Destacados
Punto de vista
El doloroso silencio de una tragedia alcoyana
Los partidos y la ciudadanía de Alcoy deben pararse a reflexionar y exigir explicaciones claras sobre los 73 fallecimientos en el geriátrico de Oliver
Los muertos de las residencias privadas de la Comunidad de Madrid ocupan páginas y páginas en la prensa nacional y llenan centenares de horas de tertulia en las teles y en las radios. Los muertos del geriátrico de Oliver ven pasar el tiempo en medio de un silencio casi absoluto, sin que nadie sepa explicar […]
Punto de vista
Confinats
Amb la necessitat de mantenir lliçons de manera telemàtica, certs alumnes han tingut problemes per poder realitzar correctament les trobades amb els seus mestres
Amb aquesta COVID-19 hem après, recordat i oblidat moltes coses, i amb la música no anava a ser diferent, especialment en la seva vessant acadèmica. A les aules, assajos i docència en general trobem molts factors a analitzar, tenir en compte i sobretot amb els que empatitzar.
Punto de vista
Escriure
La veritat és que a mi Escriure m’ha salvat la vida, com vos ho dic, i quasi sense voler s’ha convertit en una de les meues passions
Ja farà uns anyets vaig quedar a fer-me un timonet amb Javier Llopis i em va demanar que participara amb algun Escrit en el projecte que acabava d’arrancar amb Pep Jordà i que li havien posat el curiós nom de Tipografia La Moderna. Li vaig agrair la seua confiança en mi, però també li vaig […]
Punto de vista
Una escuadra muy especial
Una reflexión, con perspectiva, sobre de la participación de la primera escuadra femenina en las fiestas de moros y cristianos de Alcoy.
Salva Pérez, 13/05/2015

Han pasado varios días desde que el caballero dorado hizo su “aparició” por las almenas del castillo a lomos de su inseparable caballo blanco, lanzando flechas por doquier para liberar a los alcoyanos de las huestes mahometanas.

Desde entonces seguro que cualquier recoveco de la ciudad, tertulia matutina en el bar habitual tomando el desayuno, en el trabajo e incluso en la calle, han servido para comentar centenares de anécdotas sobre la trilogía festera: que si el capitán cristiano esto, que si la del mig aquello, que el capitán moro lo de más allá, que si tal filá hizo un corte porque cual. En fin, que historias han habido para todos los gustos. Pero una de esas anécdotas ha marcado el punto de inflexión en la historia de la fiesta alcoyana.

En una de esas tertulias matutinas pude escuchar que la tradición se había perdido al dejar arrancar diana a una escuadra de mujeres. Que las fiestas habían perdido su identidad y la pasión.

En primer lugar, decir que la tradición es como las reglas o las estadísticas; están para romperlas. Se habla de perder la tradición porque la mujer se coloque en primer plano en la fiesta y no en segundo como hasta ahora. Entonces, no debería haberse cambiado las fechas de las fiestas a fin de semana; la tradición dice que son 22, 23 y 24 de abril. No se tendría que haber cambiado el recorrido del alardo y con ello el encaro – hay una calle que lleva este nombre porque antiguamente se realizaba en ella el encuentro de capitanes –. Si hacemos caso a la tradición nada de esto tendría que haber sufrido cambio alguno. ¿Por qué se ha cambiado? Para amoldarse a la situación económica actual, para recibir mayor afluencia de turistas. En definitiva, por la evolución.

No se puede detener el progreso. Nuestra forma de vida se ha modificado con la llegada de internet, los smartphones y las redes sociales. Recuerdo aquellos viernes por la tarde cuando los amigos nos reuníamos en el banco – una entidad bancaria que había en el camí –. Era una tradición que con el paso de los años ha evolucionado. Ahora nuestro punto de encuentro es el muro de Facebook.

La historia de San Jordi sigue siendo la misma: montado en su caballo lanzando flechas para liberar la villa de Alcoy de los moriscos. Esta historia no cambiará con el paso de los años pero la historia de las fiestas se ha reformado, o mejor aún, se ha modernizado, por qué no seguir con la evolución de la fiesta. Igual de espectacular puede ser una escuadra especial de hombres que de mujeres. Dejemos que se coloquen en primer plano. Demos a la mujer un papel principal en la fiesta y que no sigan siendo el personaje secundario de un relato monótono. Demos a la narración de las fiestas ese giro inesperado que toda novela tiene. Quizás sea el reclamo que necesita nuestro festejo para atraer más turistas. Dejemos rienda suelta a la pasión por la trilogía.

La pasión por las fiestas es un sentimiento que se lleva dentro. Ninguna renovación en la historia de las fiestas puede apagar esa pasión ni en los festeros ni en “els mirons”. Una mujer festera puede sentir igual o mayor pasión por la trilogía que un festero.

Las chicas de la filá Marrakesch no han hecho perder la tradición, han hecho historia y han cambiado la historia. Reescribamos año tras año la historia de las fiestas como un escritor reescribe su novela.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:
COMENTARIOS

  1. Inge Crokaert says:

    La tradición es como las reglas o las estadísticas; están para romperlas.

    Me alegro que las mujeres pueden formar escuadra; ahora falta que un dragón reemplaza los «moros» abajo de san Jorge, que las mujeres no se limiten a imitar los hombres en las fiestas de Alcoy, que hay música folk-jazz-reggae-blues-rock-soul…, teatro, baile y saltimbanquis en las calles y plazas, que todos los museos de nuestra ciudad estén abiertos, que las fiestas sean populares de verdad.

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario