Destacados
Punto de vista
Matando bares a cañonazos
El cierre de los locales de ocio nocturno, la legalidad y el sentido común
Vivimos tiempos extraños en los que todo el mundo apuesta por la inteligencia artificial y en los que nadie parece echar cuenta del sentido común. Las administraciones públicas son entes  paquidérmicos ajenos a toda lógica, que se han especializado en matar moscas a cañonazos. La situación creada con el cierre total de los locales de […]
Punto de vista
Obri la llauna
Un endoll, una claueta i l’instrument en mà. Un faristol mig recolzat d’amunt una taula, i una prestatgeria ordenada per a l’ocasió. Tot guardava per tal de disposar la següent lliçó... Tot, si els auriculars funcionaven, o no es queien, o qui sap qui i perquè, li venia de gust actualitzar-se
En pocs dies tornem re-agrupar-nos, amuntegar-nos i també il·lusionar-nos per tal de novament prendre parit en moltes lliçons. Tant a dins de classe coma fora esperant el nen que corre cap als braços de l’avi que l’espera, el proper curs ja ens està a l’aguait i disposat a avançar-nos per la dreta.
Punto de vista
El coronavirus y la teoría de la olla de pito
¿Serán capaces de aguantar los alcoyanos un periodo tan largo de privación de todas sus válvulas festivas de escape?
FOTO: PACO GRAU
Hay una teoría sociológica que asegura que Alcoy funciona con el mismo mecanismo que una olla de pito. Esta línea de pensamiento parte de una descripción tópica del carácter de los alcoyanos, a los que se considera una gente seria y trabajadora, poco dada a exteriorizar sus sentimientos. Una vez establecida esta verdad “irrefutable”, se […]
Punto de vista
Sobre el rigor histórico
Parecería más bien que el rigor, en Alcoy, se vuelve de capital importancia solamente cuando nos enfrentamos a la integración de la mujer en la fiesta

Tras la presentación, el pasado 4 de diciembre, del libro de Josep Tormo ‘El café gelat o café licor- 170 anys d’història de l’aperitiu café alcoià’, cabría preguntarse si el rigor histórico de la Festa alcoyana es, en realidad, tan riguroso como se nos dice.

Y si lo fuera, ¿no deberíamos cambiar el café licor por alguna otra bebida más históricamente correcta? ¿No habría que revisar los menús y los refrigerios que se sirven en las filaes del bando moro, para eliminar de ellos ‘les pilotetes de carn’, el alcohol o los platos de jamón? ¿Acaso los ballets y los boatos constituyen una representación fidedigna de la realidad histórica de las batallas?

Parecería más bien que el rigor, en Alcoy, se vuelve de capital importancia solamente cuando nos enfrentamos a la integración de la mujer en la fiesta, a la normalización de su presencia en determinados actos festeros.

Al realizar una búsqueda histórica muy ligera sobre el papel de la mujer en los conflictos armados, encuentro que las mujeres de todos los países, desde Rusia a los confines de la Patagonia, pasando por Oriente, han luchado, desde que el mundo es mundo, y mucho. Lo han hecho disfrazadas de hombre y vendadas bajo el uniforme, en ejércitos regulares, donde se les negaba el acceso. También lo han hecho «a pecho descubierto», libres de vendajes, en la mayoría de agrupaciones guerrilleras de los cinco continentes, hasta nuestros días. Lo han hecho en cuanto han tenido ocasión, antes o después de haber gestado y destetado a los hijos, afortunadamente y para mayor continuidad de nuestra especie. Y lo siguen haciendo en la actualidad, en batallones femeninos de todos los lugares del mundo, mano a mano con los hombres e, incluso, al mando de ellos.

¿Qué pasa entonces en Alcoy? ¿Formamos las mujeres alcoyanas parte de algún subgrupo de mujeres pusilánimes e impedidas para la lucha? ¿Acaso no somos capaces de representar a todas esas mujeres que han peleado a lo largo de la historia y que lo siguen haciendo en la actualidad?

Dadas las actuales circunstancias, parece pues que ha llegado el momento de mirar a ‘la Festa’ como lo que es, una fiesta que mantiene algunas tradiciones… y otras no, una fiesta que ahora busca ser fiesta de tod@s, por encima de otras consideraciones, una fiesta que necesita, urgentemente, una revisión en profundidad y ‘una miqueta de trellat’, que podría llegar de la mano de los hombres y también de las mujeres, en cuanto se nos permita acceder a los puestos de decisión en la misma.

Por el momento y ante la presente dificultad estatutaria de sacar a la calle una Diana femenina del Capitán Moro, podríamos pensar qué ocurriría si eligiéramos, también en previsión de futuras Glorias dobles, a una Sargento del bando moro y a una Sargento del bando cristiano. ¿Supondría esto una falta de respeto a alguna de nuestras tradiciones o a la sobriedad que caracteriza a la Festa alcoyana? ¿De verdad pensamos que una mujer Sargento tendría alguna dificultad en liderar la escuadra en cuestión?

Lo cierto es que la sociedad alcoyana se enfrenta a un proceso de adaptación a la nueva realidad de nuestra fiesta, proceso durante el cual las mujeres podremos aportar nuestra capacidad resolutiva, podremos decidir nuestro nivel de implicación, podremos debatir sobre muchos temas emergentes y podremos hacerlo siempre desde el respeto, la igualdad y la colaboración.

Por la buena realización de ese proceso, ‘avant la Festa i visca Sant Jordi!’

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario