos protagonismos personales, Valor representaba la modestia y el rigor totalmente desprovisto de alharacas. Aunque sus trabajos de investigación son de consulta obligada, sus valiosas aportaciones siempre chocaron con un cierto aire de superioridad “dotora” esgrimida por el mandamás cultural de turno. Con el fallecimiento de Ernesto Valor, Alcoy pierde una de esas figuras  que pasan por la vida sin ruido, pero que resultan imprescindibles para la construcción del alma colectiva de una ciudad. Buena gente.

Una foto inédita

Aunque parezca mentira, esta semana hemos asistido a un acontecimiento inédito: una reunión de las patronales de l’Alcoià, El Comtat, la Foia de Castalla y la Vall d’Albaida, para diseñar juntas una estrategia para el desarrollo industrial de esta zona. La primera reacción ante este hecho totalmente insólito es exclamar un enorme “más vale tarde que nunca”. Hay que alegrarse, tras comprobar que finalmente los empresarios se han dado de bruces con dos evidencias monumentales. La primera señala que esta franja (formada por las comarcas del  norte de Alicante y por las del sur de Valencia) tiene una única posibilidad de futuro: presentarse ante los  poderes políticos de Valencia y de Madrid como un territorio con necesidades y reivindicaciones comunes, poniendo sobre la mesa la capacidad de presión de un área con cerca de 300.000 habitantes. La segunda evidencia es una verdad de Perogrullo, que muchos se empeñan en negar: estas comarcas serán industriales o no serán nada, el porvenir de estas poblaciones pasa por mantener y renovar su tradicional sector industrial; el resto –turismo o servicios- son puros complementos, que nunca nos sacarán de pobres.

Lo previsible

La apertura del puente Francisco Aura provoca un aumento del tráfico en el barrio del Viaducto: el Ayuntamiento estudiará soluciones tras las denuncias de los vecinos. Así sonaban, más o menos, los titulares en prensa y en radio. Hay cosas absolutamente previsibles, que a nadie se le ocurre prever. Si el nuevo puente no hubiera provocado un aumento del tráfico en el barrio del Viaducto, estaríamos ante una infraestructura absolutamente fracasada y con una utilidad más que discutible. Sin embargo, en España la política se hace así: primero se construyen las cosas, luego se espera a ver qué pasa y después, se buscan las soluciones al problema.

Expediciones orientales

Hay que darle un voto de confianza a la política turística del actual Ayuntamiento de Alcoy. Para intentar captar turistas chinos, la corporación ha conseguido que una expedición de tour operadores del país asiático visite la ciudad y conozca su cultura y su fiesta. Sus predecesores en el gobierno municipal, los populares de Sedano, quisieron también acceder al mercado el turístico japonés, pero hicieron justamente lo contrario:  subieron la ciudad en un avión, la transportaron a Japón y montaron una carísima expedición promocional, que no ha servido absolutamente para nada. No sé si las promociones chinas del gobierno actual tendrán éxito, pero lo que sí está claro es que nos saldrán mucho más baratas que aquel delirante viaje al país del sol naciente. Por cierto, han pasado seis años y nadie ha dado explicaciones de aquel fiasco oriental, en el que se despilfarraron miles de euros de dinero público sin obtenerse ningún resultado. Seguimos a la espera de la anunciada avalancha de turistas nipones.

Donde más duele

A falta de 14 meses para las próximas elecciones municipales, la concejala Lucía Granados abandona el PP y se pasa al grupo mixto. La pregunta es obligada ¿estamos ante un hecho puntual o se trata del primer capítulo de una serie de dimisiones estratégicas destinada a socavar la expectativas populares?. La bancada del PP está llena de antiguos sedanistas sin ningún futuro político, a los que en estos momentos les da igual ocho que ochenta. Simultáneamente, se anuncia el posible regreso de Miguel Peralta a la política activa tras un largo periodo de desaparición. Algo está pasando en las filas del PP.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario